Decora frascos con luces navideñas

Sonia Budner · 30 noviembre, 2018
¿Quieres decorar tu casa esta Navidad con objetos originales? Entonces coge papel y bolígrafo y toma nota.

Hemos encontrado la manera de usar esas preciosas luces navideñas sin tener que esperar a diciembre. Empieza a guardar todos los frascos de cristal, jarras y botellas porque vamos a enseñarte a decorar frascos con luces, como reciclarlos y convertirlos en maravillosos accesorios decorativos que podemos usar todo el año. También son un precioso detalle como regalo.

Darán un toque precioso a cualquier rincón de la casa, en tu mesa, en tu despacho, en la habitación de los niños o a la hora de darte un relajante baño de espuma. Quedarán genial en tus veladas en el jardín o en la terraza.

Serán una elegante manera de sorprender a tu pareja en una cena romántica, a los invitados en tus fiestas y a tus vecinos colocándolas en los balcones durante la noche. Crean una atmósfera íntima, misteriosa, algo nostálgica incluso y son tendencia. ¡Manos a la obra! Hoy aprendemos a decorar frascos con luces.

Los frascos con luces

Bombilla con luces.

Podemos utilizar los frascos de cristal de las mermeladas, conservas, salsas o cualquier frasco que visualmente nos resulte atractivo. También podemos hacer una selección de diferentes frascos de cristal en cualquier tienda especializada.

Se pueden usar tarros de cristal reciclados para tus estanterías de cristal transparente, pero también de cualquier otro color porque el efecto del color del vidrio con el color de las luces dentro del frasco creará combinaciones de color asombrosas.

Podemos hacer un solo frasco grande o combinar varios de distintos tamaños. Si hacemos varios juegos de frascos con luces, una bonita idea es decorarlos por grupos usando los mismos motivos decorativos en cada grupo de frascos con luces.

Además de ser complementos decorativos actuales, económicos y muy, muy creativos y originales, contamos con la ventaja de poder usar varias técnicas para decorar frascos con luces dependiendo de nuestra habilidad, materiales de los que dispongamos o las ganas y tiempo que tengamos para ello.

Las luces: hacerlo fácil

Frasco de luces.

Si no queremos complicar mucho las cosas, lo más sencillo es hacerse con unas decorativas luces LED navideñas sin cable. Las tenemos en muchos modelos y colores. Limpiamos bien nuestros frascos de cristal, preferiblemente con alcohol para que no queden restos de ningún tipo.

Basta con introducir con mucho cuidado las luces dentro de cada frasco y decorarlos con unas bonitas lazadas hechas con cintas de pasamanería. Tenemos mucha variedad donde escoger.

Si solo va a llevar este adorno, nuestras cintas favoritas son las de organza semitransparente, que están muy de moda. Su precio no varía de las cintas de raso tradicional y pueden encontrarse fácilmente en cualquier tienda especializada. Usar este tipo de material nos permite crear lazadas bien grandes sin miedo a perder la iluminación del interior de los frascos de luces.

Este primer tipo de decoración de frascos con luces, además de requerir muy poco tiempo de preparación, nos va a permitir cambiar las lazadas o el tipo de luces cada vez que queramos y podremos reutilizar nuestros frascos para hacer motivos diferentes cada vez.

Si tenemos cables

Frasco con luces.

Si lo que queremos es utilizar luces navideñas tradicionales, de las que llevan cable, tenemos dos formas de elaborar nuestros frascos de luces. Se puede sacar el cable por la abertura del frasco de cristal, que disimularemos añadiendo algo más de decoración a nuestro frasco.

Podemos colocarle unas bonitas flores artificiales, con cuidado de que no sean de papel o algún otro elemento que tape la salida del cable.

La forma más profesional de hacer nuestros frascos de luces si tenemos cables es hacer un pequeño orificio en el mismo cristal. Para ello utilizaremos un taladro con la broca que nos permita sacar cómodamente el cable por el agujero. No es complicado y nos da un acabado perfecto.

Solo hay que tener la precaución de poner algunos pedacitos de cinta tipo esparadrapo en la zona donde vayamos a taladrar. No hay que forzar el taladro demasiado, para evitar que el cristal pueda resquebrajarse. Necesitamos unos guantes y unas gafas de protección para hacerlo. La seguridad es lo primero.

¡Y a decorar!

Frasco con luces de estrella.

Con estos sencillos pasos ya podemos empezar a crear nuestros frascos de luces navideñas para disfrutar en cualquier momento. Si además queremos darles un toque mucho más personalizado, la decoración de los frascos de cristal con pintura quedará fantástica. Puedes usar acrílicos si se te dan bien los pinceles.

También podemos usar pinturas en aerosol con esténcil, que puedes comprar o crear tú mismo. Atrévete con motivos florales, con las formas de las hojas de otoño, con motivos infantiles para tus hijos o unas lindas mariposas. ¡Todo vale!

Y si quieres darle el toque maestro de sofisticación. Aplica puntos de pintura fluorescente a tu frasco de luces. Combinarán perfectamente con las luces navideñas del interior. Deja volar tu imaginación, te encantará hacer estos frascos de luces y los usarás muchísimo. Garantizado.