4 ideas de paredes de musgo para tu hogar

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 5 abril, 2019
Yamila Papa · 5 abril, 2019
Las paredes de musgo se ven cada vez más en oficinas y hogares. Y son toda una obra de arte que además ofrecen varios beneficios, tales como aportar tranquilidad al ambiente. ¡Dales una oportunidad!

Están cada vez más de moda y no solo para exteriores. Las paredes de musgo se pueden ver en los hogares, pero también en las oficinas.

¿Por qué esa popularidad? Porque nos dan la sensación de naturaleza, son fáciles de mantener y existen muchos diseños para cada ambiente. Entérate más a continuación.

Paredes de musgo: serenidad y naturaleza

Paredes de musgo.

Quizás te haya llamado la atención ver en ciertos edificios o construcciones paredes de musgo. No nos referimos a esas manchas verdes que aparecen por falta de mantenimiento, sino a poner musgo como decoración.

Las paredes o muros con musgo son perfectas para crear una especie de rincón de serenidad y entrar en contacto con la naturaleza, justo lo que necesitamos si vivimos y trabajamos en la ciudad.

Y si bien puede parecer algo moderno, lo cierto es que hace cientos de años los monjes budistas zen cultivaban musgo en las paredes y entre las piedras. Se trataba de un símbolo de armonía, relajación y que facilitaba la meditación.

Beneficios de las paredes de musgo

Beneficios de las paredes de musgo.

No se trata de pequeños jardines verticales únicamente, ya que las paredes de musgo tienen varios beneficios.

1. Adiós a la monotonía

Las paredes blancas impolutas dan sensación de espacio, pero también pueden ser algo aburridas. Si no quieres cuadros, opta por el musgo.

2. Relajación

Puedes poner paredes de musgo en la habitación que usas para trabajar o estudiar. Tendrás calma cuando más lo necesitas. Haz la prueba de tocar con las manos el musgo y verás que en seguida te tranquilizas. ¡Mucho mejor que cualquier otra técnica!

3. Vida natural

Si vives en un piso en plena ciudad, agradecerás tener un poco de verde más allá de las plantas en macetas.

4. Originalidad

Y por supuesto, este es un factor que no podemos dejar de lado. Llamarás la atención de todos los que te visiten cuando vean las paredes de musgo. No solo en el salón, también quedan bonitas en un pasillo, en la terraza o, incluso, en el baño.

5. Contaminación cero

Las paredes de musgo eliminan una buena cantidad de los tóxicos que están en el ambiente, por ejemplo, si alguien fuma. Además, son excelentes aislantes acústicos (perfecto para estancias donde necesitamos tranquilidad), y mejoran la temperatura del lugar, haciéndolo más fresco en verano.

Ideas para decorar con paredes de musgo

¿Ya te hemos convencido y quieres colocar algo de vida en tus muros? Entonces te contaremos diferentes ideas para usar paredes de musgo en casa o en la oficina.

1. Cuadro verde

Cuadros de musgo.

No es necesario que toda la pared esté decorada, puedes hacer un cuadro con musgo y después fijarlo. Lo bueno de esta idea es que si te aburres, te mudas o cambias los muebles de lugar, puedes sacarlo y colocarlo en otro sitio.

Para hacer el cuadro verde, primero consigue un buen marco y una base de madera. Planta el musgo y deja que la naturaleza se encargue del resto.

2. Utiliza paredes de musgo para dividir estancias

Mantenimiento de los jardines verticales.

Quizás tengas una casa tipo loft o de plano abierto, pero te has aburrido un poco de que la cocina se vea desde el salón. ¿Qué hacer? ¡Las paredes de musgo son la solución! Se arman fácilmente con una estructura tipo marco, y se pueden plantar de uno o de los dos lados.

3. Toda la pared

Pared con jardín.

En las tiendas de decoración o viveros venden planchas de musgo ya preparado para instalar. Puedes pedir la medida y te lo cortan al tamaño preciso. Eso te da la posibilidad de tener paredes de musgo del piso al techo. ¡Ideal para una sala de reuniones, el muro divisorio de tu hogar o, incluso, en la pared donde está la bañera!

4. En la entrada de la casa

Entrada de casa con musgo.

No importa el tipo de hogar que tengas, si es moderno, clásico o elegante. Las paredes de musgo son perfectas para dar la bienvenida a nuestra vivienda. ¿Dónde se colocan? En la entrada siguiendo la línea divisoria del terreno, o como acompañando los peldaños de las escaleras.

Las paredes de este tipo son una alternativa más que interesante para cubrir superficies verticales debido a que se trata de un material muy liviano. No suele necesitar de agua ni luz directa, por lo cual son bastante fáciles de mantener. ¡Dales una oportunidad!