El uso de las rayas para decorar

Teresa Montes · 18 marzo, 2018
Son una muy buena opción para dar otro aire a tu casa y ganar en amplitud.

Las rayas es una de las formas más clásicas en la decoración de interiores. Antiguamente, las veíamos en todo tipo de espacios ya que se integran bien en cualquier ambiente. Pero, ¿por qué se usan tanto? Pues bien, las rayas aportan un juego visual que permite agrandar el cuarto donde se ubique y dar profundidad. 

Sin duda, las rayas dan color y vitalidad a los diferentes ambientes de la casa. Son una muy buena idea para dar otro aire a tu casa y ganar en amplitud. Además, hará que la mente se encuentre más ordenada, minimizando los agobios, la ansiedad o el estrés, consiguiendo paz y tranquilidad en el hogar.

En el post de hoy os contamos todo sobre las rayas en la decoración de interiores y os dejamos algunas ideas para decorar con ellas. ¡Te encantarán!

Rayas verticales

En este caso, las rayas verticales tienen muchísimas ventajas con respecto a la decoración de interiores. En primer lugar, dan más sensación de amplitud a lo ancho. Generan un efecto óptico que beneficia el espacio donde se ubiquen ya que reflejan techos más altos y profundos.

Las rayas verticales también aportan una sensación de amplitud a lo largo. Si tienes una casa con cuartos pequeños o techos bajos, la utilización de este tipo de rayas ayudará visualmente a que se vea más grande y hará sentir cómodo a cualquier persona que se encuentre dentro.

Por otro lado, este tipo de rayas también aporta elegancia y delicadeza. Es muy común ver rayas verticales en espacios como el salón o el dormitorio, ya que dan esa ambientación típica de la nobleza inglesa.

Aparte de todos estos beneficios, otro que no se nos puede olvidar es la sensación de orden que aporta al ambiente. Según estudios de profesionales, los seres humanos nos sentimos en paz y orden ante las rayas verticales. Esto pasa ya que la geometría en decoración asume una organización mental, aportando armonía donde quiera que se ubique.

Decoración con rayas verticales en dormitorio.

Rayas horizontales

Las rayas horizontales, al contrario que las verticales, acortan la altura del espacio donde se encuentren. Reducen visualmente la altura de los techos, ofreciendo un efecto empequeñecido. Por eso, recomendamos no situarlas en cuartos con dimensiones reducidas y techos no muy altos.

No obstante, si decides utilizarlas que sea en pequeños lugares o como detalle. También puedes incluirlas siempre y cuando sean rayas delgadas y las coloques en la parte central de la pared, o utilices tonos suaves.

Las rayas horizontales más anchas también aportan esa finura en los estilos más clásicos. De esta forma, se reduce la sensación de espacio ya que acerca visualmente las paredes con los muebles.

Rayas horizontales en la pared de una cocina.

Dónde incluir las rayas en decoración

Rayas en la pared

Las rayas en la pared, como ya hemos dicho, ayudan a que la estancia se vea más grande. Es uno de los grandes trucos que utilizan los diseñadores de interiores para engañar al ojo y ganar en amplitud y altura.

Si a esto, le añades que las rayas sean en tonos claros también ayudará a ganar unos centímetros de más en el espacio. Además, conseguirás que la sensación de luminosidad aumente y el ambiente se vea mucho más grande ya que generarás más perspectiva. Te recomendamos que utilices una gama en tonos azules y arena ya que se parecen a la línea del horizonte con el mar, aportando una sensación de tranquilidad. Los colores gris y beige también es otra gran idea ya que aportan serenidad en el ambiente.

No obstante, una cosa que deberás tener en cuenta es el grosor de la raya. Si escoges rayas muy anchas conseguirás el efecto contrario al deseado, y el espacio se reducirá.

Si usamos este tipo de rayas en la pared, tendremos que tener cuidado en no sobrecargarlo. Deberemos evitar los colores vibrantes y no incluir vinilos, cuadros o elementos decorativos en la pared ya que si no quedará muy saturado de complementos.

Fundas nórdicas

Las fundas nórdicas a rayas son una muy buena opción para dar otro toque a tu dormitorio. Conociendo ya las ventajas de incorporar rayas en las estancias, podemos observar que incluirlas en la habitación la hará más amplia y grande. Además, también dará sensación de orden en el cuarto.

Si optamos por la combinación de colores beige y blanco o en tonos azules, conseguiremos crear un ambiente en el que reinará la paz y el confort.

Sofás

Los sofás a rayas se están empezando a ver un montón esta temporada. Las rayas en este tipo de elementos crean estilo y producen más profundidad visual que un tapizado liso.

Decoración con rayas en los sofás.

En cuanto al color, en el mercado tienes un montón de propuestas para elegir. Si no quieres arriesgar demasiado y eres más clásico opta por colores más suaves. Si por el contrario eres más atrevido incorpora varios colores que combinen entre sí. Esta última propuesta irá genial para las habitaciones de los más pequeños.

Los sofás con rayas se pueden integrar perfectamente en la decoración global de la casa. Además, van genial con los estilos más bohos, countries o shabby chic.  Aportarán ese toque de estilo en tu casa, así que no te asustes y ¡atrévete con él!

 

Y tú, ¿te atreves a incorporar rayas en la decoración de tu casa? Sin duda, serán un acierto seguro.