Ideas para centros de mesa

Teresa Montes · 7 junio, 2018
Las alternativas más elegantes y originales para que tu mesa luzca siempre perfecta.

A todos nos gusta sorprender a nuestros invitados cuando hacemos alguna comida o cena en nuestra casa. Por eso, la decoración de la mesa se convierte en una de las cosas más importantes. Tiene que estar todo en orden para transmitir elegancia sutileza. Una gran idea es incluir centros de mesa.

Si una cosa está clara es que los detalles marcan la diferencia y en nuestra mesa no iba a ser menos. Hay muchas ideas que podemos incorporar para dar un toque especial y distinguido a nuestra estancia.

En el post de hoy, os mostramos algunas ideas para decorar vuestra mesa con centros de mesa originales que no dejarán indiferente a nadie. ¡Quédate leyendo e inspírate con nuestras propuestas!

¡Flores, queremos flores!

Las flores son uno de los recursos más utilizados para decorar centros de mesas. Dan luz, claridad y color a las estancias. Van bien en todo tipo de estilo. Solo tendremos que escoger las que más nos gusten y las que mejor combinen con los colores de nuestra casa.

Desde siempre las flores se han utilizado para decorar. Bien sea en ramilletes, sueltas o en jarrones. Para los centros de mesa, una opción que no paramos de ver esta temporada es colocarlas en un macetero bien de madera, de metal o de cristal. Combina diferentes tipos de flores y genera contrastes con la mantelería o con los platos. Si por ejemplo, tu vajilla es blanca, añade tonos en rosa, rojo o verde. Da ese punto de color y frescura a tu mesa.

Flores para un centro de mesa.

Otra idea que queda genial es hacer un ramillete, bien con flores frescas, o secas. Las atas con un cordel de yute ¡y listo! ya tienes tu ramo. Eso sí, asegúrate de cortar bien los tallos y que queden todos a la misma altura. Tenerlos desiguales dará sensación de dejadez. Como venimos diciendo, es muy importante cuidar todos los detalles.

También podemos hacer una corona de flores y bordear, por ejemplo, una vela, un jarrón o cualquier elemento decorativo que nos guste. Para ello, necesitaremos cuerda y pegamento. Hacemos la forma circular de la corona y vamos uniendo y atando. Es un poco más laborioso pero el resultado será espectacular.

Sin duda, es uno de los elementos que mejor queda para vestir una mesa. Si nos fijamos, se utilizan en todo tipo de celebraciones ya sean bodas, comuniones o eventos especiales. Lo bueno de las flores es que las podrás escoger dependiendo de la estación en la que te encuentres. Aunque requieran un cuidado más constante, el resultado final te encantará.

Da un toque romántico con velas

Las velas son otro de los elementos que más utilizamos como centro de mesa. Aportan luz a la estancia y calidez. Además, podremos escogerla dependiendo del aroma que más nos guste.

Si nuestra mesa es larga podemos optar por una vela más grande o hacer una corona de velas de diferentes anchuras y tamaños. Esta es una idea que no nos puede encantar más ya que crearemos un juego de luces perfecto para ambientar cualquier cena.

Candelabro con velas como centro de mesa.

El centro de mesa con velas, lo podremos acompañar también con pétalos, piedras o cortezas de árbol. Otra opción es incorporar candelabros de metal y ponerlos en el centro. Esta es una idea más rústica y clásica, pero que también dará mucha personalidad a nuestra mesa. No obstante, podremos incluir cualquier cosa que se nos ocurra junto a las velas. Échale imaginación y consigue una mesa original.

Nos encanta la madera para centros de mesa

Como sabemos, la madera es sinónimo de calidez. En una mesa, conseguir esto es muy importante. Por eso, incluir ciertos elementos de madera añadirán ese plus extra en tus comidas y cenas.

Una idea que no paramos de ver en revistas de decoración, es poner troncos de madera como centro. Escoge uno que sea bastante grueso y pon sobre él velas, flores o algún jarrón bonito.

Centro de mesa de madera.

Este tipo de detalles van genial en ambientes rústicos y dará un aspecto otoñal/invernal a la estancia. Es una alternativa muy simple y sencilla. Incluso puedes hacerlo tu mismo, cogiendo un tronco que te guste, lijándolo y barnizándolo. A parte de resultar elegante, te saldrá muy económico.

El broche final: bandejas y cuencos

Seguro que hemos visto en muchas ocasiones incorporar bandejas bonitas o cuencos de cristal que funcionen como centro. Ambos son una opción muy socorrida a la hora de decorar nuestra mesa.

En ellos podemos poner todo lo que se nos ocurra, desde flores, piedrecitas, arena e incluso corchos de botellas. Aprovecha el cristal para incluir todo lo que se te ocurra.

Bandeja de centro de mesa.

Si decidimos poner un camino, podremos incluir varios cuencos o fuentes a lo largo de la mesa. Todo dependerá de lo llamativa y recargada que la queramos poner.

 

¿Te animas a crear tu propio centro de mesa? Sorprende a tus comensales con una decoración elegante y atractiva.