5 vestidores para las habitaciones de los niños

Yamila Papa · 17 noviembre, 2018
Las habitaciones de los niños hoy en día son muy diferentes a las de unas décadas atrás. ¡Si hasta algunas de ellas cuentan con vestidor propio! Y mucho espacio para guardar sus pertenencias.

Quizás podemos creer que los vestidores son solo para personas adineradas con casas enormes, sin embargo, podemos adaptarlos a nuestros espacios, presupuesto y cantidad de ropa.

Incluso, podemos colocar vestidores en las habitaciones de los niños para que ellos tengan acceso a todas sus prendas sin problemas y a partir de cierta edad elijan qué se quieren poner según la ocasión. Te contamos más en el siguiente artículo.

¿Vestidores para niños?

Solemos pensar que los vestidores están pensados para mujeres con muchos zapatos y bolsos o para hombres con decenas de trajes. Pero no es necesario tener mucho dinero ni una casa de decenas de metros cuadrados para disfrutar de sus ventajas.

Un vestidor es un elemento más que interesante tanto para el orden como para la decoración. Nos permite colocar la ropa de una manera más organizada (siempre y cuando seamos ordenados) y además le aportan un aire especial a nuestra habitación.

Vestidor infantil.

Y si bien hasta hace un tiempo solo los adultos disfrutaban de un vestidor, lo cierto es que hoy en día también muchos niños cuentan con este organizador en sus habitaciones. Es que en la actualidad… ¡Los peques tienen muchísima ropa! Sobre todo si son niñas o adolescentes, no habrá lugar disponible para que guarden tantas prendas, bolsos, zapatos y accesorios.

Si vivimos en una casa propia podemos instalar un vestidor en la habitación de nuestros hijos desde pequeños y así no tener que comprar un armario primero y hacer el cambio cuando crecen. Además que algunas de las prendas de bebé quedan muy bonitas a la vista y ayudan a la decoración.

Claves para poner vestidores en las habitaciones de los niños

Las habitaciones de los niños ya no son como antes, ahora cuentan con escritorios para sus ordenadores, televisión y hasta vestidores. Debemos modernizarnos y ofrecerles lo que necesitan y por supuesto lo que les sea cómodo para el día a día.

Si crees que la madera es un material demasiado ‘serio’ para un vestidor de niños, puedes probar con lacados en blanco o cualquier otro color pastel que combine con la decoración integral de la habitación.

No te olvides de agregar estantes, cajones y colgadores para toda la ropa pensando en un futuro, es decir, que haya más espacio del que necesitan hoy y a una altura cómoda para cuando crezcan.

Existen muchos diseños de vestidores para las habitaciones de los niños, te contamos sobre los más bonitos y adecuados para combinar con una decoración actual.

Vestidor niños.

1. Vestidor con puertas de cristal

Las puertas de cristal son una excelente idea para que la ropa no quede expuesta y la habitación parezca más ordenada. Además eso hará que las prendas queden protegidas del polvo y de la luz solar.

2. Vestidor con muchos estantes

La mayoría de la ropa de los niños se puede doblar y colocar en estantes. Entonces, puedes colocar solo un colgador para prendas grandes como chaquetas o vestidos y el resto doblarlo y acomodarlo en estanterías.
Lo bueno de esta idea es que es más fácil de encontrar la ropa que desean y se evita o se reduce el desorden.

3. Vestidor con cestos

Ya sea para colocar la ropa interior, los calcetines o las bufandas, los cestos son un objeto que no debes dejar de lado en los vestidores para las habitaciones de los niños. Además quedan muy bonitos si el armario no tiene puertas.

Vestidor con cestos de madera.

4. Vestidor con cortinas

En el caso de que no quieras dejar ‘al aire libre’ las prendas ni tampoco poner una puerta al vestidor de tus hijos, una excelente alternativa es colocar cortinas colgadas desde el techo y que sean fáciles de abrir y cerrar. Privacidad, decoración y organización en una simple tela… ¡Que puede ser del color y del material que queramos!

5. Vestidor completo

En el caso de que tengamos una casa muy grande y las habitaciones de los niños sean de un tamaño considerable, entonces podemos pensar en directamente construirles un vestidor que les dure por muchos años.

Un vestidor completo tiene estanterías, cajones y colgadores a ambos lados de la pared, incluye un sector especial para el calzado y otro para los accesorios, cuenta con un espejo de cuerpo completo y hasta una silla o banco donde ir colocando las prendas que seleccionamos para cada ocasión.