Decora con velas flotantes en Halloween

Maite Córdova Vena · 31 diciembre, 2018
La decoración de ciertas festividades, como el Halloween, puede resultar muy divertida de idear y preparar. Por ello, a continuación, te proponemos una accesorio muy singular.

La decoración con velas flotantes viene a ser un detalle muy original y, sin duda, lleno de magia. Se trata de un accesorio que llama mucho la atención y que es muy fácil de hacer, ya que necesita muy pocos materiales.

Ahora bien, ¿de dónde salió esta idea? Pues bien, lo cierto es que tiene su origen en el universo de una saga, tanto literaria como cinematográfica, de gran popularidad: Harry Potter.

En el castillo de Hogwarts, miles de velas flotaban cerca del techo encantado del Gran Comedor, donde los alumnos de todas las casas se reunían para compartir y disfrutar. Sin embargo, en este universo no solo flotaban durante la noche de Halloween, sino todo el año.

Gracias a los aficionados que decidieron buscar la forma de traer algo de magia a sus hogares, se popularizó este tipo de decoración para la noche del 31 de octubre. Descubre cómo se hacen a continuación.

Rollos de cartón

Velas flotantes: paso a paso

Materiales

  • Tijeras.
  • Pintura blanca.
  • Papel periódico.
  • Silicona caliente. 
  • Velas de bombillas LED.
  • Ventosas de plástico.
  • Varillas de alambre de jardinería.
  • Ventosas para cristal.
  • Varios tubos de cartón (de papel de cocina, preferiblemente).

Elaboración

  • En primer lugar, define el número de velas flotantes que vas a querer en tu decoración. En función de ello, reúne la cantidad de tubos de cartón necesaria.
  • Toma cada uno de los tubos y córtales uno de los extremos de forma irregular, para imitar la forma de una vela.
  • A continuación, toma un poco de papel periódico y arrúgalo. Introduce papel en cada uno de los tubos de cartón. La idea es obtener una base estable donde se pueda introducir después la vela de luz LED.
  • Ahora, toma los alambres e introdúcelos en el interior de los tubos de cartón.
  • Con ayuda de la pistola, aplica silicona caliente a lo largo de los tubos imitando la cera corrida de una vela. Cuantas más gotas se escurran a lo largo del tubo, más realista será el resultado.
  • Coloca los tubos de cartón en las varillas de alambre para que se sequen.
  • Una vez estén bien secos, procede a pintarlos de blanco. Puedes utilizar pintura acrílica, o bien pintura en espray. Deja secar y aplica otra capa.
  • Retira las varillas e introduce las velas LED dentro de cada tubo. 
  • Ahora llega el momento de hacer que las velas floten. Para ello, deberás colocar una ventosa en la parte central de cada tubo de cartón. Y ¡listo! ya podrás colgar tus velas flotantes en las paredes o en las ventanas.

Alternativa

  • Otra forma de hacer que tus velas floten es abrirles un pequeño orificio cerca de uno de los bordes superiores del tubo y atar a este un trozo largo de hilo de pescar (transparente).

Te puede interesar: Decorar con unicornios, una tendencia mágica

Una decoración espectacular

Decoración para Halloween.

Si decides seguir la línea que se inspira en la estética del mundo de Harry Potter, puedes añadir un par de calabazas flotantes a tu decoración. El procedimiento de elaboración viene a ser bastante similar al de las velas.

Para elaborar tus calabazas, deberás buscar materiales ligeros y fáciles de manipular. Y en cuanto al proceso artístico, este dependerá de qué tipo de resultado quieras obtener. Para un estilo realista, quizás la mejor opción no sea el papel, sino una bola de papel forrada con papel periódico y pegamento.

Para conseguir una decoración para Halloween espectacular, no es necesario irse hacia lo infantil o lo tétrico. De hecho, puedes optar por lo mas sencillo: decorar con calabazas naturales, sin ningún tipo de ornamento y crear rincones diferentes o bien, centros de mesa. Otras ideas son:

  • En lugar de colocar una calabaza de plástico, incorpora una calabaza de verdad y píntala de un solo color: dorado, plateado, bronce, negro, blanco o incluso, azul o rosa pastel. De esta manera, conseguirás un accesorio muy chic.
  • También puedes pintar la calabaza de un color y luego añadirle toques de brillo con lentejuelas grandes, purpurina o chispas de otro color. En este sentido, tienes libertad para decorarla a tu gusto.
  • Reúne varias ramas y hojas secas y píntalas con pintura en espray de color negro. Luego, colócalas en fuentes, jarrones o, bien, a modo de móvil. Le darás a tu hogar un toque ‘oscuro’, a través de lo sencillo y natural.

A pesar de que el Halloween no es una fiesta típica de muchos países, la globalización ha conseguido sumar entusiastas alrededor de todo el planeta. Y aunque muchos no celebren o lleguen siquiera a disfrazarse, sí que les resulta divertido incorporar algo nuevo en su decoración.