Ideas y conceptos sobre diseño de jardines

Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
23 mayo, 2019
¿Estás pensando en cambiar la imagen de tu jardín? No me digas que no te atreves a hacerlo. Continúa leyendo y encontrarás buenas ideas para cambiar de opinión.

Para que logres diseñar un bonito y funcional espacio exterior, te vamos a dar algunas ideas y conceptos sobre diseño de jardines. El éxito final dependerá de diversos factores, como el espacio disponible, las características de la zona, las plantas y árboles escogidos

Muchas veces, en la planificación de estos espacios está detrás el trabajo de un profesional, que tiene en cuenta factores determinantes, como la topografía, el clima, la orientación… Además, la sensibilidad del buen diseñador captará lo esencial del paisaje, de sus elementos y de la arquitectura que rodea al jardín.

¡Pero no te preocupes! Si no puedes contar con un profesional, podrás optar por observar diferentes espacios ajardinados, buscar combinaciones de plantas y recabar información en libros y revistas especializadas.

Ideas y conceptos sobre diseño de jardines

Sigue estas ideas y conceptos para el diseño de tu jardín y da rienda suelta a tu creatividad.

El control del espacio

Jardín low cost.

La finalidad es manejar el espacio con un determinado fin. La superficie disponible condiciona, pero la imaginación, esa gran aliada, puede jugar siempre a nuestro favor.

Mantener el interés visual enriquece el diseño. El misterio y la sorpresa se consideran dos ingredientes imprescindibles tanto en jardines formales -donde predomina la simetría-, como informales -donde impera la variación-.

Una visión amplia del jardín, donde todo es visible con una simple mirada, acaba siendo monótona y aburrida. Sin embargo, si creamos diferentes secciones o espacios generamos interés e invitamos al visitante a recorrerlo.

Los puntos focales -pérgolas, árboles, fuentes o arcos- siempre tienen la capacidad de atraer la atención y crear movimiento visual.

Áreas de descanso

Área de descanso del jardín.

A la hora de diseñar el jardín es importante tener en cuenta que este es un lugar para relajarse. De esta manera, los espacios para sentarse, comer y descansar que invitan a una vida al aire libre resultan fundamentales.

Lo ideal es que los jardines cuenten con zonas resguardadas del viento y en las que se pueda disfrutar de una refrescante sombra para descansar.

En estos espacios el mobiliario tiene un papel primordial. Su integración en el jardín debe aunar conceptos de funcionalidad, efectividad y atractivo.

Selección de plantas

Selección de plantas del jardín.

El tipo de terreno, la cantidad de luz, la humedad, la temperatura y el presupuesto que se destine a su mayor o menor mantenimiento son variables que influyen en la elección de las plantas. También son importantes otros factores, como el tipo de jardín -de ciudad, campo o costa- y su estilo -francés, inglés, mediterráneo, silvestre…-.

Aunque pueda parecer lo contrario, las plantas no solo se seleccionan en función de la belleza de sus flores, sino por su forma, volumen, tamaño, textura, o bien porque las condiciones del jardín son favorables para su supervivencia.

La armonía debe primar a la hora de elegirlas. Un error habitual es incluir excesivas variedades de plantas en la misma zona. Lo aconsejable es la sencillez, elegir un color dominante y la agrupación cuidadosa de distintas variedades.

 Los árboles: elementos clave

Árboles para jardín.

Los árboles brindan muchas posibilidades en el diseño de un jardín. Su función básica es crear zonas de sombra a partir de las cuales se estructura y organiza el resto del jardín. Un árbol se puede convertir en punto de atracción focal dentro del conjunto.

Los árboles son también importantes elementos ornamentales, con sus formas esféricas, pendulares o en abanico… Es muy aconsejable mezclar especies de hoja perenne y caduca.

Reglas generales de gran utilidad en el diseño de jardines

Reglas para diseñar un jardín.

  • Prepara un plano con medidas reales, observa el recorrido del sol, mira el entorno y descubre cómo se distribuyen los distintos elementos naturales.
  • Escoge plantas para todas las estaciones, no solo de primavera o verano.
  • Cuando vayas a seleccionar las especies de plantas, tienes que tener presente el tamaño del jardín, el lugar dónde se ubicarán y el mantenimiento que precisarán.
  • No se recomienda plantar ejemplares aislados ni escoger uno de cada especie. Es aconsejable formar grupos del mismo tipo de especie para poder apreciar los distintos tonos de sus hojas y flores.
  • Separa las plantas atendiendo a las necesidades de riego y de sol.
  • Debes tener en cuenta el volumen que tendrán las plantas y árboles una vez crezcan para plantarlos a la distancia adecuada.
  • Utiliza especies vegetales con flores en tonos amarillo, naranja y rojo, ya que dan sensación de calidez.

¡Ponte manos a la obra, verás que jardín más bonito diseñas!