8 consejos para decorar tu apartamento en color negro

1 agosto, 2018
Un apartamento en color negro no tiene por qué ser tenebroso ni aburrido. Para ello es fundamental tener en cuenta algunos aspectos decorativos y combinarlo con otros tonos.

Si eres audaz, sofisticado y elegante… entonces tienes que decorar tu apartamento en color negro. Lo mismo si te encanta lo formal e incluso un poco el misterio. Este tono aunque puede parecer sombrío, también tiene una punto de sensualidad y prestigio. En este artículo te daremos algunos consejos para que la decoración quede perfecta.

Cuando pensamos en un apartamento en color negro… no quiere decir que entraremos en la cueva de Batman ni nada por el estilo. Según cómo lo decoremos y combinemos podemos conseguir un efecto espectacular. Presta atención a estos consejos para que quede perfecto.

1. No abuses del color

El negro queda muy bonito, pero ten cuidado de no pecar de exceso con este tono. ¿Por qué? Porque apenas entres a tu hogar te deprimirás. Este color queda bien cuando lo combinamos con otros tonos, como el gris, el dorado, el plateado, el rojo o el blanco.

2. Pinta una pared de negro

Si no quieres crear un ambiente lúgubre y algo tenebroso, te recomendamos que solo pintes una (o como máximo dos) pared de ese color. En el caso de que tu salón o habitación sea de gran tamaño y cuente con una buena iluminación natural puedes “darte el lujo” de pintar todas de oscuro. De lo contrario, deberás conformarte con menos para que no parezca aún más pequeña la estancia.

3. Anímate a pintar el techo

Tal vez te has mudado a una casa con techos demasiado altos y que no te agradan demasiado. Una propuesta, algo arriesgada, sin duda, es pintarlos de negro (incluso con las vigas en blanco).

Si no estás convencido, ten en cuenta que de esta forma resaltarás otros elementos que hay en el ambiente, como la decoración (sobre todo si es clásica) y que podrás jugar con la altura del techo.

4. Usa negro en los accesorios

Supongamos que no te has animado a la pintura oscura (por el momento). No hay problema, ya que para un apartamento en color negro también puedes comprar muebles u objetos decorativos en ese tono.

Hay mesas, sillas, camas, jarrones, cuadros, lámparas, sofás y todo lo que se te ocurra en este tono. Puedes combinarlos con otros de color blanco, plateado o gris para tener un efecto más moderno y al mismo tiempo elegante.

5. Elige telas negras

Otra idea más que interesante para usar el negro en la decoración es emplearlo en las diferentes telas que tengas. Por ejemplo en las cortinas, en las alfombras, en los cojines, en la ropa de cama, en las toallas o en las mantas.

Estos pequeños detalles harán que los ambientes se vean mucho más elegantes y distinguidos, al mismo tiempo que le aportarán un aire de misticismo a las estancias.

6. Líneas en negro

Una idea decorativa que cada vez se usa más en un apartamento en color negro es destacar líneas rectas con ese tono. ¿Cómo? Por ejemplo, el borde de las ventanas o las puertas, el marco de los cuadros, las columnas de las paredes, las esquinas, la barandilla de la escalera, el contorno de los muebles de la cocina o del armario, etc.

salón en líneas negras

De esta manera, tendrás ese toque oscuro en los ambientes sin ser demasiado atrevido ni audaz. Y además queda más que bonito. Incluso puedes comprar algunos muebles o artículos de decoración que sean blancos con bordes negros (por ejemplo lámparas, cojines, mesas) y seguir con la misma estética.

7. Ponle un poco de color

Aunque te encante el negro y lo uses no solo para vestirte sino en tu casa, también es bueno que haya un poco de colorido aunque sea en un rincón de tu apartamento. Además de los tonos que combinan, te recomendamos que compres algunos accesorios en verde, amarillo, naranja, violeta o rosa. De esta forma no se verá todo tan ‘formal’ y ‘sobrio’.

8. No decores toda la casa igual

Un apartamento en color negro no necesariamente tiene que ser por completo en este tono. Puedes elegir un solo ambiente donde sea el color principal, pero que las demás estancias no lo incluyan.

También tienes la posibilidad de jugar con las proporciones. Por ejemplo, si en la sala el tono primario es el negro y el secundario el blanco… ¡En el dormitorio hazlo al revés!

Te puede gustar