5 jardines en miniatura que te van a encantar

Daniela Castro · 26 septiembre, 2018
Para hacer unos bonitos jardines en miniatura no es necesario ser expertos. Con algunos materiales reciclables y un poco de imaginación se pueden hacer con facilidad.

Introducir plantas en la decoración del hogar tiene muchos beneficios para el equilibrio emocional y la salud mental. Aunque muchos lo pasan por alto, ese mínimo acercamiento con la naturaleza brinda tranquilidad y aumenta la energía. ¿Te gustaría tener jardines en miniatura en casa?

Es cierto que no todos tienen suficiente espacio para tener un jardín completo; sin embargo, hay formas sencillas de adaptar los lugares pequeños para conectarse con la vida verde. Lo mejor de todo es que no es necesario ser expertos en jardinería, ni hacer grandes inversiones.

Usando un poco de creatividad, se pueden aprovechar varios materiales reciclables para sembrar plantas pequeñas que darán color y vida a cualquier rincón de la casa. ¡No te pierdas estas 5 ideas!

Jardines en miniatura que te gustará tener en casa

Tener jardines en miniatura en casa es más que una simple moda. Si bien añaden un toque de decoración natural en espacios interiores y exteriores, su principal ventaja es que ayudan a mantener un aire más fresco y tranquilo. Veamos algunas ideas interesantes:

1. Mini jardines con latas recicladas

Mini jardín con latas.

Uno de los mejores elementos para hacer jardines en miniatura son las latas recicladas. Estos elementos, que suelen acumularse tras comprar productos de conserva, tienen un material fino que resiste tanto el calor como el agua. ¿Cómo lo puedes aprovechar?

En primer lugar es necesario hacer unas pequeñas perforaciones en el fondo para que se filtre el agua de riego. Antes de sembrar, se pueden decorar con pinturas acrílicas, stickers, cintas o cualquier otro elemento complementario.

2. Mini jardines con bolsos viejos

Como ya lo habíamos mencionado, a la hora de crear jardines en miniatura solo se requiere mucha creatividad. Por ello, proponemos sacar del armario todos los bolsos viejos que ya no se utilizan para transformarlos en curiosas macetas para sembrar.

No importa si los materiales son de mimbre, cuero o tela; todos se pueden adaptar con facilidad para cultivar hierbas o bonitas flores. Lo más interesante es que son perfectos para un jardín colgante, bien sea en un rincón interior o en áreas exteriores como la terraza.

3. Mini jardines con botellas plásticas

Jardines en miniatura con botellas de plástico.

¿Deseas unirte a la tendencia de reciclar para salvar el planeta? Pues bien, si es así, no dudes en seguir esta maravillosa idea para tu jardín. Consiste básicamente en reunir varias botellas plásticas, las cuales se transformarán en las macetas para las plantas.

Este material tiene la ventaja de ser resistente al sol y al agua, por lo que se puede mantener en una zona exterior. De hecho, debido a su forma, es idóneo para hacer un jardín vertical en una pared que esté libre.

Tan solo se debe realizar un corte horizontal, de tal modo que quede suficiente espacio para que la planta crezca. Además, también se le hacen pequeños agujeros en la parte inferior para que se drene el agua. Para esta opción, opta por hierbas o flores pequeñas.

4. Mini jardines con coladores viejos

Los coladores metálicos de cocina ya vienen preparados con los agujeros necesarios para hacer un macetero perfecto. Si ya no estás utilizando este elemento en casa, o tienes la oportunidad de reciclar algunos, no dudes en emplearlos para tus jardines en miniatura.

Van muy bien en zonas exteriores, ya sea puestos sobre una mesa o colgados del techo. Inclusive, se pueden poner en áreas verdes al aire libre, ya que su material no se deteriora con el agua. Esta misma idea se puede aplicar con los clásicos coladores chinos.

5. Mini jardines con cajas de madera

Jardines en miniatura con cajas de madera.

Aunque las cajas de madera son un poco más grandes, sirven como alternativa para elaborar mini jardines. Estos elementos son muy económicos y, de hecho, suelen desecharlas en las fruterías. Eso sí, debes ponerles algo en los costados para que no se salga la tierra.

Complementa el estilo del jardín con pequeños caminos de piedra y un lago artificial. El resultado final dependerá mucho de tu imaginación. Te recomendados esta opción si deseas sembrar hierbas aromáticas o verduras.

¡Para tener en cuenta!

Para que tu jardín en miniatura se conserve en buenas condiciones, asegúrate de considerar el clima, su lugar de ubicación y las plantas que vas a utilizar. Recuerda que algunas plantas pequeñas se cultivan mejor en lugares interiores, sin tanto sol.

Si lo que deseas es decorar, antes que nada elige un tema. Puedes optar por algo romántico, rústico o vintage. ¡Hay cientos de opciones y complementos!