Cómo hacer una casa en el árbol para tus hijos

18 marzo, 2018
Te enseñamos a hacer realidad el sueño de tus hijos de tener una casa en el árbol.

El sueño de todo niño siempre ha sido tener una casa en el árbol. Esta idea parece más propia de una película que de la vida real. Todos hemos visto alguna vez en la televisión la típica casa en el árbol en la que los niños jugaban y trepaban creando una atmósfera especial. Pues bien, vamos a demostrarte que puede ser real. A continuación te contamos como hacer una casa en el árbol para tus hijos. ¿Lo mejor de todo? Que puedes hacerla tu mismo si cuentas con la herramienta adecuada.

Si tienes la suerte de tener una casa con jardín y un gran árbol, una casita será el complemento perfecto. Seguro que los niños recuerdan durante toda su vida lo bien que se lo pasaban en ella. Prepárate, porque todos sus amigos querrán venir a casa a jugar. 

La seguridad, lo más importante

Lo primero que hay que dejar claro es que hay que tener un mínimo de conocimientos sobre el trabajo de la madera y la construcción de elementos como esta casa. No hay que olvidar que es un lugar que va a estar elevado y los niños tienen que estar seguros. Realiza solo la casa de madera tu mismo si puedes garantizar la seguridad de los niños.

Una vez que hayamos decidido que vamos a hacer una casa en el árbol hay que asegurarse que el árbol en cuestión es seguro, de una dimensión considerable y robusto como para soportar el peso de la casa y de los niños.

El árbol deberá tener una superficie considerable para situar la superficie de la casa. Si su tronco es muy bajo o las ramas lo cubren totalmente será difícil instalar la plataforma. 

Casa en el árbol con un tronco gordo para dar seguridad.

¿Cómo va a ser la casa?

Toca empezar a hacer una casa en el árbol para tus hijos. En un primer momento lo más importante será la planificación. Haz todos los bocetos necesarios, escoge materiales y toma medidas. Utiliza en esta etapa todo el tiempo que necesites. Una buena planificación ahorrará tiempo después y evitará que aparezcan imprevistos.

En esta etapa toca decidir:

  • Forma de acceso a la casa: podrá ser mediante una escalera anclada al tronco o  una cuerda con nudos por la que trepar. Si buscamos una opción más segura se pueden construir unos escalones convencionales  y que la casa tan solo esté elevada unos 50 centímetros del suelo.
  • Tamaño de la casa: vendrá determinado por el tamaño del árbol.
  • Diseño de la casa: decide cuál será la forma del tejado y la distribución de las ventanas.

Casa en el árbol con ventana, porche y un columpio.

Empieza la construcción

Solo empezarás a hacer una casa en el árbol para tus hijos si tienes los materiales necesarios, la herramienta adecuada y un croquis con las medidas.

Lo primero será instalar la plataforma que sujete la casa. Lo más seguro es que tenga cuatro patas que lleguen hasta el suelo. Si el árbol es muy grueso se puede anclar solamente al tronco. Se comprobará la resistencia de la estructura ya que es la pieza fundamental de la casa. 

Ayúdate de las ramas para crear una estructura más resistente y no escatimes en el uso de tornillos y demás elementos de anclaje. 

Construcción de paredes y suelo

Una vez que la estructura está asentada al árbol, ésta se cubrirá con láminas de madera para formar el suelo. El siguiente paso será colocar los pilares. Es importante que estén bien anclados porque van a resistir el peso de las paredes y del tejado.

Las paredes podrás ser de láminas de madera colocadas de manera perpendicular a los pilares o algún tipo de panel o revestimiento similar. Una red cubierta de una tela o una lona son otras opciones. 

En este punto habrá que tener en cuenta los huecos de las ventanas, en el caso de que vayamos a instalarlas. Una vez que las paredes estén instaladas la casa ya estará prácticamente hecha. Será el momento también de anclar la escalera.

Paredes, suelo y tejado para la casa del árbol.

El tejado, el último paso

Ya solo nos queda colocar el tejado. Algunas casas de árbol no tienen tejado, por lo que es un elemento opcional. Dependiendo del diseño por el que hayamos optado instalaremos un tejado sencillo o complejo. 

El tejado más sencillo es aquel que no tiene volumen. Unas láminas de madera atornilladas serán suficientes. En este caso habrá que elevar a bastante altura las paredes, ya que el tejado no va a ampliar la altura de la vivienda.

Una forma más compleja es el tejado triangular. Este tipo de tejado presenta mayores dificultades de instalación y de anclaje. Además, dependiendo de la altura del árbol será posible darle más o menos altura.

 

Te puede gustar