Mini jardines japoneses: conoce más sobre ellos

Sofía Sangrador · 29 septiembre, 2018
Los mini jardines japoneses ya son tendencia. Te contamos todo sobre ellos.

Cada vez es más frecuente incorporar plantas en la decoración de nuestro hogar, ya sea de una manera u otra. En este artículo, vamos a centrarnos en los mini jardines japoneses. ¡Te encantarán!

Está claro que no todos podemos tener un jardín en nuestra casa, sin embargo, sí que podemos hacer uno en espacios pequeñitos, para tener, al menos, un mínimo contacto con la naturaleza. Ya no es que queden genial para decorar, es que conllevan muchos beneficios para nuestra salud. De este modo, lograremos tener un pequeño (pero necesario) contacto con la naturaleza.

Aunque no lo parezca, los mini jardines nos brindan tantas oportunidades a la hora de acondicionarlos como los jardines reales, sean grandes o pequeños.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que, actualmente, el estilo zen, el Feng Shui, etc., están cada vez más presentes en la decoración de nuestras casas. Pues bien: los mini jardines japoneses también son totalmente válidos dentro de esta tendencia oriental. A continuación, te dejamos algunas ideas.

Mini jardines japoneses para dar un toque natural

Da igual que tengan pequeñas dimensiones: los mini jardines japoneses son totalmente válidos para dar un pequeño toque natural en nuestra vivienda.

Crear un mini jardín.

Es muy importante que nuestro mini jardín se conserve en buenas condiciones. Por ello, debemos tener en cuenta una serie de factores: clima, lugar de ubicación, las plantas que vas a utilizar, la exposición a la luz natural, etc. No podemos olvidar que, normalmente, los jardines en miniatura se conservan mucho mejor en espacios de interior.

En realidad, estos mini jardines no dejan de ser pequeñas reproducciones de esos espacios idílicos que podemos ver en el exterior de algunas viviendas. En ambos casos, lo que buscamos son lugares armónicos, serenos y equilibrados, que transmitan sensación de tranquilidad.

Para que veas hasta qué punto llegan estos jardines japoneses, queremos hacer referencia a una iniciativa estrechamente relacionada con ellos. Consiste en crear pequeños jardines japoneses en la parte trasera de camiones o furgonetas. Esta iniciativa ha pasado a conocerse como el concurso de jardinería Kei Tora (nombre que reciben esas furgonetas). No deja de ser un concurso de paisajismo.

Mini jardines en botes.

¿Qué materiales necesitaremos?

Si tienes en cuenta los materiales que te presentamos a continuación, podrás hacer tú mismo un mini jardín. En primer lugar, piensa que muchas veces, no tiene ni por qué haber agua. Sin embargo, esto no significa que no haya referencias a ella. Con pequeñas piedras, arena o grava, puedes imitar olas. Para hacerlo, puedes usar un rastrillo, por ejemplo.

Y si quieres que tu pequeño jardín cuente con agua, procura que esta fluya muy despacio, sin apenas hacer ruido. En este caso, puedes aprovechar y jugar con el reflejo de las plantas en el agua.

Por otro lado, puedes hacer un pequeño camino con piedras planas, como réplica de las pasarelas que vemos en los jardines a tamaño real. Otra posibilidad es hacer un camino de grava y delimitarlo con piedras en los dos laterales. También puedes añadir algún puente chiquitito o una puerta de acceso, de nuevo imitando las de los jardines más grandes.

En cuanto a la vegetación, ten en cuenta que debe haber arbustos, musgo, bonsáis… Pero no flores propiamente dichas. Debes procurar que el resultado final esté muy equilibrado, proporcionado.

Arbusto para mini jardín.

Además, puedes jugar con las posibilidades decorativas: por ejemplo, puedes dividirlo en dos o más zonas. En una parte puedes dejar solo arena/grava y, en la otra, rocas y plantitas. Otra opción sería hacer una pequeña valla con varas de bambú.

Un resultado atractivo

Por último, has de tener en cuenta que, además de los materiales que usemos para el jardín, también podemos jugar con las posibilidades que nos ofrece el recipiente en sí. Escojas el recipiente que escojas, te recomendamos que no tenga mucho borde, para no entorpecer la visibilidad desde fuera.

Como ya hemos visto otras veces (en el Feng Shui, por ejemplo), el círculo es muy recurrente en la decoración, ya que las formas curvas aportan fluidez, movimiento y suavidad. Por eso, la verdad es que es bastante frecuente encontrar mini jardines dentro de recipientes circulares.

Esperamos que te animes a hacer tu propio mini jardín de estilo japonés. El resultado final te encantará.