Cómo construir un enrejado de jardín

Yamila Papa · 19 marzo, 2019
Un enrejado de jardín se puede colocar en espacios urbanos o rurales… Lo mejor de todo es que se construye en poco tiempo. ¡Un excelente DIY para los espacios al aire libre de tu hogar!

Ya sea como separación entre espacios, para colocar flores o, incluso, para confeccionar una pérgola, el enrejado de jardín es muy bonito y queda perfecto. En el siguiente artículo te contamos diferentes ideas para que lo aproveches y cómo puedes construirlo. ¡Es más fácil de lo que crees!

Enrejado de jardín: dónde instalarlo

Quizás creas que el enrejado de jardín únicamente sirve si tenemos un gran parque. Pero nada más alejado de la realidad. ¡Se usa cada vez más en terrazas y balcones! Y, por supuesto, si tenemos espacios al aire libre en una casa, queda perfecto.

1. Para decorar paredes

Enrejado en el jardín para cubrir la pared.

Si tienes una pequeña terraza, un balcón o un patio de poco tamaño y quieres darle un toque más oriental, o simplemente que no se vean las paredes, prueba con los enrejados de jardín. Lo mejor de todo es que puedes usarlos para colgar macetas y decorar a tu gusto.

2. Para un rosal

Enrejado rosal.

Los rosales son plantas preciosas que requieren de cierto cuidado. Y si tienen un buen soporte, crecerán siguiendo un patrón. Puedes aprovechar un enrejado de jardín para llevar el rosal por donde tú quieras, y que las flores formen una separación natural en el parque. ¡Ideal para grandes extensiones de jardines!

3. Para una pérgola

Enrejado para pérgola.

Sumamos a la idea anterior algo más: formar con los enrejados una bonita pérgola donde disfrutar de la sombra durante el verano, o de un poco de aire libre en invierno. Puedes colocar las flores y plantas que desees en las paredes y el techo y hasta convertirla en un sector íntimo para tu jardín.

4. Para separar fuentes, estanques y piscinas

Enrejado en la piscina.

Los enrejados de jardín no solo tienen funciones estéticas, sino también de protección y delimitación. Si por ejemplo tienes una bonita fuente de agua y no quieres que tus hijos o mascotas accedan a ella, coloca estos entramados en las inmediaciones. Y, por supuesto, puedes aprovechar para que crezcan allí plantas y enredaderas. ¡Son una excelente opción para una piscina o estanque!

5. Para techos de galerías

Enrejado para el techo.

Si quieres que la galería o patio esté protegido del sol o de la lluvia, y no deseas instalar un techo que reste luminosidad al hogar, un enrejado puede ser una buena idea. Puedes dejarlo vacío, o bien permitir que ciertas plantas crezcan para formar un hermoso tejado natural.

6. Para una huerta vertical

Enrejado huerta vertical.

¿No tienes suficiente espacio para contar con una huerta en casa? Entonces un enrejado de jardín puede ser la solución. Coloca allí, por ejemplo, plantas que crezcan hacia arriba, como el tomate o la calabaza. Y, por supuesto, aprovecha para poner macetas con plantas aromáticas.

Pasos para construir un enrejado de jardín

Construir un enrejado.

Con las ideas que te dimos antes seguro que ya quieres ponerte a pensar de qué manera decorar con enrejados de jardín. Si te consideras un auténtico manitas y quieres hacerlos tú mismo, presta atención al siguiente tutorial. Es más sencillo de lo que crees.

Materiales

  • 8 tablas de 2.40 metros de largo, ½ cm de ancho y ½ cm de grosor
  • Tornilllos de 2 ½ cm resistentes al exterior
  • Taladro
  • Lijadora
  • Cinta métrica
  • Lápiz
  • Protección para los ojos
  • Pintura para exteriores (puede ser también barniz)
  • Pincel

Pasos a seguir

  1.  Mide las tablas y córtalas para que te queden 4 de 1.80 metros de largo (ese será el tamaño del entramado, si lo quieres más largo o más corto, consigue maderas de la medida específica) y 7 de 1.20 metros de largo. Como opcional, puedes usar trozos de 15 centímetros como espaciadores.
  2. Usando las cuatro varas más largas forma un marco, atornillando en los extremos. Lija las imperfecciones de los bordes.
  3. Mide la distancia que quieres que haya entre las varillas. Fija los listones cortos de forma vertical y luego horizontal para conseguir el entramado. Si deseas que no haya tanta separación en el enrejado, necesitarás más varillas.
  4. Una vez que esté terminada la estructura, es cuestión de lijar para eliminar imperfecciones y pintar con la pintura deseada. Algunas personas optan también por pasarle aceite usado para impermeabilizar y que quede de color madera, resistente a la intemperie.

Ahora que ya sabes cómo hacer un enrejado de jardín, el siguiente paso es pensar dónde colocarlo y para qué usarlo. ¡Aprovéchalo al máximo!