Crea tu propia terraza con palés

Yamila Papa · 22 junio, 2018
Los palés son un elemento decorativo que está muy de moda hoy en día, esto es porque son fáciles de manejar y puedes hacerlo tú mismo.

¿Quién dice que para disfrutar de los espacios exteriores este verano hay que gastar mucho dinero? En el siguiente artículo te damos algunos consejos para que puedas crear tu propia terraza con palés. ¡Serás más que original!

Cómo decorar una terraza con palés

Con la llegada de los días cálidos y agradables queremos quitarnos el frío y salir a tomar un poco de sol. ¡Nuestros huesos y piel lo piden a gritos! Y es allí cuando nos damos cuenta de que nuestro balcón, jardín o terraza está hecho un lío.

Antes de invitar amigos a disfrutar de unas cervezas o unos batidos naturales, tenemos que ponernos manos a la obra y mejorar ese ambiente del hogar. Cuando buscas precios de muebles te das cuenta de que… ¡Se requiere demasiado dinero!

Pero más allá de preocuparte o angustiarte, puedes encontrar una solución más asequible y que además puede servir como una terapia: armar una terraza con palés. Sí, así como lo estás leyendo. Es más fácil de lo que crees y el resultado puede ser más que original y bonito. Algunas ideas son:

1. Bancos de palés

Conquista a tus invitados y disfruta de un lugar cómodo al aire libre reciclando palés. Recuerda lijar bien las tablas para evitar daños en la ropa o en la piel. Y por supuesto, siempre puedes recurrir a los cojines de colores no solo para decorar sino también para ‘tapar’ alguna imperfección en la construcción.

Sofá de palés.

Se pueden hacer todo tipo de bancos con palés: para una sola persona o para varias, con respaldo, con apoyabrazos, similar a un sofá… Todo depende de tus gustos, del espacio disponible y de cuántos invitados tengas en cada reunión.

2. Mesas de palés

Puede ser tan fácil como lijar bien un palé, pintarlo del color que más te guste (con pintura resistente al exterior) y disfrutar de un almuerzo todos sentados sobre cojines alrededor de la mesa. O bien puedes optar por un diseño más elaborado, de cierta altura y comodidades.

Mesa de palés.

Las mesas de palés se pueden realizar en diferentes tamaños y formas, según si quieres que sirvan para apoyar platos de un típico ‘pica pica’ o para sentarse a cenar como si estuviésemos en el restaurante más elegante de la ciudad. Incluso puedes aprovechar la base de una mesa antigua y remodelarla usando tablas de madera.

3. Macetas de palés

Dentro de una terraza la decoración también es fundamental para crear un ambiente único, agradable, acogedor y digno de admirar. Las flores y plantas pueden ser de mucha ayuda y por supuesto los palés también, ya que hay cientos de formas de crear macetas con ellos.

Macetas de palés.

La más ‘tradicional’ es colgar un palé de la pared y usar las tablas para apoyar macetas individuales. Para que quede más bonito, puedes colocar unas luces… ¡Así también se lucirán por las noches! Otra opción es utilizar las maderas para crear maceteros y disponerlos en diferentes sectores del balcón o la terraza.

4. Camas de palés

¿A quién no le gusta echarse en el balcón o terraza a leer, tomar sol, oír música, charlar con nuestra pareja, mirar una serie o dormir una siesta? No puede faltar entonces una cama o sofá bien cómodo.

Y lo mejor de todo es que se puede construir fácilmente con palés y cojines o un colchón. Ten en cuenta la medida que necesitas para estar cómodo y si lo deseas, compartir con alguien más. Consigue al menos cuatro palés para hacer una cama ‘king size’ y no olvides lijarlos bien.

Luego píntalos y arma dos filas bien pegadas entre sí. Solo queda colocar un elemento bien mullido que oficie de colchón… ¡Y listo! Pasa horas y horas en tu cama de palés durante el verano.

5. Hamacas de palés

Finalmente, una opción de terraza con palés para los más ‘manitas’ de la familia. Similar a un sofá o una cama pequeña, la hamaca debe estar bien sujeta desde el techo y ser lo suficientemente resistente como para soportar el peso de una o más personas.

Hamaca de palés.

Hay algunos diseños que son más básicos y que solo ‘permiten’ que los usuarios se sienten y se columpien lentamente. Pero existen otras opciones más avanzadas donde te puedes acostar y mecerte como si estuvieses en una cuna. ¡Tú decides!