El baño seco ecológico, ¿qué es?

23 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
La naturaleza necesita urgentemente que nos pongamos manos a la obra para proteger todo el medio ambiente y no malgastar tanta agua; por eso, los baños secos son una buena solución.

Hoy en día ha aumentado la preocupación por proteger el medio ambiente. Desde el hogar podemos trabajar diferentes fórmulas para mejorar la salubridad y, por supuesto, no perjudicar a la naturaleza; por eso, te contamos todo sobre el baño seco ecológico.

Este recurso sanitario es completamente innovador y una pieza que no es común en las casas. Es interesante poder conocer las nuevas tendencias en decoración y funcionalidad que hay en el mercado, sobre todo para que podamos mejorar nuestra calidad de vida.

Evidentemente, este tipo de recursos no están al alcance de cualquiera ya que tienen un coste elevado. De hecho, hasta hace poco tiempo era un objeto completamente desconocido y, actualmente, se está abriendo paso en las nuevas viviendas de las ciudades y en las casas de campo.

¿Qué es realmente un baño seco ecológico?

Baño seco ecológico
Imagen: pinterest.es

Un baño seco ecológico, como su propio nombre indica, no requiere el uso de agua. Generalmente, estamos acostumbrados a que nuestro baño se nutra de agua con la que asearnos y con la que eliminar sustancias de desecho que producimos a diario.

En cambio, para este tipo de baño no vamos a requerir ni tuberías ni desagües; en el fondo, se realiza todo el procedimiento en seco. Nosotros podemos seguir acudiendo al váter con total normalidad, pero no vamos a tener una cisterna de agua ni tampoco tendremos que tirar de la cadena.

Esto supone un ahorro de agua muy notable; además, contribuimos a no contaminar los ríos ni las aguas subterráneas. De todos modos, es posible que surja la siguiente pregunta: ¿qué se hace con los desechos? Serán empleados para el campo, como abono natural.

– Debemos concienciar a la sociedad de cuidar más el medio ambiente. –

4 principales características del baño seco ecológico

Baños ecológicos
Imagen: pinterest.es

Aparentemente, este váter no es distinto al que comúnmente tenemos en nuestros hogares. En otras palabras, la disposición de este tipo de recursos no supone un cambio en la forma de acudir al baño. De hecho, es exactamente igual en su forma e imagen, aunque tiene algunas peculiaridades internas:

  • En primer lugar, debemos hablar del material. Está realizado con fibra de vidrio y su resistencia al paso del tiempo es considerable; es decir, puede resistir perfectamente a un uso diario y tiene la posibilidad de cambiarse de sitio siendo un elemento móvil.
  • Una vez que abrimos la tapa, nos encontraríamos con un receptáculo para la orina con un conducto que saldría hacia el exterior por la parte inferior o simplemente hacia un depósito. De esta manera, podríamos deshacernos del líquido de forma sencilla.
  • Por otro lado, se sitúa el espacio más amplio que es para recibir los desechos sólidos. Ahí colocaremos serrín, tierra o cualquier otro material seco que evite la aparición de olores y que resulte fácil de limpiar. Este recipiente puede extraerse, ya que no deja de ser un cubo trasportable.
  • La limpieza se realizaría de la misma manera que un retrete común; eso sí, siempre que hagamos uso de él, después tenemos que limpiarlo. No obstante, puede recibir varios usos y, una vez que se considere oportuno, puede realizarse el proceso de eliminación de los residuos.

¿Qué hacer con los desechos?

Cómo hacer compost

Si tenemos un jardín o nuestra casa se sitúa en el campo, podemos hacer una compostera. Este lugar será donde se depositen los desechos con el serrín incluido. En realidad, es un espacio donde poder acumular todos los excrementos y que esté cercado por maderas.

Esta compostera posee en el interior un hoyo en el que pueden depositarse también ramas y hojas secas con el fin de evitar malos olores. De todos modos, el propio serrín cumple una función extraordinaria y evita la salida de cualquier tipo de fetidez.

La utilidad que se le puede dar a este compost para los huertos o el propio campo es formidable. Es como si estuviésemos contribuyendo para el desarrollo de la naturaleza y sin necesidad de contaminar ni tampoco malgastar el agua.

En el caso de que tengamos el baño seco en una vivienda de ciudad, podemos emplear un cubo con una bolsa donde arrojar todos los desechos. En este sentido, estaríamos generando más residuos; sin embargo, es recomendable que, a poder ser, podamos darle una utilidad a este compost para el campo.

Imagen principal: pinterest.es

  • Delpas, Clara: La salud, Hispano Europea, 2010.