Cómo elegir una vitrina expositora para tus cosas

Sofia 14 julio, 2018
Las vitrinas expositoras han vuelto, eso sí, con más tamaños, diseños y materiales diferentes disponibles. Si quieres encontrar la más adecuada para ti, lee el siguiente artículo.

Como ya habrás visto, tener una vitrina expositora en casa es algo cada vez más usual. Ya no es algo que solo vemos en tiendas de bisutería o en museos o galerías de arte.

Hace algunos años, era normal tener una vitrina en el comedor o en el salón, donde quedaba a la vista la vajilla y los juegos de té y café. Quedaban genial en interiores de aspecto clásico.

Sin embargo, actualmente quedan genial en interiores de estilos muy variados. Además, si son de madera, podemos tratarla para que parezca más envejecida, lo que, por ejemplo, quedará muy bien en interiores vintage.

Actualmente suelen albergar objetos muy variados, como figuras pequeñas, libros, revistas, jarrones, maquetas, plantas, relojes… solo tienes que ordenarlos y colocarlos a tu gusto.

Además, es una buena forma de mantener tus pertenencias alejadas de la suciedad y del polvo. Eso sí, es muy importante mantener el orden y no acumular demasiados objetos, ya que queda todo a la vista.

A continuación, te dejamos algunos consejos para que los tengas en cuenta a la hora de elegir la vitrina expositora perfecta para tu casa.

Conoce los principales tipos

En primer lugar, creemos que es importante que conozcas las diferentes tipologías existentes. Para ello, nos vamos a fijar en los posibles materiales de elaboración de la vitrina expositora.

Además de por la calidad del material, debes tener en cuenta qué tipo de material quedará mejor en función del estilo de tu vivienda.

  1. Aluminio: de tamaño reducido. La verdad es que no son las más usadas, debido a que su aspecto es un poco frío. Son perfectas para custodiar los objetos más delicados.
  2. Cristal: son las más sencillas, por lo que nuestra atención se fija directamente en su interior, en los objetos. Al ser totalmente transparentes (además muchas veces no tienen ni puertas), puedes usarlas para separar ambientes/espacios.
  3. Madera: sin duda alguna son las mas utilizadas. Pueden ser muy sencillas (estructura de madera con puertas de cristal) o añadir cajones de madera en la parte delantera. También pueden tener la mitad inferior de la puerta de madera y la superior de cristal.
  4. Otros: como el metacrilato.
Vitrina de madera y de cristal.

¿Dónde vas a ubicar tu vitrina expositora?

Otro aspecto muy importante es la ubicación de la vitrina. Es importante que el material de la vitrina expositora concuerde con el de la estancia donde vaya a ser colocada.

Por ejemplo: una de madera quedará mejor en un interior rústico, clásico o vintage, una de cristal en un espacio minimalista, una de aluminio en un espacio más industrial y moderno…

Además, es importante que midas bien el espacio disponible en la habitación que escojas, para que el espacio no quede sobrecargado y, aún así, puedas aprovechar cada centímetro disponible. Por ello, puedes plantearte encargarla a medida.

Si hay mucho espacio disponible y te gusta una vitrina de tamaño medio, puedes colocar más de una, como un estructura modular. Pueden sustituir a estanterías y armarios.

¿Cuál será su contenido?

Por último, es importante conocer de antemano qué objetos quieres guardar en tu vitrina expositora. En función de ello, deberás optar por unos complementos u otros. También dependerá de ello el tener una vitrina orientada de manera horizontal o vertical.

Si, por ejemplo, tienes objetos que no quedan demasiado bien a la vista pero no quieres tirar, puedes meterlos en cajitas o cestas. Quedarán muy bien en el interior de la vitrina; además, puedes jugar con tamaños, colores y texturas.

Por otro lado, si la vitrina no está cerca de una fuente de luz natural, puedes plantarte añadir en su interior pequeñas bombillas o barras de luz, para que resulte más fácil ver su contenido.

Si además los objetos son de pequeño tamaño, puedes añadir una o varias plataformas giratorias. De esta manera será más fácil ver todo el contenido.

Por último, si vas a guardar objetos de alto valor, por ejemplo si eres coleccionista, te recomendamos que añadas una cerradura u otro dispositivo de seguridad. Si te gusta esta nueva modalidad de almacenamiento, quizás también te interesen los closets, que sirven también para tener todo ordenado y a la vista.

Vitrina de aluminio.
Vitrina de aluminio / ikea.com

 

Por último, volviendo a las vitrinas, piensa que también puedes crear y personalizar tu propia vitrina expositora. Lo puedes hacer tú mismo en casa o encargarla a medida en alguna tienda. Así seguro que el resultado final te encantará. Además, piensa que puedes unir varias estructuras para conseguir un espacio de almacenamiento y exposición de mayor tamaño. Las opciones son infinitas, dependen de tus gustos y criterios.

 

Te puede gustar