Decoración del teléfono móvil: fundas y carcasas

Francisco · 31 octubre, 2018
Dale un toque interesante a tu teléfono móvil a través de una funda con una decoración que refleje tu propia personalidad.

La decoración no tiene por qué centrarse únicamente en casa, también puede aplicarse a algunos objetos útiles de la vida cotidiana. A continuación, descubriremos las posibilidades que ofrece la decoración del teléfono móvil: fundas y carcasas.

No importa el teléfono que tengas, ya sea de un tamaño u otro y tampoco importa la marca. Hoy en día existen múltiples posibilidades de decorar el móvil y, a su vez, protegerlo de los posibles golpes, rozaduras y rayones.

Una buena funda puede servir para la mejor conservación del móvil; pero, a su vez, puede cumplir una función de embellecimiento externo y ofrecer así una imagen.

Decoración como reflejo de nuestra personalidad

Fundas de colores.

El teléfono móvil es un artículo necesario en nuestras vidas. En el fondo, cada persona tiene uno; lo utilizamos asiduamente para múltiples finalidades, tanto sociales como personales.

En este sentido, el móvil es un objeto visible a nivel público. Cuando se habla por la calle, cuando se escribe un mensaje o simplemente mientras se juega a un juego, se mira el Facebook o si se escucha música. El móvil está expuesto para ser visto.

A la hora de definir qué es la decoración, podría decirse que es el proceso por el que adecuar estéticamente un elemento o un lugar; por tanto, el móvil también puede ser decorado, con el fin de que se deguste su apariencia.

– Decora el teléfono móvil, le aportarás un toque especial propio de tu personalidad.-

Así, la decoración que le aportemos al móvil puede ser reflejo de la personalidad del dueño. Tanto los colores como el contenido pueden mostrar cómo es la persona; por eso, es interesante poder aportar una buena apariencia externa.

Fundas y carcasas: formatos

Funda libro para móvil.

Tanto una funda como una carcasa cumple una misma función: recubrir el móvil y protegerlo de las adversidades externas. Deben ser resistentes, pero además pueden contener una decoración que lo embellezca. Existen los siguientes tipos:

  • Finas de silicona: material maleable, de fácil adaptación y textura suave. Ante cualquier caída este tipo de carcasas sirven de colchón confortable. Las hay de colores y con imágenes o frases escritas.
  • Rugerizadas: este material es más duro y, a su vez, protege de manera mucho más efectiva el móvil ante cualquier caída. También las hay con colores, mensajes e imágenes, todo al gusto del consumidor.
  • Tipo libro: el formato es muy diferente a las anteriores. El móvil se inserta en una cavidad y la pantalla es protegida por una tapa que se abre y se cierra como un libro. De este modo, el cristal queda completamente oculto sin contacto exterior.
  • Tipo estuche: este caso es como una pequeña bolsa-estuche donde se inserta el móvil. Aquí hay plena seguridad anti-roturas y queda muy oculto; incluso puede tener un enganche para colgarlo del cinturón o la mochila. Es un modelo de estética seria.

No debemos olvidar que todas las fundas o carcasas se ajustan correctamente, tienen un pequeño agujero para la cámara y, en el caso de las tipo libro, pueden tener un pequeño cristal para ver en la pantalla si llegan mensajes.

Tipologías para la decoración de la carcasa

La primera pregunta que uno debe hacerse es el tipo de estética que se quiere mostrar. Puede ser más cómica, más alegre, otorgarle seriedad o ser solamente una funda funcional.

Funda de móvil.

  • Una imagen de una figura: las hay con imágenes de diferentes tipos (un personaje famoso, un muñeco, de temática cinematográfica, etc.). Evidentemente, se está mostrando el gusto que se tiene hacia cierta representación figurativa.
  • Un paisaje: cada vez se llevan más paisajes neutrales, es decir, lugares desconocidos, como puede ser una playa, una puesta de sol, una montaña nevada, etc.
  • Estampados: si lo que se quiere es mostrar un estampado con representaciones geométricas o lineales, se aportaría simplemente una decoración sencilla, sin mensaje alguno y con un simple entramado de líneas o símbolos.
  • Monocromía o policromía: posee uno o varios colores. En el primer caso se mostraría una apariencia más plana y simple; en cambio, el segundo caso sería un estallido de alegría de colores y dinamizaría enormemente la decoración del teléfono.
  • Fundas/carcasas con formas: se representa algo de la vida real, es decir, que se trata de simular un elemento de manera realista, como por ejemplo una tableta de chocolate, la cabeza de un conejo con sus orejas, un helado que se derrite, etc.

En definitiva, existen múltiples tipos. Se recomienda acudir a una tienda especializada donde puedan encontrarse mucho modelos y escoger el más adecuado. Un ejemplo sería “La casa de las carcasas”.