¿Cómo reparar los rayones en un suelo de parqué?

Este artículo fue redactado y avalado por Francisco J.
· 27 marzo, 2019
¿Tienes algún desgate anormal en la superficie del parqué? Es hora de ponerse manos a la obra y solucionar estos problemas de manera rápida y eficaz.

Si observas detenidamente el suelo de tu casa, probablemente encuentres un gran número de desperfectos, sobre todo si es de madera. No obstante, existen soluciones para esto. En este sentido, debemos preguntarnos cómo podemos reparar los rayones en un suelo de parqué.

Merece la pena que tengamos el mejor suelo, siempre en buenas condiciones. Las alfombras no deben ser utilizadas para tapar los desperfectos, sino más bien para decorar. Por eso, si encontramos una solución a los problemas, ¿por qué vamos a ocultarlos?

Es mejor coger el toro por los cuernos y reparar aquello que se encuentre en mal estado. Cualquier rozadura, movimiento brusco o caída de un objeto puede provocar el deterioro del suelo. Esto puede evitarse, pero no siempre. Por tanto, es mejor saber algunos remedios por si tenemos que hacer una intervención rápida.

Principales problemas a los que nos enfrentamos al reparar los rayones

Rayón en el suelo de madera.

Si tienes un suelo de parqué, es más que probable que en alguna ocasión sufra algún incidente. Los rayones son los más comunes, ya que solo con arrastrar una silla se está generando una erosión sobre la superficie. De esta manera, quedará una marca más o menos pronunciada.

De la misma manera puede ocurrir al caerse algo de forma brusca o violenta. Por ejemplo, un vaso de cristal o un objeto al precipitarse sobre el suelo puede provocar un golpe bastante contundente y, a su vez, una marca que ya genera incomodidad y queda visible.

Normalmente, cuando tenemos hijos esto es bastante común. Suelen jugar en el suelo y pueden generar todo tipo de rozaduras y golpes sobre el mismo. Para prevenir es importante que quede cubierto por alguna alfombra, pero si no es posible, entonces habrá que saber qué hacer cuando se produzca algún rayón.

Reparación en caso de hundimiento de la madera

Suelo de madera rayado.

¿A qué nos referimos con el hundimiento de la madera? Cuando se resquebraja la superficie y se incide directamente, eliminándose parte de ella; es decir, es como una rayadura, pero de manera profunda, dejando, así, un espacio fino y hueco. ¿Cómo lo reparamos?

  • La fórmula más interesante es echar un poco de agua en el hundimiento y dejarlo durante 24 horas. No es necesario echar demasiada, con un poco es suficiente. Esto provocará un ensanchamiento de la madera y se cerrará.
  • Para aplicarlo puede usarse un pincel o una jeringuilla. También existen aplicadores que permiten la salida de agua de manera regulada. No nos interesa disponer demasiado líquido, ya que la madera no debe recibir exceso de humedad.

¿Qué hacer si se producen los rayones con desprendimiento?

Suelo de parqué desgastado.

En este caso, se ha producido un desprendimiento de la madera. No significa que haya un hundimiento profundo, sino que se ha eliminado una parte de la superficie de manera involuntaria. Para este caso, ¿cómo podemos actuar?

  • Puede utilizarse cera que permita suplir la parte desprendida del rayón. Lo importante es que quede cubierto y vuelva a tener la apariencia primigenia.
  • La cera debe calentarse y fundirse, de tal manera que podrá disponerse por la superficie directamente. Una manera de hacerlo sería fundir la cera previamente en un cuenco, o mediante un secador de pelo que ayude a fundirla mientras se aplica.
  • Es imprescindible que se complete la zona desprendida y que no quede nada sin cubrir.
  • Posiblemente, queden restos en los alrededores. Hay que dejar limpio todo el conjunto y quitar toda la cera que no es necesaria.
  • Lo ideal es utilizar cera del mismo color que la madera. En el caso de que no la encuentres, puedes aplicar una que sea más clara y, a continuación, colorearla con un rotulador especial para madera con el fin de igualar las tonalidades.

Algunos consejos útiles para reparar los rayones

Fieltro para las sillas.

Si el desperfecto ha sido leve y su visibilidad no es demasiado evidente, con aplicar únicamente el rotulador puede ser más que suficiente. Sin embargo, cuando sea demasiado pronunciado el problema, es entonces cuando hay que ponerse manos a la obra.

Para evitar cualquier tipo de rayón superficial, es imprescindible que las sillas y las mesas, sobre todo las del comedor, tengan en las patas los taquitos de fieltro. Solo así podrá prevenirse cualquier desperfecto; lo importante es que no nos arrepintamos cuando veamos que el suelo está lleno de rozaduras.

  • Jiménez España, Estla del Carmen: Limpieza, tratamiento y mantenimiento de suelos, paredes y techos en edificios y locales, Madrid, Elearning, 2014.