Dale un toque original a tu dormitorio con las camas redondas

Sofía Sangrador · 3 enero, 2019
Si quieres dar un toque totalmente diferente en tu dormitorio, conoce las camas redondas.

A lo largo de este artículo queremos hablarte de las camas redondas, una opción todavía no muy usual en las viviendas. Seguro que alguna vez las has visto en algún hotel o en alguna película.

Al igual que encontramos otros muebles o accesorios con forma circular en las casas (espejos, mesas), no hay duda de que las camas no son el caso más habitual. Aun así, es cierto que poco a poco encontramos en el mercado más camas de este tipo, así como sus complementos: cabeceros, sábanas, nórdicos, etc.

Con ellas, el dormitorio lucirá de manera totalmente diferente, así que si estás buscando cómo dar un cambio de estilo a tu dormitorio, es una posibilidad.

Características principales

Son camas dobles o de matrimonio, con unos 2 metros de diámetro. Solo se puede descansar cómodamente en la zona central, de ahí la necesidad de que tenga bastante amplitud y la imposibilidad de que sean camas individuales, resultaría imposible dormir en ellas.

Solo podrás colocarlas en habitaciones bastante grandes, si no, habrá una sensación de agobio espacial. Si te das cuenta, en las películas o en los hoteles llegan a colocarse en el medio de la estancia. Además, así ganarás en sensación de amplitud.

Camas redondas.

En muchas ocasiones, se hacen a medida para aprovechar completamente el espacio disponible. No dejan de ser productos bastante exclusivos.

En cuanto a su colocación, puedes optar por una estructura baja, a nivel del suelo, o bien por una estructura más alta, que no quede a la vista. Así, parecerá que está flotando. Ten en cuenta que algunas pueden ser giratorias. Y, en algunos casos, encontramos una estructura redonda bajita sobre la que se coloca un colchón rectangular.

Cabeceros para camas redondas

Sí, las camas redondas también pueden tener cabeceros. Algunas de ellas tienen un cabecero esquinero, ideal para las habitaciones que son más pequeñas. Al quedar retirada la cama hacia una esquina, quedará más espacio libre en el resto de la habitación.

Si no, también hay cabeceros que se ajustan a la forma de la cama. Algunos de ellos son móviles, es decir, podrás cambiarlos de posición. Por ejemplo, si estás leyendo durante el día, puedes mover el cabecero para estar más cerca de la ventana.

Además, podemos encontrarlos de estilos muy variados: por ejemplo, cabeceros capitoné para habitaciones más clásicas. Si no, también puedes optar por no colocar ningún cabecero, aunque sea un poco más incómodo.

Otras personas colocan sobre ella un dosel, con lo que la cama parece todavía más cómoda y acogedora a la vista.

Sala con cama redonda.

¿Dónde adquirir camas redondas?

En Amazon encontramos varios ejemplos tanto de camas como de la ropa de cama, que a veces no es muy fácil de encontrar. En los casos en los que se trate de estructuras redondas sobre las que se colocará un colchón normal, este será de 180 x 200 cm.

Otra opción es la tienda Arredaclik, aunque sus productos presentan un precio más elevado en comparación con los de Amazon, por ejemplo. En general, encontrarás los revestimientos con una amplia gama de colores y materiales. En algunos casos las mesillas de noche se encuentran integradas a la cama.

Otras opciones son Livingo o Archiexpo, donde las camas presentan diseños bastante modernos y novedosos. Por último, recuerda que también podrás encargarlas a medida, aunque resulte más dificultoso.

Como ya te hemos dicho en otras ocasiones, las formas circulares dan mucho estilo: las camas redondas no son la excepción. Si buscas un mueble exclusivo y novedoso para tu dormitorio, ten en cuenta esta posibilidad, siempre que cuentes con espacio suficiente.