Decoración a partir de una botella de plástico

2 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Una botella de plástico puede ofrecer múltiples posibilidades. Sé creativo y dale a tu hogar un toque original.

Todos sabemos que el plástico es un material muy contaminante. Nuestros océanos están almacenando cada vez más y más residuos que echamos directamente a los ríos. Para colaborar con la naturaleza, explota las posibilidades de decoración a partir de una botella de plástico.

Parece que cada vez que hemos utilizado algo debemos desprendernos de él y tirarlo a la basura. En el fondo, todo tiene una segunda vida y podemos darle otra utilidad. Una manera interesante es destinar el proceso de reciclaje a fines decorativos.

La próxima vez no tires nada, porque siendo creativo y utilizando la imaginación, pueden realizarse multitud de elementos que adornen las habitaciones. Veamos a continuación algunos ejemplos que ilustren la manera de trabajar el plástico.

Macetero hecho con una botella de plástico

Botellas de plástico recicladas.

Una botella de plástico, de más de un litro de capacidad, puede tener muchas utilidades. Existen tutoriales en internet donde te demuestran cómo sacarle provecho a un producto de este tipo. Nosotros te damos un ejemplo que te ayudará a la decoración del hogar:

  • Una vez que se ha vaciado la botella por dentro, recorta solamente la base, que sea más o menos del tamaño de un palmo de la mano. Para ello necesitarás un cúter. Trata de que el corte sea lo más preciso posible y que se mantenga la línea de manera uniforme.
  • Utilizando un mechero, puedes quemar un poco los bordes para que puedan doblarse y que quede más suavizado.
  • Haz dos agujeros a los lados para poder introducir una cuerda. La finalidad es que quede el recipiente suspendido; es decir, para que sea colgado en altura. También puedes hacer algún agujero en la base para que drene el agua.
  • Puedes pintar el exterior con la temática que prefieras: motivos geométricos, un color liso, una figura, contenido infantil, etc. Los pigmentos que mejor se adhieren al plástico son los acrílicos.
  • Por último, introduce arena y la planta o una maceta directamente en su interior. Procura que no sea demasiado grande, principalmente, porque tiene que adaptarse al tamaño del cuenco.

Animales a partir de envases

Animales a partir de botellas de plástico.

Cualquier envase que hayas utilizado en casa de un producto de limpieza, de un gel de ducha o de algún alimento puede ser útil para realizar un animal. Aunque sea algo subjetivo, aplicando la imaginación podemos hacer decoración infantil.

  • Un ejemplo puede ser el envase de un detergente. Suele tener forma ovalada, alargada y una base que sirve para el apoyo.
  • Solamente quítale las etiquetas; en el resto no es necesario hacer cortes ni eliminar nada de lo que ya tiene, inclusive el propio mango de agarre.
  • A continuación, haz que la zona del embudo por donde sale el líquido se convierta en el hocico. Puedes pegarle dos tapones que sirvan de ojos, uno a cada lado y unas orejas mediante algún elemento que tenga una forma parecida.
  • Finalmente, colócale unos cuernos y pelo reutilizando otros recursos. Por ejemplo, los primeros pueden hacerse a partir de una percha o unos tubos finos cortados; las segundas, con los dedos de unos guantes de plástico.
  • Lo que se ha conseguido es simular las cabezas de unos animales, pudiendo ser colocadas en una pared.

La imaginación lo es todo en el mundo de la decoración.

Manteles realmente originales

Tapones de plástico de colores

Las botellas y los envases nos proporcionan un elemento que puede llegar a ser realmente productivo: el tapón. Los tenemos de distintos colores y poseen una forma circular, ofreciendo muchas facilidades de combinación.

Estéticamente son muy interesantes. Una posibilidad es realizar manteles pequeños a partir de los propios tapones. ¿Cuál sería el procedimiento?

  • Ve guardando todos los tapones que puedas durante un buen período de tiempo. En un solo mantelito podemos utilizar hasta cien tapones. Eso sí, todo dependerá del tamaño que queramos que sea.
  • El procedimiento es muy sencillo: hay que aplicar pegamento superfuerte en los laterales de cada tapón, ya que los que se sitúen por el centro estarán adheridos al menos a cinco tapones. En cambio, los que estén en los laterales no precisarán tanto pegamento.
  • Trata de que exista dinamismo en cuanto a los colores; es decir, no aglutines los del mismo tipo en una zona concreta y quede descompensada la cromaticidad. Es preferible que haya variedad.

Hemos podido comprobar cómo a partir de una botella de plástico se pueden realizar varios recursos. Da fruto a tu imaginación y haz tus propios elementos de decoración.

Careaga, Juan Antonio: Manejo y reciclaje de residuos y envases, Sedesol, 1993.