5 recomendaciones para colocar los cojines en el sofá

Sofía Sangrador · 20 abril, 2018
¿Te gustaría dar el toque final en la decoración de tu cuarto de estar? Los cojines pueden ser una posible opción. Los puedes encontrar de diversas formas, texturas, colores, tamaños... Sin duda alguna son una posibilidad que puede dar mucho juego.

Si queremos colocar los cojines en el sofá de manera correcta es importante tener en cuenta algunas recomendaciones, que te vamos a dejar a lo largo de este artículo.

Los cojines son sin duda el toque final en la decoración de nuestro cuarto de estar, y más concretamente del sofá. Aunque no tengan gran tamaño, con ellos podemos dar personalidad a nuestros sofás. 

En el mundo del diseño y decoración, todo detalle tiene importancia.

Además de quedar genial a modo decorativo, los cojines aumentan la sensación de confort, de comodidad. Por eso los vemos también fuera de los salones: en dormitorios, en patios o terrazas, en nuestros rincones favoritos para leer o simplemente para mirar por la ventana.

Todos necesitamos algunos momentos de relax, después de un día de exceso de trabajo lo que más deseamos es llegar a casa para sentarnos en el sofá. Con los cojines podemos hacer que este momento sea aún más agradable y cómodo.

A continuación te dejamos 5 consejos o recomendaciones para que sepas cómo colocar los cojines sin ningún problema.

1. De fuera hacia dentro

Esto es muy importante: siempre tenemos que empezar desde los laterales. Lo mejor es que en las esquinas coloquemos aquellos que tienen mayor tamaño e ir colocando hacia la zona del centro los demás, dejando los más pequeños para el final.

Si eres partidario de la decoración minimalista, puedes probar a colocar cojines solo en la zona de los extremos dejando la parte central del sofá totalmente libre. Así no llamarán tanto nuestra atención al entrar en la sala. Seguirá reinando esa sensación de amplitud y tranquilidad tan típica de este estilo.

Cojines de fuera hacia dentro.

2. Simetría y tamaño adecuado

Sin duda, la simetría es un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de proceder a colocar los cojines. Esta idea se encuentra muy ligada a la de orden, armonía y perfección.

Por eso, es esencial que siempre compres los cojines por parejas, de dos en dos. A ver, no hace falta que sean exactamente iguales, pero sí que tengan algunas características comunes que haga que resulten agradables a la vista.

Deberás colocar uno en cada extremo, siempre en la misma posición. Por ejemplo: cada uno ocupando la zona en esquina y así sucesivamente.

En cuanto al tamaño ideal, debemos escogerlo en función del tamaño de tu sofá. Los de 50×50 son bastante versátiles, se adaptan a cualquier tipo de sofá. Solo hay que tener cuidado a la hora de combinarlos con los otros cojines que hayamos escogido. Aunque haya diferencia de tamaño entre ellos, debe ser de manera proporcionada. 

Simetría de los cojines.

3. ¿Cuántos pongo?

En el apartado anterior te hemos comentado que siempre debemos disponerlos sobre el sofá de manera simétrica. Además, escojas el número de cojines que escojas, este siempre debe ser impar.

Si quieres un truco para calcular cuántos cojines hay que poner puedes hacer lo siguiente: pon uno o dos cojines más que plazas tenga tu sofá. Entonces, si tu sofá tiene 3 plazas, deberás poner como mínimo, 5 cojines.

Obviamente también hay que tener en cuenta el tamaño de los cojines o qué forma tienen, ya que si por ejemplo dos de ellos son rectangulares o alargados, ocuparán más espacio.

Sin duda, el hecho de escoger un número impar hace que el espacio sea más atractivo a la vista (en nuestro caso el salón o cuarto de estar).

Cuántos cojines hay que colocar.

4. Combínalos

Como podrás ver, hay muchísimos tipos de cojines disponibles en el mercado. No olvidemos las tiendas de decoración online, que hacen que cada vez nos resulte más fácil hacer nuestras compras.

Por eso, es súper fácil conseguir cojines que queden bien en tu sofá. Para dar al resultado final un toque más vivo/dinámico, te recomendamos que juegues con distintas texturas, colores y tamaños.

Eso sí, para evitar que el sofá quede demasiado recargado, sería ideal combinar algunos cojines lisos con algunos estampados.

Para eso es importante conocer bien qué colores pegan más entre sí, para jugar con todas las posibilidades. Obviamente hay que tener en cuenta las colores de los otros textiles, como cortinas, mantitas o alfombras.

Combinar cojines.

5. ¿Y en un sofá con cheslong?

Conocidos también como chaise longues o sofá rinconera, necesitaremos variar un poco la colocación de los cojines. En estos casos no es tan fácil aplicar la idea de la simetría y proporción.

Entonces, para lograr esa sensación de equilibrio hay que colocar más cojines en el lado contrario al del cheslong. De esta manera quedará un resultado más compensado, ya que la zona del cheslong tiene más peso visual de forma natural, no hace falta colocar cojines para potenciarlo.

Cheslong con cojines.

Conclusión

Como has podido ver, es necesario prestar un poquito de atención a la forma de colocar los cojines. Si sigues estas pautas conseguirás un sofá mucho más cómodo y acogedor.