5 tips para plantar limoneros en tu jardín

Ivana Jerman · 13 octubre, 2018
Si quieres saber cómo plantar un limonero en tu jardín en este espacio te mostramos algunos tips que debes tener en cuenta.

El limón es un fruto muy consumido en casi todos los hogares. En todas sus formas, tanto para condimentar, para crear jaleas, comidas y jugos sabrosos. Por este motivo, te mostraremos algunos consejos para plantar limoneros en el jardín de tu propia casa. Deberás tener en cuenta varios factores antes de plantar tus limones.

Además, plantar limoneros tú mismo, verlos crecer, cultivarlos y luego consumirlos será una actividad muy reconfortante. También, su color amarillo y hojas bien verdes, decorarán los rincones del jardín de una forma muy bonita. A continuación te presentamos 5 tips para aprender a plantar limoneros en tu jardín.

Plantar limoneros

A continuación te mostramos de qué manera puedes plantar tus limones, cosecharlos y consumirlos.

Limonero.

1- Junta semillas del limón

Existen varias alternativas para plantar tus limones en casa. Puedes juntar tú mismo las semillas o conseguir un pequeño limonero en un vivero si deseas agilizar esta actividad. Para recolectar tú mismo las semillas del limón deberás guardar todas las semillas de los limones que utilices en casa para cocinar. Luego procede a lavar profundamente las semillas con agua. De esta manera le irás quitando la pulpa y el jugo adherido a las mismas. Procura que no queden restos de pulpa en tus semillas. Por último guárdalas en un paño bien húmedo por pocos días.

2- Germina tus semillas en macetas

Una gran alternativa es germinar tus semillas de limones en macetas y luego, una vez crecidas lo suficiente, trasplantarlas a tu jardín de forma directa. Además, el frío del invierno no es el mejor aliado para los limones. Por lo tanto, si eliges plantar tus limones en esta época, será más práctico que lo realices primero en macetas dentro de casa o en patios resguardados.

A los limones les agradan los climas cálidos y un buen drenaje de agua en su tierra. Por este motivo deberás preparar una buena porción de tierra fértil en tus macetas para plantar tus limones adecuadamente. Si los ubicas en un patio exterior, por más que los mismos estén bajo un techo, el frío del invierno les afectará. Por ende, procura aplicarles un plástico por encima, que los proteja del frío y las heladas. 

Semillas del limón.

3- Prepara la tierra en tu jardín y trasplanta

Una vez germinadas tus semillas en las macetas y posean un importante crecimiento podrás proceder a trasplantarlas en el jardín de casa. Para realizar esto, deberás preparar adecuadamente el terreno para tus plantas. Elige primero el sector ideal en donde deseas ubicar tus limoneros. Si posees más de un limonero, o posees otras especies en un espacio reducido de tu jardín, delimita el terreno. Esto ayudará a que las distintas raíces de tus plantas no se mezclen.

Para que tus limoneros crezcan sanos, fuertes y sin inconvenientes deberás aplicar a la tierra una considerable porción de abono. Evita sustancias químicas y tóxicas, ya que estas podrán dañar y enfermar tu frutal. Elige un sector del terreno con tierra sana, fértil y aplica abono a la misma. Además tu terreno deberá necesitar un buen sistema de drenaje en la tierra. Si es necesario, le deberás realizar algunas perforaciones a la misma para que el agua drene fácilmente. Así podrá recorrer cómodamente las raíces del limonero. Una vez preparado tu terreno podrás proceder a trasplantar tus limoneros.

4- Riega de forma adecuada

Los limones necesitarán una gran cantidad de agua y aún más en los meses de verano. Deberás regarlos periódicamente y durante el invierno, una vez a la semana.

Limones.

5- Cosecha tus limones

Tal vez tendrán que pasar algunos años hasta que tus limoneros hayan crecido adecuadamente, florezcan y den frutos. Deberás ser constante, regarlos y aplicarles abono y lo mas importante: tener paciencia. Verás que reconfortante es ver su fruto final y recordar aquellas pequeñas semillas que quitaste de tus limones y germinaste con cariño tú mismo.

Una vez que los limones tengan un tamaño considerable y un color amarillo vibrante, estarán listos para ser cosechados. Procura extraerlos con un alicate cuidadosamente y cortar las ramas secas del limonero cuando sea necesario. De esta manera, podrás disfrutar de deliciosas comidas, jaleas y refrescos en toda época del año con tus deliciosos limones extraídos en el jardín de tu casa. Siembra, riega, haz crecer y cosecha tus limones con tus propias manos.