Scandifornian: la tendencia deco que nos ha vuelto locos

Mónica Heras Berigüete·
¿Conoces el scandifornian? Es un estilo deco que combina la sencillez de los nórdicos, con la alegría californiana. Nos tiene enamorados.
 

Si hay algo que nos gusta, es la mezcla de tendencias y, en esta ocasión, la combinación no puede ser más apetecible. ¿Qué te parece poner una pizca del ambiente californiano con su espíritu libre y relajado y otro poco de la paz y la sencillez que transmite la decoración nórdica? El resultado se llama scandifornian, un nuevo estilo que llegó para quedarse.

Somos fans de las fusiones

scandifornian
Imagen: pinterest.es

El mix de estilos no es nada nuevo. Si hacemos memoria, recordaremos que, hace algunas temporadas, hablábamos del japandi, esa fusión tan apetecible entre la elegancia japonesa y el estilo escandinavo.

Esta vez hemos ido un paso más allá. La decoración nórdica sigue estando en el top aunque, ahora, se suma a otra tendencia para poner un punto de frescura a la decoración del hogar.

Lo más destacable de esta combinación tan inesperada es el logro del equilibrio perfecto que da como resultado espacios con un cierto gusto vintage, pero llenos de luminosidad y orden.

El minimalismo escandinavo se vuelve un poco más atrevido gracias a las notas bohemias que llegan desde California.

 

Estas son las claves del estilo scandifornian

Habitación del bebé scandifornian
Imagen: pinterest.es

Los interiores scandifornian suelen ser espacios diáfanos decorados con objetos bohemios y con ciertos aires de los años 70.

Toma nota porque te vamos a decir cuáles son los elementos principales para definir esta tendencia deco.

Pasión por el color blanco

No te olvides de que este estilo combina el deseo de atrapar la luz que tienen los nórdicos con los días radiantes y llenos de sol que predominan en Los Ángeles. De ahí que el blanco sea el color que los une: impoluto, sempiterno y lleno de posibilidades.

Es, sin dudas, el perfecto telón de fondo sobre el cual ir añadiendo materiales naturales y tonos tierra. El beige, el marrón, el bermellón y el naranja son algunos de los colores que completan el estilo.

La madera clara, un aliado imprescindible del scandifornian

Se le conoce como blonde wood y es ese tono de la madera parecido a la miel, suave, natural y lleno de calidez. 

Lo podemos ver en los suelos, en los muebles e, incluso, en algunas paredes. Nos enamora por lo amable que es con otros elementos y lo bien que le sienta a cualquier ambiente.

 

Líneas sencillas y minimalistas para una decoración scandifornian 

Mezcla de estilos californiano y escandinavo
Imagen: pinterest.es

Si deseamos un toque scandifornian en el hogar, lo primero que debemos borrar de la mente es que bohemio es sinónimo de recargado.

Aquí, prima el minimalismo pero no creas que, por eso, la decoración será aburrida y sin personalidad. Este estilo nos propone que juguemos con las texturas: con la piedra,  la cerámica, el mimbre, el algodón en los textiles, el lino o el corcho, uno de los materiales que está revolucionando el interiorismo. 

De esta forma, lograremos un extra de calidez y podremos poner ese punto personal a cada una de las estancias del hogar.

Vintage de inspiración Mid Century

¿Conoces los principios de la decoración Mid Century? Aunque en el artículo que te dejamos en el enlace hablamos en profundidad de él, queremos remarcar que la sencillez y la funcionalidad son el leit motiv de este estilo que surgió allá por 1950, fruto de un crecimiento industrial y del auge de la tecnología. ¿Has visto la serie Mad Man? Pues es la representación más fidedigna que puedes tener.

 

Si hablamos de incluirla en la decoración nórdica, el objetivo es rescatar piezas del pasado e incorporarlas a la decoración dándoles todo el protagonismo.

Texturas naturales

Los aliados eco-friendly de esta tendencia son el bambú, el sisal, el yute, el mimbre y el ratán porque le sientan genial a la madera y al color blanco. Con ellos, tendrás una apuesta segura.

¿Te gusta el estilo scandifornian? Si te somos honestos a nosotros nos encanta, es tan acogedor, limpio y con ese punto sofisticado que llega directo de la segunda mitad del siglo XX que no podemos resistirnos. 

Imagen principal: pinterest.es