Pérgola bioclimática para disfrutar todo el año del jardín

Arantza Martín · 28 febrero, 2019
Este tipo de construcciones para jardines y terrazas está causando furor. Y no es para menos, ya que nos ayudan a poder utilizar estos lugares de casa todos los días del año.

La pérgola bioclimática es toda una novedad en los sistemas de protección tanto solar, como de frío. A continuación, te mostramos qué son y para qué sirven este tipo de estructuras. Tan solo te adelantamos que con ella podrás disfrutar del jardín durante todo el año y no solo en los meses más cálidos.

Características

Pérgola bioclimática.
Pérgola / pergolabioclimaticasaxun.com

Una pérgola de este tipo se diferencia de las demás en que debido a su composición, que a continuación te explicamos, es posible usar el jardín durante todo el año, independientemente de la temperatura que haga. Esto se debe a que su estructura se adapta a la temperatura exterior.

Con una pérgola normal no podríamos estar en el jardín ni en verano cuando el sol enfoca directamente a este espacio, ni mucho menos en invierno cuando las temperaturas son tan bajas. Con una pérgola bioclimática esto es posible, ya que cuenta con una estructura fija de aluminio y unas lamas orientables.

Lamas orientables

Lamas orientables de una pérgola bioclimática.
Lamas / c3systems.es

Estas lamas orientables son las que se abrirán o cerrarán en función de las condiciones climáticas externas. Son capaces de retener los rayos del sol a la vez que permiten una suave ventilación, lo que la hace idónea para días calurosos. El grado de apertura de las lamas va desde los 120 grados hasta los 170, por lo que la ventilación es muy completa.

También tienen la posibilidad de cerrarse totalmente en los días de lluvia o de nieve. La concentración del agua o de la nieve se elimina por un lateral de la pérgola bioclimática. Esto sucede para que una vez que las lamas se vuelvan a abrir, el agua condensada no caiga hacia abajo, mojando el espacio o a las personas que se encuentren en ella.

En los meses de invierno, donde las temperaturas son más bajas, las lamas ofrecen la posibilidad de condensar todos los rayos solares que haya. Así, la temperatura dentro de la pérgola será más cálida que las temperaturas exteriores.

Tipos de pérgola bioclimática

Tipos de pérgola bioclimática.
Tipos de pérgola / cerramientosabatibles.com

No hablamos de que existan diferentes tipos de estructura. Todas son iguales. Cuando hablamos de tipos de pérgolas bioclimáticas nos estamos refiriendo a que existen unos modelos más sencillos y otros más complejos.

En los más sencillos, y por lo tanto más económicos, las lamas se mueven a través de una manivela. Esta manivela debe ser girada por una persona. Por lo tanto, las más sencillas son de tipo manual.En los sistemas más complejos y, por lo tanto, con mayor precio económicamente hablando, las lamas se accionan a través de un interruptor, como si de una luz se tratara.

La tendencia que ha supuesto este tipo de pérgolas por sus beneficios ha hecho que se creen incluso mandos a distancia para accionar sus lamas. Esto es una ventaja si no te encuentras cerca de ella pero quieres accionarla por cualquier motivo. Aunque pueda parecer que el movimiento de las lamas al moverse produce demasiado ruido, es totalmente lo contrario. Son sistemas que funcionan prácticamente en silencio.

Diseños, materiales y accesorios

Pérgola bioclimática en el jardín.
Pérgola / cabanyero.es

El diseño de este tipo de pérgolas, al ser un sistema tan novedoso, suele combinar más con casas modernas y minimalistas. Si bien es cierto que se puede utilizar en todo tipo de casas, también en las de tipo más rural. Solamente tendrás que escoger bien el color de esta para que combine con el espacio que tiene a su alrededor y, sobre todo, con la fachada de tu casa. Esta elección será muy sencilla y simple, puesto que existe una variedad muy amplia de colores.

El material que se utiliza, como ya hemos dicho anteriormente, es el aluminio, pero este puede tener diferentes acabados en función de tu estilo. Los accesorios que pueden combinar con una pérgola son muy variados. Puedes colocar persianas, cortinas o, incluso, paneles de vidrio si quieres cerrar más el espacio.

Además de ser utilizables durante todo el año, también podrás utilizarlas durante todas las horas del día incluyendo como accesorio la iluminación dentro de la pérgola. A través de la iluminación de tipo LED colocada en la estructura o, incluso, en las propias lamas, podrás disfrutar de luz dentro de la pérgola también por la noche.