Casita del árbol de tus hijos: 7 ideas para decorarla

Ivana Jerman · 13 agosto, 2018
¿Estás construyendo una casita del árbol para tus niños? ¿O ya tienes una y no la has decorado aún? Conoce algunas ideas para hacerlo.

La casita del árbol: el sueño de todo niño. Tener una casita del árbol en el exterior de tu casa puede ser una alternativa interesante para tus hijos. Podrán jugar después de asistir al colegio, los días cálidos de verano, festejar cumpleaños y jugar con amigos.

La casita del árbol es una oportunidad para que tus niños construyan poco a poco el sentido de autonomía: empezar a acostumbrarse a no estar en casa, sentirse a gusto en otro lugar, pero al mismo tiempo al lado de su casa. La casita del árbol representará para ellos un espacio propio, único y muy personal. Muy parecido al de su habitación, con elementos de pertenencia y juegos para distraerse.

En este espacio te brindamos algunas ideas para decorar la casita del árbol de tus hijos.

Primero: limpieza y seguridad

Antes de nada, debes asegurarte de que la casa esté en condiciones. Si está construida con madera, procura mantenerla siempre limpia , libre de polvo y astillas. Tus niños podrán lastimarse aunque no estén realizando ninguna actividad de riesgo dentro de ella.

Por otro lado, si la casita está a una altura muy elevada, deberás incorporar barandas, balcones y redes de seguridad. Y además acompañar a los más pequeños a subir y bajar. Deberás estar atento en todo momento. Los niños son traviesos y a veces no miden las distancias adecuadamente.

Tipos de casas en el árbol para construir tú mismo.

7 ideas para decorar la casita del árbol

Incorpora cuadros y colores según el gusto de tus niños

Si tus hijos son fanáticos de algún personaje o un color, esta es tu oportunidad para crear un espacio puramente personal para ellos. Incorpora mucho color en el espacio. 

Agrega cojines, alfombras y mantas

Algunos poseen una casita del árbol con una especie de entrepiso. Si este se encuentra en la casita, puedes incorporar una pequeña cama. De lo contrario, construye un rincón de la casita con grandes cojines divertidos, una alfombra suave y algunas mantas. Esto generará un espacio para estar tranquilo, jugar o leer algún cuento con ellos.

La mesita con banquetas no puede faltar

Si a tu niño le gusta compartir con sus amigos, incorporar una pequeña mesa y algunas banquetas sera ideal. Ellos podrán pintar y dibujar, hacer los deberes, jugar y merendar con amigos. Puedes incorporar a la mesita un bello mantel de colores.

Una bonita alternativa es colocar pequeños troncos de madera a modo de banquetas. Prueba añadiendo cojines de diferentes colores.

Guarda allí sus muñecos y juguetes

Los juguetes y peluches de tus niños deberán aparecer en su casita del árbol. Son elementos de pertenencia y juego, compañeros de gran importancia para ellos. Crea un rincón de juego con sus juguetes favoritos. Se sentirán más cómodos.

Además, deja que ellos decoren con sus pertenencias. No te olvides de que es su casita. Ellos querrán tener sus objetos en los lugares que deseen. Escúchalos.

Juguete caballo balancín de madera

Agrega un pizarrón para dibujar

El pizarrón siempre es una buena idea. Tus niños podrán dibujar, practicar ejercicios y crear obras de arte con sus amigos. Cuelga un pizarrón en una de las paredes, varias tizas y un borrador. Diviértete con ellos imaginando.

Cuelga guirnaldas decorativas

Las guirnaldas son elementos decorativos que puedes hacer tú mismo. Puedes formar pompones de lana y adherirlos a una cuerda resistente. Otra opción es crear animales de origami con papel. Si tus niños son fanáticos de los animales, puedes crear origamis de pájaros y mariposas y colgarlos en el techo de su casita. Recuerda siempre incorporar muchos colores. A tus hijos le encantará.

Coloca cajones o contenedores para almacenar juguetes

Si no tienes mucho espacio puedes incorporar cajones de fruta, pintarlos y decorarlos con motivos infantiles. Apílalos en sentido vertical y utilízalos para almacenar los juguetes de tus niños.

Si posees una cajonera en tu casa que ya no utilizas, puedes restaurarla. Cambia los tiradores y elige unos con animales o dibujos infantiles.

La casita del árbol será el espacio íntimo, de distensión y juego. Acompáñalos, pero bríndale a tus hijos su espacio, para que puedan sentirse cómodos y libres. Te lo agradecerán cuando sean mayores. Es una experiencia única de la infancia para disfrutar solos o con amigos.

Para todo elemento decorativo que quieras sumar, pregúntale a tus niños primero. Ellos deberán opinar y, si tienen ganas, ser partícipes de la decoración.