Tipos de mamparas para la ducha

7 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Si vas a colocar una mampara en la ducha, es mejor que tengas en cuenta qué modelos hay y qué beneficios puede ofrecer cada modelo.

El cuarto de baño es un espacio que da mucho juego para la decoración. Tanto los sanitarios como los colores que apliquemos son los principales recursos con los que trabajar la estética del lugar. Por eso, en esta ocasión queremos mostrar diferentes tipos de mamparas para la ducha y su aportación en del baño.

Por norma general, solemos trabajar la decoración de este lugar de una manera distinta al resto del hogar; esto se debe básicamente a la propia funcionalidad del espacio, los materiales que lo conforman y el propio contenido que tenemos en el interior.

Existe una amplia gama de mamparas para la ducha. A la hora de elegir la adecuada debemos prestar seria atención al tipo de uso que hagamos de la misma y al estilo decorativo del hogar. Aunque no lo creamos, suelen ser el fiel reflejo de nuestra personalidad debido al significado que queremos expresar.

Las mamparas clásicas ¿han pasado de moda?

Las mamparas clásicas han estado presentes en las casas en los últimos 30 años. Se conforman de una estructura de perfilería ancha en los cuatro lados, siendo de color blanco y resaltando de forma contundente, como si se estuviese delimitando la superficie a modo de marco.

Estos perfiles suelen ser de unos 5 centímetros aproximadamente. En este caso, no se ha tratado de guardar un sentido estético dentro de la mampara, sino que se ha buscado la practicidad y el reforzamiento general sin pensar realmente en la posible contribución decorativa.

¿Por qué se han cambiado las tendencias últimamente? Esto se debe principalmente a que las mamparas solían romperse precisamente en este perfil; además, se llenaban de suciedad y los rodamientos no funcionaban adecuadamente. En cambio, en la actualidad no son tan habituales en el mercado.

– Las nuevas tendencias se abren paso, buscando funcionalidad y estética.-

La modernidad se abre paso en los hogares: 4 características

Sin lugar a dudas, los diseños más depurados y prácticos tienen un mayor recorrido y facilitan su uso en el día a día. La limpieza y durabilidad en el tiempo las convierten en apuestas seguras con el fin de obtener un buen resultado. Veamos algunas características para hacer un baño moderno:

  • El diseño es básico un funcional. Suelen tener un perfil depurado, sin estructuras que las condicionen; incluso, existen ejemplares que se delimitan únicamente con el propio cristal, es decir, que no necesitan ningún reforzamiento en los extremos.
  • Lo ideal es que no tengan carriles en la parte inferior; de esta manera, el acceso se puede realizar de forma sencilla y sin ningún tipo de barrera. No hay nada peor como la obstaculización de la puerta, ya sea por la suciedad o la rotura del sistema de deslizamiento.
  • También están las mamparas cuyas puertas pueden abrirse hacia afuera. El cerramiento suele estar bien estudiado, a través de algunas gomas que se colocan en los laterales que, a pesar del paso del paso del tiempo, funcionan a la perfección.
  • La estética minimalista está muy bien asentada dentro de este tipo de recursos. Normalmente, en este estilo encontramos líneas rectas y bien conformadas, buscando la concepción artística contemporánea y funcional.

¿Mampara traslúcida u opaca?

Mampara de puertas correderas para ducha.

La elección de la mampara también dependerá del tipo de privacidad que queramos tener. Evidentemente, el momento de la ducha es algo personal; no tenemos que mostrar nada al exterior ni tampoco buscar una apariencia en el momento.

Por eso, el tipo de material que empleemos puede condicionar la estética del baño. Las mamparas pueden ser opacas o semiopacas, esto quiere decir que permiten el paso de luz, pero tamizada y sin posibilidad de que pueda verse adecuadamente a través de ella.

Sin embargo, existe la posibilidad de ofrecer una visión interna de forma directa a través de mamparas traslúcidas y sin ningún tipo de ocultismo. Esto permite que pueda contemplarse el interior de la ducha, toda la azulejería y ofrecer sensación de amplitud.

¿Qué es mejor, curva o recta?

Las mamparas para la ducha pueden encontrarse en dos formatos: curva o recta. Cualquiera de las dos puede cumplir con su función de forma correcta. Ninguna de ellas puede considerarse como la mejor opción.

A la hora de elegir, hay que tener bien claro el lugar donde se debe disponer. Solo de esa manera podremos salir de dudas y adaptar mejor la mampara al espacio.

  • Copestick, Joa; Wilhide, Elizabeth: Decoración contemporánea, Libsa, 1998.