La solución innovadora de las termopiscinas

Este artículo ha sido escrito y verificado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
El sistema modular de las Termopiscinas permite tener este tipo de construcción en casi cualquier lugar y a un menor costo que una piscina de obra. Las Termopiscinas han llegado para quedarse.
 

Las termopiscinas, construidas a partir de un material llamado poliestireno estruido, han irrumpido con gran fuerza en el mercado, revolucionando el sector de las piscinas.

Las mismas son una solución innovadora, modular y autoportante. Además, garantizan la estanqueidad para zonas acuáticas de los edificios y permiten su instalación en azoteas, asegurando que no se tengan problemas con fugas de agua.

Este nuevo sistema de termo piscinas se caracteriza por su instalación por módulos, mediante una solución de construcción de piscinas prefabricadas. Una vez colocadas, están preparadas para su revestimiento final, aislante e impermeable.

Gracias a esto, las termo piscinas presentan propiedades particulares que garantizan su estanqueidad. Por otra parte, los materiales con los que están hechas amortiguan los golpes y las fuertes vibraciones con una alta resistencia a corto y a largo plazo.

Cabe señalar que, estos módulos autoportantes también pueden ser utilizados para instalarlos en spas. Su uso se está extendiendo en la instalación de piscinas para hoteles y en zonas de azoteas.

Termo piscinas, una solución accesible

Árboles de piscina. Termopiscina.

Debido al sistema autoportante de las termo piscinas, su instalación puede realizarse en lugares complejos. Este tipo de piscinas puede soportar cargas de agua y aporta un aligeramiento estructural de hasta 2.400 kg/m3 frente a los 80 kg/m3 del hormigón tradicional.

 

Este sistema de termo piscinas es utilizado también para la fabricación de diversos elementos que son parte de las piscinas. Así, pueden fabricarse escaleras, rampas o bancos en el caso de los spas.

Muchos utilizan este sistema para reemplazar la escalera metálica que es de uso tradicional, por la escalera de módulos autoportantes. Con este sistema se intenta facilitar la accesibilidad universal a personas con movilidad reducida.

Las termo piscinas se instalan sin la necesidad de construir una piscina de obra o de hormigón, debido a que son módulos. Una de las grandes ventajas es que permite una rápida y fácil instalación gracias a que es una construcción seca.

No requiere tiempo de espera y al término de su instalación, queda preparada para la aplicación inmediata de su revestimiento final.

Piscinas con una gran eficiencia energética

Es sumamente importante hacer énfasis en que los elementos modulares de los que está hechas las termo piscinas están formados por un núcleo aislante. Este núcleo aislante aporta eficiencia energética, con lo cual se consigue un notable ahorro.

El ahorro energético de las termo piscinas será muy significativo tanto durante la operación de esta como a lo largo de su vida útil. Otro aspecto a tener en cuenta es el ahorro en mano de obra gracias a su prefabricación.

 

La prefabricación de las termo piscinas no requiere del uso de medios auxiliares como encofrados, grúas u otros procesos que están ligados a piscinas tradicionales de obra.

Una vez terminadas de montar todas las piezas, se tendrán que aplicar materiales que aseguren la estanqueidad de la piscina y la comodidad del usuario.

Principales ventajas de las termopiscinas

Cómo acondicionar una piscina. Mujer en el agua nadando.

El sistema autoportante y modular de estas piscinas permite que se instalen en los lugares más complicados y en condiciones adversas.

Las termopiscinas tienen la garantía de tener una alta resistencia a las cargas de agua, con un mayor aligeramiento estructural en comparación con el hormigón.

Debido a una mayor eficiencia energética, el coste de la instalación de las termopiscinas se amortiza antes que con la construcción de piscinas tradicionales. Además, por el material que se utiliza, contribuyen a mantener la temperatura del agua con reducidas pérdidas energéticas en comparación con el hormigón.

Como es un sistema que se realiza en fábrica y bajo supervisión, pueden realizarse ajustes en la estructura antes de su entrega y su colocación final.

Proceso de construcción y montaje de las termopiscinas

 

En primer lugar, se tendrá que aprobar el diseño por parte del cliente, para luego pasar a la construcción de la piscina en la fábrica.

El diseño de la piscina, así como el despiece de la estructura en módulos, se realiza mediante programas informáticos y simuladores 3D. Todo este proceso se controla por ordenador y cada módulo creado es resultado de un proceso numérico complejo.

Una vez que se haya configurado el despiece de los módulos, un robot procede a la ejecución de cada pieza. Una vez revisadas y corregidos los errores, las piezas se encuentran listas para ser entregadas y ensambladas en obra.

Gracias a este sistema modular, puede realizarse cualquier tipo de piscina a medida, por compleja que sea. Tendrás piscinas muy versátiles, a la vez que ligeras ya que, por el material que se utiliza, el peso estructural es bajo en comparación con el hormigón.

Como hemos podido ver, las termopiscinas son una gran idea para poder realizar obras limpias y con una gran rapidez. Se montan como si de un puzzle se tratara, metiendo cada pieza por reducidos espacios y alcanzando lugares complejos.