Plantas enredaderas para tu jardín

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 15 mayo, 2019
Yamila Papa · 15 mayo, 2019
Las plantas enredaderas pueden ser una excelente idea para decorar el jardín, los muros o las pérgolas. Puedes elegir la que más te guste según el color de sus flores o la forma de sus hojas.

Se suele creer que para decorar con plantas debemos vivir en una gran casa con parque. ¡Nada más alejado de la realidad! En las ciudades solo necesitamos un poco de espacio al aire libre si queremos disfrutar de las plantas enredaderas. En este artículo te contaremos sobre las mejores especies que puedes usar para la decoración natural.

¿Qué saber sobre las plantas enredaderas?

Guiar enredaderas.

Como primera medida, te recomendamos que aprendas un poco de jardinería. No hace falta convertirse en experto, pero sí conocer los requisitos básicos de las especies que elegimos para nuestros espacios exteriores.

En el caso de las plantas enredaderas, debemos saber que se trata de un grupo bastante adaptable debido a que han evolucionado con el paso de los años y se han acostumbrado a diferentes condiciones.

Una de las características más importantes es que cuentan con raíces aéreas que les permiten sujetarse a las superficies como muros, vallas, paredes, pérgolas o columnas. Algunas también siguen su camino hacia los techos, pero en todos los casos deben plantarse en el suelo, donde estará el tronco principal.

¿Qué plantas enredaderas poner en el jardín?

Las plantas enredaderas, también conocidas como trepadoras, son perfectas para embellecer nuestro jardín, incluso si tenemos un patio pequeño. Pueden darle ese toque natural que tanto necesitas si vives en la ciudad o ser la envidia de tus vecinos en áreas no urbanas. Estas son algunas de las especies recomendadas:

1. Enamorada del muro

Parra virge.
Parra virgen / verdecora.es

Algunos la conocen como parra virgen, pero enamorada del muro ya nos dice bastante sobre su principal característica… ¡Adherirse a las paredes!

Se trata de un arbusto que crece de manera rápida y en gran cantidad. Por eso, debes tener el hábito de cortarla de vez en cuando, aunque no requiere de podas muy grandes.

Es una hermosa planta que en otoño adquiere un tono anaranjado y rojo, realmente llamativo y que podemos combinar con la decoración de una casa de campo, o con los muebles del jardín.

2. Rosa silvestre californiana

Rosa silvestres californiana.
Rosa silvestre / es.wikipedia.org

Se trata de un arbusto autóctono de Estados Unidos y México, pero que se adapta a zonas áridas o con colinas sin demasiada agua e, incluso, resiste a la sequía.

Crece en forma de matorrales, tiene tallos curvos y espinosos y puede alcanzar los dos metros de altura. Durante el otoño se le caen las hojas, y en primavera crecen unas bonitas flores perfumadas.

3. Glicina

Glicina.
Glicina / pinterest.es

Es conocida por sus flores moradas con un agradable perfume que florecen en verano. Un ejemplar de algunos años puede cubrir todas las paredes de una casa o un muro perimetral de una vivienda.

Es necesario alejarla de las tejas o los canalones porque se introduce en ellos y puede causar destrozos en el techo. Ten en cuenta que las semillas de la glicina son venenosas.

4. Plantas enredaderas: dama de noche

Dama de noche.
Dama de noche / rescatando-mi-cultura-guaran.blogspot.com

Se trata de una de las más bonitas plantas enredaderas que podemos colocar en nuestros jardines. Lleva ese nombre debido a que sus capullos y flores blancas abren al atardecer y se cierran al amanecer.

Lo bueno es que si la ponemos en una pérgola, podremos disfrutarla en las noches de verano y primavera. Preferible que esté en una zona bien iluminada durante el día.

5. Hiedra

Decorar tu casa con hiedra.

Ha tenido siempre muy mala fama, pero lo cierto es que la hiedra es una excelente planta trepadora para nuestro jardín, ya que es bastante resistente a los cambios de clima y a la falta de agua.

Sus hojas pueden ser de diversos tamaños y colores (blanco, amarillo, verde). Durante los primeros años es más sensible y requiere de suelos húmedos y algo de sombra.

6. Plantas enredaderas: buganvilla

Planta trepadora buganvilla

También se la conoce como Santa Rita, enredadera de papel o trinitaria. Es una planta originaria de Brasil, prefiere sitios húmedos y lluviosos.

Este arbusto siempre está verde, espinoso y ramoso, crece rápidamente y puede alcanzar los 10 metros de altura. Se debe apoyar en soportes contra las paredes. Sus flores llamativas son realmente hermosas, pudiendo ser: rojas, rosas, amarillas, púrpuras o magentas.

Otras plantas enredaderas que puedes elegir para tu jardín, terraza o balcón son: campanillas (vive solo un año en climas fríos) y pasionaria (sus flores son de varios colores, con pistilos morados), ficus tapizante (con hojas blancas o amarillas, no soporta las heladas).