El tocadiscos, ¿aún sigue en uso?

Francisco · 16 enero, 2019
¿El tocadiscos ha pasado de moda? Ante esta pregunta, podríamos contestar que no. ¿Por qué no recuperarlo y aportarle a tu hogar esa esencia antigua que despierte nuestra nostalgia?

Históricamente, han existido distintos tipos de reproductores de música. Hoy en día internet y las nuevas tecnologías nos ofrecen todo lujo de comodidades, pero, en el fondo, no cumplen una función decorativa. Muy diferente es el tocadiscos, que sí puede aportarnos ese toque original.

Actualmente, sigue habiendo nostálgicos que para escuchar música deciden comprar discos de vinilo. Sin embargo, la calidad de sonido no es la misma. Por tanto, estamos hablando de un aparato que ha tenido y sigue teniendo presencia en los hogares, aunque en menor medida.

Hablar de un tocadiscos es hablar de un producto vintage que recuerda al pasado, cuando tenía gran éxito entre la gente joven por ser un soporte donde poder escuchar los discos de sus grupos favoritos.

Historia del tocadiscos

Historia del tocadiscos.

El precedente del tocadiscos fue el fonógrafo, un reproductor musical inventado por Thomas Edison en 1877. Tuvo gran acogida por la sociedad, llegando hasta los hogares de las clases más pudientes.

El sistema de reproducción consistía en una aguja que era capaz de producir unas vibraciones en forma de música y que se difundían a través de la campana. Podía instalarse en espacios abiertos y ser escuchado por varias personas a la vez.

El proceso evolutivo ha permitido que se desarrollará el tocadiscos, el cual iba conectado a la electricidad y, a su vez, a unos altavoces que producían una amplificación del sonido.

Aportación vintage al hogar

Tocadiscos vintage en decoración.

Dentro de los electrodomésticos, el tocadiscos es uno de los menos comunes y que menos funcionalidad diaria contiene. Se considera un recurso de ocio, pero en realidad tiene mucho que aportar a nivel estético:

  • Se considera un recurso vintage que recuerda a épocas pasadas. Por lo tanto, estamos hablando de un principio nostálgico sobre el que se sostiene la estética del aparato.
  • Su diseño es bastante diferente al de otros electrodomésticos; incluso, contrasta enormemente con otros reproductores musicales.
  • No deja de ser un testimonio del pasado que lo tenemos en el presente. Contribuye con una estética que habla directamente de nuestra personalidad, vinculándonos con un ambiente alternativo y pop.

¿Cómo eran antiguamente?

Maleta tocadiscos.

Uno de los más comunes era el tocadiscos que estaba incorporado en una especie de radio, con un altavoz que permitía la amplificación del sonido, pero con una calidad muy baja.

Los más vendidos eran aquellos que se encontraban en una especie de caja o mueble, de forma cuadrangular y con posibilidad de llevártelo donde quisieras. Era un elemento que podía ir junto con el equipaje y dentro del maletero.

Hoy en día, no se ha querido perder la esencia de este artilugio que tantos buenos ratos proporcionó a nuestras familias y que, en la actualidad, puede volver al hogar con otra función completamente diferente.

No obstante, también los hay de creación nueva con los que puedes escuchar música en buena calidad.

Principales marcas del mercado

Tocadiscos moderno.

Aunque el tocadiscos no tiene una difusión demasiado amplia, aún sigue presente en el mercado y puedes hacerte con uno a muy buen precio. Por supuesto, no va a tener una estética antigua, pero sí un rendimiento muy moderno.

Puedes tenerlo en tu hogar y seguir reproduciendo los discos que hayas heredado de tus antepasados. Algunos ejemplos más relevantes son los siguientes:

  • Tocadiscos antiguos: muchos anticuarios siguen vendiendo este producto. La mayoría de las veces son de segunda mano, pero también se hacen hoy en día nuevos aparatos con la apariencia de un tocadiscos dentro de una maleta, como lo eran antes.
  • LENCO LS-50WD: tiene un diseño bastante sencillo y sutil, con soporte de madera y con algunas modernidades, como un puerto USB para vincularlo al ordenador. El precio ronda los 100 euros.
  • Pioneer plx 500: este es uno de los más potentes del mercado. Su diseño es bastante más contemporáneo y tiene una tonalidad muy oscura. Por supuesto, la calidad es muy alta y el precio es algo más elevado que el anterior.
  • Sony PS-HX 500: para los que son más minimalistas y no quieren un diseño demasiado llamativo. Este ejemplo es bastante sencillo por su forma y tamaño. Es bastante plano y no tiene apenas elementos decorativos que lo distingan.