3 formas de pintar tus cuadros con vinilos

Francisco · 31 agosto, 2018
Realiza tus propios cuadros con vinilos aplicando estas tres fórmulas que harán de tu hogar un espacio dinámico y original.

Decorar las paredes de una manera original puede ser muy sencillo. Si quieres hacer que tu hogar esté en la última y aplicar otros recursos, te mostramos 3 formas de pintar tus cuadros con vinilos.

Habialmente se recurre a los cuadros pictóricos (en óleo, acuarela,…) para decorar las paredes. ¿Por qué no aplicar un nuevo estilo que aporte un concepto estético innovador y muy actual? Haz que las habitaciones estén a la última.

Los vinilos se consolidan socialmente como un elemento decorativo muy atractivo. Existen múltiples formatos y diseños; además, existen empresas que pueden diseñar el vinilo según las exigencias del consumidor.

¿Qué es pintar cuadros con vinilos?

Tal y como se ha dicho anteriormente, existen diversos tipos de vinilos, tanto por su temática como por su diseño, pero también existen diferentes materiales de diseño, es decir, los vinilos pueden ser de la siguiente manera:

  • Plasmados sobre una superficie: adquisición de un vinilo con diseño realizado en fábrica (puede ser comprado en tiendas especializadas) y dispuesto sobre un lienzo o superficie adhesiva.
  • Realización de manera artesana: utilizando pinceles y pintura, se pinta un diseño original; para ello, es posible que sea necesario utilizar una plantilla.
vinilo para la cocina
Fuente: pinterest.com

Por supuesto, la segunda opción requiere mayor esfuerzo, creatividad y destreza individual. Se recomienda, en este caso, visualizar imágenes en internet, modelos ya realizados o ejercitar la mente tratando de desarrollar un diseño propio.

Realiza tu propio vinilo estampado

Una primera forma de hacer un vinilo sería acudir al mercado y contemplar el amplio conjunto de ejemplares que están a la venta. En muchas ocasiones, la temática puede ser muy común, tales como vegetales, animales, etc.

Evidentemente hay muchos tipos. Sin embargo, algunos ejemplos muy interesantes y que te recomendamos para que los apliques en tu hogar podrían ser los siguientes:

  • Si eres apasionado del cine: vinilos de Star Wars son muy demandados, de Charles Chaplin, personajes de cine antiguo o simplemente un celuloide pueden ser algunos ejemplos interesantes.
  • Un mensaje: se puede establecer un mensaje corto que pueda entrar en un cuadro de tamaño medio; algunos casos pueden ser “Home Sweet Home“, “Never Say Never“, “Have a Nice Day“, etc.
  • Espacios urbanos: el perfil de una ciudad, una calle famosa o simplemente una plaza importante, pueden ser ejemplos a tener en cuenta. Unos casos destacados y muy comunes son Time Square, el Empire State o la Torre Eiffel.
  • Banksy: un concepto muy atractivo son los graffitis del artista callejero Banksy. Se venden numerosos ejemplares en vinilo de sus obras. Quedan muy bien en diseño minimalistas o de urban style.

Pinta un vinilo

Una segunda forma de realizar un vinilo sería pintándolo tú mismo. En este caso se van a requerir una serie de utensilios propios para la pintura, tanto para su ejecución como para el soporte:

  • Soporte: puede ser tanto en lienzo como en otro tipo de papel. Se recomienda el primero por la dureza del material y por ser el prototipo semejante a los cuadros pictóricos.
  • Pintura: óleo, acrílico, acuarela, carboncillo, sanguina, etc. Son algunos de los casos que pueden utilizarse para la representación. Por supuesto, hay que asegurarse cuál es el soporte de cada uno.
  • Pinceles o lápices: son pieza clave para poder llevar a cabo la ejecución de los diseños.
  • Plantillas: estas son el elemento clave; pueden ser diseños conocidos, desconocidos (vegetales, animales, paisajes urbanos, etc.) o tú mismo puede crear la plantilla utilizando cartulina y recortando.
vinilos
Leyenda: lovevinilos.com

A continuación, simplemente habría que proceder a pintar sobre el soporte y siguiendo las pautas de la plantilla. No hay que olvidar que existe un límite en cada lado donde irá fijado un marco.

Vinilo-collage

Otra tercera manera de hacer tu propio vinilo sería mediante un sistema de plasmación combinatoria muy original: vinilo y collage. En este caso existe una libertad de representación bastante grande.

Por un lado, se puede aplicar un vinilo, ya sea comprado o pintado por nosotros mismo. Sea la temática que sea, debe quedar claro y conciso este primer paso para así proceder al siguiente.

Una vez fijado el vinilo, se puede aplicar otro vinilo diferente o simplemente recursos tales como recortes de revistas, pintar nosotros en otros soportes para combinarlo o establecer otros tipos de recursos que se nos ocurran, como plantas naturales secas por ejemplo.

En este ámbito existe una libertad muy amplia que solamente el propio diseñador, que en este caso serías tú, puede realizar desarrollando su creatividad de manera muy amplia.

La creatividad es contagiosa. Pásala.

Albert Einstein