Terrazas de invierno

24 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
¿Piensas que las terrazas solo se pueden aprovechar con el buen tiempo? Te vamos a demostrar que también puedes sacarle partido en invierno.

Con la llegada del frío una de las estancias que más se echan de menos en la casa son las terrazas que en muchos casos quedan relegadas al olvido en esta época del año. Pero podemos seguir disfrutando de esta pieza también en los meses de invierno si la acondicionamos adecuadamente. Vamos a daros todas las claves para crear preciosas terrazas de invierno.

Es el espacio ideal para relajarse. Con algunas modificaciones y algo de buen gusto puede convertirse en la estrella de nuestros meses más fríos. No importa el tamaño, hay una solución para casi todo tipo de terrazas.

Podemos recurrir desde cerramientos de todo tipo hasta materiales cálidos para los muebles y terminaremos vistiendo las terrazas de invierno, con todo lo necesario para que resulten cálidas y acogedoras. ¡Vamos allá!

Los cerramientos

Si no habías pensado en cerrar tu terraza porque no quieres renunciar al espacio abierto durante los meses más cálidos, ahora ya no hay excusas. Los nuevos cerramientos permiten abrir por completo las terrazas cuando quieras y el clima lo permita. De esta manera tendrás garantizada tu terraza durante todo el año.

Balcón cerrado ampliación del salón.

Los nuevos cerramientos de cortinas de cristal están consolidando su sitio en el mercado y no es para menos. Es la mejor forma de cerrar la terraza sin renunciar a ella en verano porque su sistema permite abrir la terraza completamente cada vez que quieras.

Este sistema abatible de cristales lo encontrarás tanto para ventanas como para techos. Y durante el invierno garantizan el aislamiento térmico de la estancia. Sin duda una inversión que merece la pena tener en cuenta.

La calefacción

Tanto si la terraza es cerrada como abierta, hay varios sistemas de calefacción que podemos instalar para que esta estancia resulte siempre agradable. Las más comunes son las estufas de gas, las halógenas o las eléctricas.

Las estufas de exterior de gas son una maravilla, siempre y cuando la terraza sea abierta, porque estas necesitan de una buena ventilación de la estancia. Son cómodas y limpias y sus diseños son maravillosos.

Si has cerrado la terraza hay infinidad de posibilidades para caldear la habitación. Las estufas halógenas de ondas corta son una opción muy acertada, siempre que la terraza no sea excesivamente grande.

Con este sistema puedes caldear una terraza de entre 7 y 15 metros cuadrados sin problema y pueden colgarse en la pared. También podemos recurrir a cualquier aparato calefactor eléctrico.

Si nos decidimos por este último, ¿Qué tal uno que imite una bonita chimenea? Los hay con diseños fantásticos que darán ese punto de atención y el aspecto de sala de estar a la terraza.

Los materiales

Terraza en Navidad.

Para aislar las terrazas del frío invernal lo más adecuado son los suelos de madera. ¡Nos encanta la madera! Y en las terrazas más. Son un tipo de suelo que siempre luce bien.

Además, los revestimientos de madera para exteriores son muy resistentes y fáciles de cuidar. También podemos recurrir a la madera para los muebles. Son estéticamente preciosos y dan sensación de calidez a cualquier estancia y mucho más a las terrazas de invierno.

Podemos encontrar en el mercado una amplia oferta de materiales que imitan la madera en los muebles de exterior y son más fáciles de cuidar.

O podemos recurrir a las siempre atractivas fibras vegetales, que cumplen la misma función. Si tus muebles de terraza no son de madera, nuestro consejo es que incluyas este material en accesorios, muebles auxiliares y objetos decorativos. Darán por sí mismos ese efecto cálido que buscamos.

La iluminación y los textiles en las terrazas de invierno

Iluminación de una terraza en invierno.

Y terminamos con la parte más divertida e imprescindible de las terrazas de invierno. No renuncies a la iluminación indirecta en la terraza. Coloca buenas lámparas de mesa, incluso hileras de pequeñas luces que siempre dan sensación de intimidad y relajan el ambiente.

Otra buena opción son varias lámparas metálicas porta velas, si son grandes piezas de suelo mucho mejor. La luz de las velas da un toque romántico y sereno que relaja la mente y el cuerpo.

Y ahora toca abrigar la terraza y nos vamos a por mantas, alfombras y cojines a la altura de nuestras maravillosas terrazas de invierno. Elige buenas mantas de lana para abrigarte en los días más fríos del año y coloca una alfombra que mantenga la terraza aún más caliente. Si la terraza no está cerrada, no te preocupes.

Existen en la actualidad multitud de alfombras especiales para exteriores que cumplirán la misma función. Decídete por colores neutros e invernales, como los tonos piedra o los grises.

Y por último mantén bien cuidadas tus plantas. Es hora ya de preparar un buen chocolate caliente y sentarse a disfrutarlo en tu maravillosa terraza de invierno.