Aprende a podar tu jardín siguiendo estos pasos

Ivana Jerman · 25 noviembre, 2018
¿Quieres saber las características básicas de la poda?. En este espacio te enseñamos algunos pasos básicos para aprender a podar tus plantas correctamente.

Podar tu jardín es una actividad fundamental para que todas tus plantas crezcan y se desarrollen correctamente. Para que las mismas puedan crecer fuertes y sanas deberás tener en cuenta la realización de una poda en determinada estación del año.

Si bien no todas las especies precisan la misma poda, te mencionaremos algunos aspectos básicos para que puedas aplicar al momento de podar.

De esta manera, podrás podar árboles, arbustos, especies aromáticas y frutales. A continuación te mostraremos de qué forma podar tus plantas y en qué estación debes hacerlo. Así, podrás ver crecer tus plantas sanas y mantener tu jardín bello durante todo el año.

Cómo podar tu jardín

Herramientas básicas de jardinería.

Si deseas podar tu jardín para mantener fuertes tus plantas, deberás informarte y saber exactamente las especies que tienes en el exterior. Para podar tu jardín en forma correcta deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La poda para dar forma no es obligatoria
  • No todas las especies se podan de la misma forma
  • Deberás podar tus plantas en determinada estación del año
  • Deberás cortar las ramas y hojas con herramientas de jardinería adecuadas.

Teniendo en cuenta estos principios básicos te enseñaremos los distintos tipos de poda, en qué época es conveniente realizarla y cómo hacerlo.

Tipos de poda

Si bien la poda en sí no es realmente necesaria para el crecimiento de las plantas, existen distintas alternativas y explicaciones para realizar una poda. Existe la poda para dar forma y la poda para mantener el crecimiento de las plantas.

Para dar forma

Las plantas crecen en forma natural. Por lo tanto si deseas “controlar” el crecimiento de la misma y mantener una forma o tamaño determinado realizar este tipo de poda será ideal. De esta manera, evitarás que tus árboles y arbustos no se “descontrolen” en su crecimiento y mantengan siempre una forma o tamaño determinado.

Mantener

Por otro lado, la poda de mantenimiento se realiza para evitar que las plantas se resequen o mueran. De esta manera se podan en determinada estación del año, eliminando las hojas y ramas secas.

Cuándo podar las plantas

La mayoría de las especies se podan al finalizar el invierno. De esta manera, ya estarán listas para la primavera. Por lo tanto, se desarrollarán y florecerán sanas y en forma correcta. Si bien hay especies que pueden variar en cuanto a la poda estacional, por lo general los árboles y arbustos se podan cuando termina el invierno.

Al podar tus plantas en esta estación, ya estarán listas para florecer y continuar un sano desarrollo en primavera.

Cómo podar tus plantas

Para podar tu jardín, precisarás las herramientas correctas para realizar esta actividad. En el mercado existe una gran variedad de tijeras de jardinería. Por lo tanto, deberás elegir las adecuadas, según las especies que tengas en el exterior de casa.

Elige las tijeras adecuadas para podar tu jardín

Existen tijeras de una sola mano, a modo de alicate. Este tipo de tijeras te servirán para podar arbustos pequeños de ramas relativamente finas. Por otro lado, las tijeras de dos manos, poseen cuchillas más largas y afiladas, con un resistente mango de madera.

Las mismas te servirán para podar árboles o arbustos más tupidos y con ramas más gruesas. Elige las tijeras adecuadas y procede a podar tus plantas.

Plantas con flores

Podar jardín.

Podar plantas con floración como por ejemplo las hortensias, los rosales o incluso los frutales se realiza para aumentar la salida de sus flores. Por lo tanto, deberás tomar las tijeras correctas y cortar las ramas en sentido diagonal. Además, debes tener en cuenta, que debes cortar al menos un 30 % de la longitud total de cada rama.

De lo contrario, cortar solamente un pequeño trozo en las puntas de las ramas no servirá. Debes realizar un corte diagonal, preciso y fuerte. De esta manera, la planta estará sana y preparada para continuar su crecimiento y floración posterior.

Eliminar ramas y hojas secas

Otro elemento que debes tener en cuenta al momento de podar tu jardín, es eliminar las “impurezas” de las plantas. Es decir, debes quitar todas las hojas y ramas secas manteniendo tus plantas con las hojas verdes y bien nutridas. De esta manera, estarás manteniendo constantemente las plantaciones y evitando que las mismas se resequen por demás y luego mueran.

Como puedes ver, el proceso de poda no es tan sencillo como parece. Si cortas mal una planta determinada o en la estación incorrecta del año, es muy probable que la misma no resista. Por lo tanto, debes informarte si posees especies extrañas que precisen de una poda y un cuidado específico.

Si sigues estos sencillos pasos y te informas adecuadamente, tendrás un bello jardín durante todo el año. Disfruta del aire libre, encaríñate con tus plantas y verás que bonitas lucirán en todo momento.