Transforma tu baño en un spa

Mónica Heras Berigüete · 20 noviembre, 2018
Vamos a darte un extra de cuidado convirtiendo tu baño en un spa lleno de sensaciones. ¿Te apetece probar?

Crear espacios en casa que nos inviten al bienestar, al autocuidado  y a conectar con nuestra esencia, resulta más importante de lo que pensamos. Transforma un simple gesto de higiene diaria en un momento de hedonismo dedicado a recibir las atenciones propias de un profesional de la belleza, convirtiendo tu baño un spa. Solo necesitas añadir unos cuantos elementos para que el placer comience.

De baño a spa con obra

Si estás pensando en reforma el cuarto de baño, quizá ha llegado el momento de hacer una buena planificación y convertir tus sueños en realidad. ¡Olvídate de seguir yendo a un balneario cada vez que necesites un momento de relax!

Para conseguir convertir tu cuarto de baño en un spa debes empezar por plantearte si vas a optar por un plato de ducha o por una bañera, a menos que tengas sitio para ambas, de ser así, ¡enhorabuena!

Ducha

Combinación de baldosas.
Combinación de baldosas / platodeducha.es

Hay dos tendencias en cuanto a la instalación que te darán mucho juego. Puedes ponerla a ras de suelo o bien elevada con un par de escalones. Ambas son muy estéticas y te harán sentir el lujo en casa.

  • Mampara: existen muchas opciones en cuanto al diseño, puede ser de puerta batiente, corredera o panel fijo. Depende un poco de tus gustos y un mucho de cómo sea el espacio en el que está situada la mampara.
  • Perfilería: no solo es estética, también debes tomar en cuenta la calidad de los materiales, qué tan resistentes a la humedad son.
  • Cristal: el acrílico ha quedado en desuso y lo hemos remplazado por el vidrio templado que es muy seguro, ya que es resistente a los golpes y si llega a romperse, se hace trocitos muy pequeños y redondeados. Eso sí, aunque cueste un poquito más elige uno que tenga tratamiento antical ya que te evitará mucho trabajo gracias a que repele el agua y va a evitar que la cal se adhiera.
  • El agua: sí, también puedes decidir cómo quieres que salga el agua. Si quieres efecto lluvia (súper relajante), con columna de hidromasaje, empotrada al techo y hasta las hay con cromoterapia, para beneficiarte de la terapia del color.

Bañera

Bañera exentas.

Con una bañera podrás disfrutar de un plus en lo que a mimo y relajación se refiere. Son perfectas para dedicarnos ese momento de bienestar.

  • Bañera exenta: si tienes espacio suficiente no te lo pienses, además con este tipo de bañera no necesitas hacer obra. Hay muchos modelos en el mercado, desde las versiones más clásicas con patas a las más modernas con diseños minimalistas.
  • Bañera con hidromasaje: si lo tuyo son los chorros de agua mira las bañeras tipo jacuzzi, una verdadera terapia para nuestro cuerpo.
  • A ras de suelo: estas suelen ser de obra y son preciosas, pero sí tienes que saber que necesitas ponerte en manos de un albañil. Te dará un ambiente muy limpio, ya que no ocupa espacio visual y es muy fácil entrar y salir de ella.

De baño a spa sin obra

Organizar los productos de higiene para el baño.

Tanto si vas a tirar paredes como si solo vas a redecorar tu baño, puedes crear tu propio spa incluyendo algunos detalles en tu cuarto de baño. Toma nota:

  • Línea de belleza: esa marca que tanto te gusta, la que le sienta tan bien a tu piel y tiene una presentación tan bonita, ¡esa! Haz que sea la protagonista del lugar, usa los productos y decora los estantes con ellos.
  • Puente de bañera: es un accesorio indispensable para poder pasar las horas muertas dentro de la bañera con todo lo que necesitas a mano.
  • Olores: que tu baño huela bien, que apenas entres en él ya te sientas en las nubes. Puedes utilizar aceites esenciales y un difusor, incienso o hasta jabones perfumados con los que podrás decorar, lavarte y perfumar, ¡todo en uno!
  • Velas: pueden ser perfumadas y favorecer ese buen ambiente del que te hablábamos y cuando vayas a tener tu sesión de spa, enciéndelas y empieza a disfrutar.
  • Mucho orden: para que llegue la paz mental necesitamos que nuestro entorno también esté en paz y esto se traduce en orden. Utiliza cestos para guardar las toallas, cajas y accesorios que además de decorar, te ayuden a mantener todo en su lugar.
  • Música: no te olvides de llevar tu playlist y conectar tu altavoz. Respira profundo y empieza a llenarte de buenas vibraciones y mímate mucho.