Haz tus propias lámparas en breves pasos

Sofía Sangrador · 15 agosto, 2018
Si te gusta la tendencia DIY, tienes que conocer estas ideas sobre lámparas que puedes hacer reutilizando materiales que tengas en casa. ¡Son fáciles y quedan preciosas!

Si te gusta la tendencia DIY, conocida también como ‘hazlo tú mismo’, atrévete y haz tus propias lámparas siguiendo las ideas que te dejamos en el siguiente artículo.

En este caso, queremos centrarnos en lámparas de techo, aptas para cualquier tipo de espacio o estilo. Cocinas, dormitorios infantiles… hay muchas posibilidades para cada habitación.

Como verás a lo largo del artículo, apenas vas a necesitar materiales y, aquellos que necesites, probablemente ya los tengas en casa. Por tanto, estas lámparas no dejan de ser opciones asequibles y económicas.

Lo único que necesitas tener de antemano son las bombillas o guirnaldas —en función del ambiente que quieras crear— y algún tipo de adhesivo. En algunos casos un poquito más complejos, te recomendamos que adquieras estructuras de lámparas.

A continuación, te dejamos cinco posibilidades distintas para que las tengas en cuenta a la hora de hacer tus lámparas.

Cómo hacer tus propias lámparas en casa

1. Recicla las anillas de las latas

Esta es una de las ocasiones en las que es mejor que adquieras previamente una estructura de lámpara. Por muy pequeña que vaya a ser la lámpara, necesitarás bastantes anillas, como mínimo unas 350.

En función del estilo que estés buscando, puedes optar por anillas de colores o, al contrario, por las típicas anillas de aluminio. Con estas últimas, conseguirás un resultado más homogéneo.

Después, tienes que comenzar a realizar filas de anillas, rodeando toda la estructura circular. Las de la primera fila tienen que estar dobladas, para que queden bien sujetas. Para unir las anillas, tienes que hacerles un pequeño corte, que luego quedará oculto por la siguiente fila de anillas.

Continuaremos haciendo esto hasta cubrir por completo toda la estructura de la lámpara. Este tipo de lámparas puede quedar bien en ambientes modernos o con estilo industrial.

Lámpara de madera negra.

2. Haz tus propias lámparas tejiendo

Para confeccionar estas lámparas, solo debes escoger la técnica para tejer que más te guste para decorar el espacio pertinente. Puedes hacer otros accesorios para esa misma habitación con el mismo tipo de técnica, para que el resultado sea más homogéneo.

Algunas opciones consisten en usar el ganchillo, el crochet o el macramé… Cuando hayas terminado de tejer, tienes que inflar un globo hasta que alcance el tamaño que tienes en mente para tu lámpara. 

Después, pega el tejido sobre el globo, cubriendo prácticamente toda la superficie, excepto la parte superior. Es por ahí donde pasarán los cables y la bombilla.

Una vez cubierta toda la superficie, solo tenemos que pinchar el globo. El tejido, al haber sido pegado con adhesivo, mantendrá la forma circular adoptada al rodear el globo.

3. Con botellas y frascos

Ahora puedes aprovechar las botellas de plástico que no utilizas para hacer con ellas manualidades; esta actividad les encantará a los más pequeños de la casa. Lo mismo ocurre con las botellas o frascos de cristal, quedarán muy bien a modo decorativo.

La opción más sencilla consiste en escoger varias botellas e introducir pequeñas bombillas o guirnaldas de lucecitas en su interior. Después, solo tienes que colgarlas desde un punto del techo, dejando cada una a una altura.

Si quieres un ambiente más acogedor o romántico, puedes escoger botellas con cristal de diferentes colores, para jugar con los efectos lumínicos.

Otra posibilidad un poquito más complicada consiste en recortar los fondos de las botellas de plástico y quedarte con su parte superior; verás que la forma resultante es parecida a una flor. Pégalas de la forma que más te llame la atención; pueden quedar muy bien con forma de cascada.

4. Usa accesorios de cocina

Si hay piezas de tu vajilla a las que ya no das uso, plantéate reutilizarlas para hacer una nueva lámpara. Un ejemplo muy visto en gastrobares y restaurantes son los típicos ralladores de queso o pan.

Debes coger cuatro del mismo tamaño y unirlos. La luz, al pasar por los orificios, creará bonitos juegos lumínicos. Podemos escoger bombillas de colores, quedarán genial.

Otra idea consiste en usar cucharas de plástico y una botella que no vayas a usar. Debes cortar el mango de las cucharas, ya que no los vamos a utilizar. Después, pega alrededor de toda la botella las cucharas. Si quieres, puedes pintar algunas para crear algunos diseños.

Lámparas hechas con tarros de cristal.

5. Reutiliza lámparas de papel

Por último, queremos dejarte una idea más, que consiste en coger las típicas lámparas de papel y personalizarlas tú mismo. Si te gusta el handmade o el DIY, es muy buena opción.

Aunque las podemos encontrar de colores o con algunos diseños, por lo general son de color blanco. Lo único que debes hacer es pintarla con pintura específica para ello o decorarla con abalorios, purpurina, textiles o figuritas de papel; para esto, encontraremos también adhesivos específicos.

Otra alternativa, aunque es más efímera, consiste en hacer globos luminosos, que quedarán genial para decorar en las fiestas. Debes introducir en ellos unos diodos de LED encendidos, que durarán entre 24 y 48 horas. Con ellos, el ambiente será muy bonito y acogedor.

Hacer tus propias lámparas no es tan difícil, no te llevará mucho tiempo y tampoco te hará gastar mucho dinero. Por tanto, esperamos que te animes. Además, hay muchas opciones disponibles si te gusta reciclar y reutilizar materiales.