La habitación de invitados perfecta

Mónica Heras Berigüete · 31 agosto, 2019
Nos hemos propuesto diseñar una habitación de invitados digna de un hotel.

Estamos seguros de que cuando tienes visitas, te gusta hacer que se sientan como en casa, y eso es todo un arte. Con unos cuantos consejos prácticos podrás crear una habitación de invitados digna del mejor hotel.

Sabemos que no siempre es fácil recibir invitados, y el tamaño, en esta ocasión, sí que importa. No es lo mismo tener un minipiso que un chalé con buhardilla incluida. 

Lo ideal es poder tener una espacio polivalente que sirva de sala de televisión y se transforme en habitación de invitados cuando llegue alguien a casa. Pero hay opciones para todo, así que, de momento, te dejamos nuestros mejores trucos para crear un ambiente de lujo.

Los must de la habitación de invitados perfecta

La cama

Habitación para invitados con detalles: flores en un jarrón.

Lo más importante a la hora de montar la habitación de invitados es la cama. Sin duda, es la pieza clave para que tus visitas estén cómodas. Si no tienes problemas de espacio, ni lo pienses, pon una cama de matrimonio, es mucho más versátil.

Si cuentas con el espacio un poco ajustado, tendrás que recurrir al siempre socorrido sofá-cama o a una cama nido. Son ideales para dormitorios de invitados, puesto que se pueden utilizar como sillón y así tendrás un 2 en 1.

Si tienes hijos, los invitados van a ir y venir constantemente. En este caso, más que un dormitorio adicional vas a necesitar camas extra para que los peques puedan hacer su fiesta de pijamas, y, para ello, las literas son ideales.

Por último, está la improvisación, y, en este caso, las colchonetas son muy prácticas y las podrás usar para decorar un chill out cuando tus invitados se marchen. 

La temperatura ideal

Mantas de cuadros.

No sabemos si tus invitados son frioleros o no, así que lo más acertado es que les dejes mantas extra a los pies de la cama. Es importante una buena temperatura para poder conciliar el sueño. Tampoco te olvides de dejarles varias almohadas.

¡Ah! Deja a los pies de la cama un par de zapatillas de estar por casa, pueden ser de usar y tirar, como las de los hoteles. Les encantará el detalle, y será evidente que has pensado en su bienestar.

Espacio para guardar

Armario vacío.

Sí, sabemos que ya te cuesta organizar tus propias cosas como para dejarle espacio extra a los invitados, pero créenos, es la mejor manera de conservar el orden.

Procura tener un mueble versátil en el que puedas desocuparle algunos cajones o, en su defecto, los cestos de mimbre, además de decorativos, dan mucho juego.

Toallas

Lavar toallas.

Tampoco debes olvidarte de lo que pueden necesitar a la hora del baño. Deja un juego de toallas sobre la cama para que se refresquen nada mas llegar. No te olvides de que los viajes suelen ser agotadores. Cuida los detalles, y para ello te recomendamos que perfumes las toallas con lavanda o algún aceite esencial suave.

Flores frescas para la habitación de invitados

Jarrón con flores lilas.

Una habitación de invitados perfecta necesita detalles que la hagan especial, y quién no va a sentirse halagado con un jarrón floral como regalo de bienvenida. 

Un mensaje

Carta con mensaje.

Junto al jarrón de flores puedes dejar una nota dejando claro lo feliz que te sientes de recibirlos en tu casa. Anota las instrucciones básicas a tener en cuenta, como la contraseña de tu wifi o si hay alguna especificación que deban conocer. Se sentirán como en casa.

Para los sedientos

Jarra de agua con vasos.

Es habitual despertarse a media noche sediento, y si estás de visita en una casa, no quieres ir a husmear a la cocina. Tu habitación de invitados debe incluir una bonita jarra o botella y unos vasos de cristal para que puedan beber cuando quieran.

Habitación de invitados: un poco de lectura

Ideas originales para guardar libros.

Deja algunas revistas y libros sobre una de las mesitas de noche. Pueden incluir información de la ciudad si es la primera vez que la visitan. Les será de gran utilidad y tú te convertirás en el anfitrión ideal.

Un tip extra

Ropa de cama.

Para hacerte la vida más fácil, te sugerimos que tengas un hueco en algún armario con todo lo necesario para montar la habitación de invitados en un santiamén: las sábanas, las toallas, la mantita…

Con estos sencillos consejos, tu casa se convertirá en un hotel de 5 estrellas, y tus invitados estarán encantados con tu hospitalidad.