Espadas antiguas para la decoración del salón

Francisco · 16 noviembre, 2018
Las espadas pueden convertirse en un recurso decorativo para que tu salón se convierta en un espacio lleno de historia.

Si eres un apasionado de la historia y quieres hacer que tu casa se convierta en un espacio con decoración antigua que recuerda a épocas pasadas, un recurso muy útil pueden ser las espadas antiguas para la decoración del salón.

¿Qué pueden aportar al hogar? En realidad, reflejan nuestro gusto por la historia, siendo un artículo que ha tenido mucha repercusión durante siglos, existiendo diferentes modelos y formatos. No cabe duda de que será la atracción de todas las miradas.

Sin embargo, su aplicación en la decoración no se puede hacer de manera aleatoria, es decir, debe existir un diálogo coherente con el ambiente y el diseño interior, ya que no encajan en cualquier estilo.

Tipologías de espadas

Tipologías de las espadas.

Dependiendo de la cultura y la civilización, se utilizaba una espada u otra. Los formatos han variado a lo largo de la historia; por tanto, ha existido una evolución y en cada época ha variado el tipo de diseño. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Romana: también llamada gladius, tiene una hoja recta, ancha y no demasiado larga. El mango era algo sencillo, ergonómico y sin salientes de ningún tipo.
  • Vikinga: formato semejante al anterior, pero ofrece una estética más robusta, consistente y con un mango con remates más decorativos.
  • Medieval-Renacentista: también denominada Schloss Erbach, es muy alargada y consta de una hoja que se estrecha según se acerca hacia la punta y un mango con remate tangente horizontal. Probablemente es la más común dentro de los reinos cristianos europeos.
  • Daga: propia del siglo XVI, es un formato más pequeño, en torno a 30 centímetros de largo, con una hoja muy estrecha y un mango que remata en una forma curva.
  • Rapiera-Deschaux: una daga muy esbelta, de hoja fina y muy estrecha pero alargada. Lo más curioso es el mango, el cual está envuelto en la parte superior por alambres curvos que le ofrecen un carácter más decorativo y estético.
  • Katana: típica del mundo oriental, nos recuerda a lo japonés; en el fondo posee una estética muy diferente a las anteriores, con cierta curvatura exterior y hoja estrecha.
  • Falcata: propia de época íbera y musulmana, consta de una hoja ancha, con un cuerpo que comienza siendo estrecho y se ensancha en la cúspide con el fin de ser más aerodinámica.

Aplicación decorativa en el salón

Para ambientar correctamente el salón con las espadas, la colocación debe ser el principal punto sobre el que trabajar. Lo primero que debemos tener en cuenta es que han de estar visibles, a una altura considerable para poder disfrutar de su estética.

  • Vitrina: en el caso de que se prefiera su colocación dentro de una vitrina, es importante que esta tenga cristales amplios y puedan verse correctamente. Pueden situarse tanto horizontal como verticalmente; incluso si se ilumina por dentro, mucho mejor.
  • Decoración en la pared: pueden disponerse tumbadas sobre dos grandes alcayatas o colgadas verticalmente en el caso de que tengan mangos óptimos para ser colgadas.

– Convierte tu salón en un espacio lleno de historia.-

Estética que se consigue con las espadas antiguas

Decorar con espadas.

Aunque no lo parezca, la estética que se ofrece no es de difusión de la violencia o de la guerra, sino de pasión por la historia y por un artículo que, indudablemente, ha sido un referente para conocer épocas pasadas.

La manera en que se disponen en el salón, tal y como se ha comentado anteriormente, proporciona una estética de museo; es decir, se están exponiendo una serie de espadas para su visualización y disfrute.

De todos modos, no es necesario llenar las vitrinas y paredes de espadas. Interesa más bien que se seleccionen 2 o 3 y se consiga así una selección de aquello que realmente interesa enseñar.

Complementariedad con el resto de decoración

Ante la pregunta ¿con qué estilos decorativos encajan mejor las espadas? No cabe duda que son varios en los que encajan perfectamente, más que nada porque denotan cierto aire de historia.

Tanto en los estilos rústico, clásico, barroco y medieval, pueden encajar perfectamente. En cambio, otros como son los estilos urbanos, vanguardistas, minimalistas, contemporáneos, etc., no son los más apropiados para tener espadas en el salón.

En definitiva, a la hora de decorar con espadas, recuerda las tipologías existentes y trata de estudiar bien su colocación en el salón, siempre y cuando puedan dialogar con el resto de decoración.