4 maneras inteligentes y elegantes para iluminar una terraza

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 2 abril, 2019
Iluminar una terraza es sencillo. En cambio, hacerlo de forma inteligente y elegante ya no lo es tanto. Para ayudarte en esta tarea aquí te traemos diferentes propuestas con las que seguro que encuentras inspiración.

La iluminación es una parte fundamental de la terraza. Si esta es oscura, no la disfrutaremos al máximo ni podremos cenar o disfrutar de un cóctel en una noche de verano. Para que no tengas estos problemas, a continuación te proponemos diferentes formas de iluminar una terraza.

1. Iluminar una terraza con luces integradas

Luces integradas de exteriores.

Las luces integradas son perfectas para iluminar una terraza. Al estar ocultas en los diferentes elementos que conforman el espacio no le roban protagonismo a ningún elemento decorativo.

Además, según donde las instalemos estaremos centrando la atención hacia un punto u otro. Esto es muy interesante en el caso de que queramos resaltar una zona concreta, como por ejemplo, la piscina o un macizo de flores.

Lo mejor de las luces integradas es que ofrecen infinidad de opciones de instalación. Desde las más convencionales, hasta las más arriesgadas. Algunas de las opciones más utilizadas son crear caminos iluminados o anclarlas en la pared a diferentes alturas.

Otra de las ventajas es que no tendrás que preocuparte por la estética, ya que quedan totalmente ocultas. A menudo surgen problemas que dificultan las tareas de decoración, pero con este tipo de luces no tendrás ese problema.

Un mismo tipo de lámpara queda perfecta en una zona del jardín y totalmente lo contrario en otra. Las luces integradas para iluminar una terraza acabarán con este tipo de problemas.

2. Barras de luz para enmarcar los espacios

Barra de luz exterior.

Una opción novedosa y elegante a partes iguales es la iluminación con barras en los extremos de la terraza. Tal y como puedes ver en la imagen superior, los resultados son impresionantes.

La luz resultante es cálida, pero al mismo tiempo potente como para disfrutar de una cena con amigos.

Además, al enmarcar la zona, toda la terraza queda perfectamente iluminada y no existe ningún punto oscuro. El único inconveniente de este tipo de iluminación es que no está recomendado para terrazas de pequeñas dimensiones.

Esto es debido a que se crea la sensación de que el espacio es todavía más pequeño. En estos casos es mejor optar por otro tipo de iluminación que no rompa la sensación de continuidad con el exterior.

3. Guirnaldas para iluminar una terraza

Iluminación para terraza.

Si buscas una iluminación elegante y romántica a partes iguales, las guirnaldas son la mejor opción. Es cierto que no ofrecen una luz muy potente, pero justamente ese es uno de sus atractivos. Además, siempre está la opción de complementar la guirnalda con otros elementos luminosos.

En el caso de la imagen superior, se ha optado por esta opción, y el resultado es simplemente espectacular. Los farolillos en el suelo aportan un ambiente cálido y acogedor.

Otra de las ventajas de los farolillos para la iluminación de tu terraza es su fácil instalación. Basta con varias alcayatas para poder guiar la cadena allá donde queramos que esté situada.

4. Plafón de pared y techo blanco

Plafones exteriores.

Llegamos a la última propuesta, aunque no por ello menos interesante. Es cierto que es la más sencilla, pero es que muchas veces no hace falta más. Se trata de simples plafones de pared.

Estos plafones por si solos no emitirían demasiada potencia de luz y deberían colocarse varios más. Esto provocaría una sobrecarga del espacio y la estética ya no sería tan atractiva.

Para solucionar este problema se ha utilizado una idea muy inteligente. Pintar el techo de color blanco para que la luz refleje. De este modo, la terraza está mucho más iluminada sin necesidad de utilizar más bombillas ni estropear la estética.

¿Cómo iluminar de forma inteligente?

Jardín iluminado.

En este caso, hemos escogido diferentes formas de iluminar de forma elegante una terraza. Para lo que vamos a hablar ahora no nos importa el tipo de estética, ya que estas pautas deben estar siempre presentes.

  1. Utiliza bombillas de bajo consumo para ahorrar y cuidar al planeta. Es cierto que son un poco más caras que las convencionales, pero también poseen una vida útil más prolongada.
  2. Los colores claros proyectan más la luz. De este modo te evitarás colocar un número considerable de bombillas.
  3. Si tu terraza tiene contacto directo con el sol, puedes utilizar elementos luminosos que se carguen con la luz solar. Tú no te tendrás que preocupar por nada y, además, ahorrarás en la factura de la luz.