Los beneficios de hacer la cama por las mañanas

Mónica Heras Berigüete · 27 septiembre, 2019
Son muchos los beneficios de hacer la cama por las mañanas, y después de leer este artículo será lo primero que hagas al despertar.

Levantarte con energía cada día y lograr cumplir cada una de tus metas son algunos de los beneficios de hacer la cama por las mañanas, y si no nos crees, no dejes de leer este artículo en el que te contaremos por qué. Podrás hacer el experimento y probarlo por ti mismo lo antes posible… ¿mañana al despertar?

Uno de los beneficios de hacer la cama por las mañanas tiene que ver con la productividad y con una sensación de bienestar, de capacidad para cumplir tus metas. Tanto es así que, incluso, hay un libro al respecto llamado: Hazte la cama y otros pequeños hábitos que cambiarán tu vida y el mundo.

«Si haces tu cama todas las mañanas, habrás realizado la primera tarea del día. Te dará un pequeño sentimiento de orgullo y te alentará a hacer otra tarea, y otra, y otra. Y para el final del día, una tarea realizada se habrá convertido en muchas tareas realizadas”.

Según su autor, William H. McRaven, un comandante del ejército de Estados Unidos, este es el primer paso que todos debemos dar para cambiar el mundo, y tan convencido está de ello, que ha dado discursos invitándonos a adoptar este gesto en nuestra rutina diaria.

¿De verdad tiene beneficios hacer la cama por las mañanas?

Hacer la cama.

Hace algunos años, la Universidad de Kingston lanzó un estudio que sugería que no hacer la cama podría no ser tan malo. Al fin y al cabo, de esta forma las sábanas se ventilaban más y los famosos ácaros morían. Sin embargo, esta teoría no logró tantos seguidores, y los beneficios de hacer la cama por las mañanas siguen siendo muchos.

Si bien es cierto que hace años era prácticamente un pecado capital eso de salir de casa y dejar la cama revuelta, hoy en día tiene más que ver con tus preferencias y estilo de vida. 

Pero preferencias aparte, vamos a enumerar algunas de las ventajas que obtendrás con este sencillo gesto diario. Y para inspirarte, mira esta ropa de cama tan ideal.

Aumenta tu alegría

Hombre alegre.

Todas las rutinas de higiene son, finalmente, gestos positivos que vemos cómo repercuten en nuestro estado de ánimo. Nos sentimos más felices en cuanto nuestros hábitos son más saludables.

Un cerebro mas organizado

Cerebro organizado.

Cuando logramos automatizar un hábito, nuestro cerebro se relaja al ver lo fácil que resulta cumplir con las tareas que nos proponemos, y esto lo lleva a planificar mejor y con más entusiasmo el resto del día. Si haces tu cama, le estás diciendo a tu cerebro que puedes completar el resto de tu check list.

Adiós al estrés

Mujer estresada.

Cuando entras por la puerta de casa después de todo el día fuera y ves la cama sin hacer y un entorno desordenado, nuestros niveles de cortisol (o sea, de estrés), se elevan por las nubes. Todo lo contrario sucede cuando percibes un ambiente agradable y limpio. 

Mejor autoestima, nuestro favorito de los beneficios de hacer la cama por las mañanas

Mejorar autoestima.

No cabe duda de que cumplir objetivos, por pequeños que estos sean, nos hace sentir mucho mejor con nosotros mismos. Sin duda, de entre todos los beneficios de hacer la cama por las mañanas, el hecho de querernos más es nuestro favorito.

Una cosa lleva a la otra

Ordenar cajón.

Los beneficios de hacer la cama por las mañanas trae consigo otros beneficios, y es que cuando haces algo positivo, te sientes bien y te dan ganas de hacer más cosas. Puede que hayas empezado con la cama, y eso te motive a ordenar el armario o a deshacerte de todo lo que tienes guardado y no utilizas.

Dulces sueños: el mejor de los beneficios de hacer la cama por las mañanas

Dormir plácidamente.

El último de los beneficios de hacer la cama por las mañanas es el más obvio. ¿A quién no le encanta dormir en una cama recién hecha? Unas sábanas estiradas y frescas son la mejor compañía para un sueño reparador.

Al final todo suma, y el conjunto de hábitos saludables de orden e higiene hace que tu casa se vea mejor, que tú te sientas menos estresado, y que ese bienestar se transforme en energía, productividad y creatividad.