Tipos de césped: ¿cuál queda mejor en tu casa?

16 marzo, 2018
A diferencia de lo que puedas pensar existen muchos tipos de césped y no todos sirven para cualquier jardín. Te mostramos las variedades que hay para que puedas elegir el correcto.

Es muy importante, a la hora de diseñar nuestro jardín, tener en cuenta los diferentes tipos de césped. No todos son iguales ya que sus características les hacen adecuados para diferentes suelos y climas.

Un buen jardín se caracteriza por tener un césped bien cuidado, bonito y sano pero para ello es importante tener en cuenta sus características, así como las peculiaridades de la zona dónde va a estar el césped.

Por ejemplo, la luminosidad, el mantenimiento y el uso que le queremos dar.

En el artículo de hoy, hablaremos sobre los diferentes tipos de césped y algunos consejos para que elijas bien.

Tipos de césped

El césped es uno de los vegetales más comunes en el jardín. Debido a su gran variedad podemos encontrar césped para diferentes tipos de suelos, usos o climas. Principalmente existen tres categorías de césped:

Césped rústico

Este tipo de césped es uno de los más resistentes que existe. Se adapta a cualquier clima y no requiere de un gran mantenimiento.

Césped ornamental

El césped ornamental es también uno de los más utilizados por su alto nivel estético. Requiere de un mantenimiento más constante y específico. Es frágil pero muy decorativo.

Césped deportivo

Este tipo de césped es muy resistente al uso continuo y al gran tránsito. Es el que podemos ver en los campos deportivos.

Subtipos de césped

Los césped más comunes y utilizados son los siguientes, cada uno de ellos pertenece a las anteriores categorías.

Gramillon: ornamental

Este tipo de césped es considerado perenne y donde mejor se da es en climas cálidos. Su textura es gruesa y su densidad es media.

Por otra parte, es resistente al sol pero no demasiado y no crece con rapidez. No es adecuado para soportar mucho tránsito.

Césped gramillón.
Césped gramillón / wikipedia.org

Grama brasilera: deportivo

Dentro de los diferentes tipos de césped, éste es uno de los más resistentes. Está perfecto en climas cálidos. Es considerado rastrero y forma una especie de colchón muy tupido que impide el crecimiento de maleza.

Eso sí, requiere un riego abundante. La ventaja es que es muy resistente tanto al sol como a la sombra. El suelo perfecto para la grama brasilera es el arenoso.

Bermuda: rústico

El césped Bermuda tiene como característica un verde más oscuro que lo diferencia del resto. Eso sí, en invierno pierde este color, por lo cual es recomendable resembrarlo en otoño.

Se adapta bien a todo tipo de suelos y además soporta bastante bien el tránsito. Por último, este tipo de césped es inmune al ataque de insectos y enfermedades. Es el que podemos ver en jardines y plazas públicas.

Si se cuida bien puede llegar a ser un césped de muy buena calidad. 

Césped bermuda.
Césped bermuda / pastoranchosanjose.com

Dichondra: ornamental

Este tipo de césped es considerado perenne y donde está mejor es en ambientes húmedos y oscuros aunque tiene un índice de tolerancia lumínica bastante amplio. Es delicado, no soporta pisotones y crece poco. Requiere de un riego abundante para formar una “alfombra”.

Rye Grass: deportivo

Quizás es uno de los césped más conocidos y utilizados en el mundo de la jardinería. Requiere de un riego normal y tolera las altas temperaturas y la exposición al sol.

Sin embargo su mantenimiento debe ser continuo y muy específico porque tiende a favorecer el crecimiento de maleza. 

Es considerado perenne y su color es verde intenso. Además, luce bien todo el año y soporta muy bien el tránsito intenso. 

Rye Grass césped.
Rye Grass / thespruce.com

¿Cómo elegir el mejor césped para mí?

A la hora de elegir el mejor césped es más que recomendable que inviertas tiempo en descubrir todos los tipos de césped que existen. 

Por otro lado, debes rodearte de profesionales que te asesoren bien. Sin embargo, no queríamos terminar este artículo sin darte algunos aspectos que debes tener en cuenta para elegir el césped perfecto.

En primer lugar debes tener en cuenta el clima del lugar donde quieres poner el césped. No todos los césped toleran demasiado bien las altas temperaturas, o las bajas. Asegúrate que tu césped es totalmente compatible con el clima.

En segundo lugar, es fundamental que te informes sobre el tipo de suelo en el que va a estar el césped.

También es importante que tengas en cuenta el agua del que dispones para el riego. Recuerda que hay algunos tipos de césped más exigentes que otros y este aspecto debe quedar claro.

El mantenimiento que requiere el césped que elijas también es importante porque dependerá del tiempo que dispongas para dedicarle.

Si no tienes mucho tiempo mejor elige un césped que requiera un mantenimiento sencillo.

Las zonas de sombra y de luz debes tenerlas claras. Para ello es fundamental que tengas en cuenta la orientación de tu jardín y por dónde sale y se pone el sol. Así sabrás si la mayor parte del tiempo el jardín estará a la sombra o al sol.

Por último, dos aspectos fundamentales, el uso que le vas a dar al jardín y el presupuesto. 

Conclusión

Si tienes niños, te gusta practicar deporte o te encanta hacer fiestas con tus amigos y pasar el rato en el jardín entonces debes elegir un césped que tolere bastante bien el tránsito intenso.

El presupuesto también es importante porque influye en la calidad del césped. Busca siempre la mejor relación calidad- precio.

Teniendo en cuenta estos aspectos y el consejo de los expertos no te equivocarás al elegir el césped para tu jardín. 

 

Te puede gustar