Requisitos del cableado eléctrico necesario para un baño

Pilar · 5 marzo, 2019
El cableado eléctrico en el cuarto de baño puede llegar a ser realmente peligroso, por lo que su instalación debe llevarse siempre a cabo por un profesional. De todos modos, te explicamos los requisitos que debe cumplir para garantizar la seguridad.

De todas las estancias de la casa, se puede decir que el baño es la más peligrosa. Es por ello que hay que prestar especial atención a la hora de instalar el cableado eléctrico, evitando cualquier tipo de accidente. Además, tienes que tener en cuenta que existe cierto peligro tanto a la hora de instalarlo, como a la hora de hacer uso de todos los elementos eléctricos.

Para que puedas disfrutar del cuarto de baño de tu casa con total seguridad y comodidad, a continuación te explicamos todos los requisitos que debe reunir el cableado eléctrico necesario para un baño.

Cableado eléctrico y humedad, grandes enemigos

Cableado eléctrico y la humedad.

Todos sabemos que la electricidad y el agua son una de las peores combinaciones posibles. En cambio, a la hora de instalar un cuarto de baño no queda otra opción que la de utilizar ambos. La electricidad es fundamental para la iluminación o la utilización de secadores, afeitadoras o planchas de pelo. Por otro lado, el agua es el elemento principal del baño, ya que sin ella esta estancia no tendría ningún sentido.

Por lo tanto, es obligatorio trabajar con estos dos elementos que tan peligrosos pueden llegar a ser si los juntamos. Lo que ocurre tras el contacto de electricidad y agua es una descarga eléctrica. Esta dependerá de la intensidad de la electricidad y del nivel de humedad. Por ejemplo, no es lo mismo tocar una regleta con las manos húmedas, a que se caiga una plancha de pelo en la bañera. El desenlace puede llegar a ser mortal.

Por todo esto, nuestro consejo es que nunca realices tú mismo la instalación del cableado eléctrico del cuarto de baño. La única excepción es que tengas conocimientos avanzados sobre ello. Un profesional es la única persona capaz de realizar todo el cableado eléctrico, manteniendo la seguridad de tu familia.

Además, en caso de error en la instalación, la fatalidad puede ser doble. Por un lado, puede producirse una descarga eléctrica a la hora de instalar el cableado. Por otro lado, puede suceder que la instalación tenga algún fallo y la descarga se produzca tiempo después de haber terminado las obras.

Zonas de protección

Enchufe en el baño.

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de instalar un cableado eléctrico son las zonas de protección. Estas indican cuáles son las zonas más peligrosas y, por lo tanto, en las que debes evitar instalar cualquier elemento eléctrico. Las zonas de protección se numeran atendiendo al nivel de peligrosidad y son las siguientes:

  • Cero. Es la zona más peligrosa y en la cual no debe estar presente ningún elemento eléctrico bajo ningún concepto. Se corresponde con el interior de la bañera o el plato de ducha.
  • Uno. Son las paredes verticales que están en contacto con la ducha o la bañera, hasta una distancia de 2,25 metros. Esta cota ya no es extremadamente peligrosa, pero se sigue sin recomendar instalar ningún elemento, aunque en algún caso se instalan las controvertidas duchas eléctricas.
  • Dos. Abarca desde el final de la zona uno hasta un metro más allá. En esta zona se pueden instalar elementos de baja tensión, tales como interruptores o enchufes.
  • Tres. Es la última de todas las zonas y la que permite la instalación de elementos de mayor intensidad. Abarca desde 3 metros de la bañera y a una altura 2,25 metros

La toma de tierra es fundamental

Descarga eléctrica.

Tal y como has podido comprobar a lo largo de este artículo, el baño es una estancia muy peligrosa en lo relativo a la electricidad. Es por ello que resulta fundamental guardar todas las medidas de seguridad para evitar los peligros que pueden provocar graves accidentes.

Explicado de una forma muy sencilla, se puede decir que en una instalación básica la corriente pasa por el cableado hasta el elemento principal, como una bombilla, y después vuelve al generador. Si en la instalación hay algún fallo, se produce una pequeña descarga.

Este tipo de errores no se pueden dar en un baño, ya que mezclados con el agua, dan lugar a grandes y peligrosas descargas. Para garantizar la seguridad se debe instalar una toma de tierra. De este modo, se evitan las descargas eléctricas y todos los miembros de la familia estarán protegidos de cara a cualquier percance.