Reciclar es cuidar el mundo: haz tus propias lámparas

30 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Hoy te traemos cuatro originales ideas para hacer tú mismo unas preciosas lámparas. Utilizaremos materiales reciclados de los que pasan muchas veces por nuestras manos durante el día.

Reciclar materiales y objetos se ha convertido en todo un gesto con el que muchas personas honran el planeta y cuidan del entorno. Porque reciclar es cuidar el mundo, y, además, genera una satisfacción fantástica cuando ves los resultados de tu trabajo. Hoy vamos con algo realmente original: cómo hacer tus propias lámparas.

El reciclaje en decoración de interiores es todo un arte. Hoy te traemos algunas ideas increíbles para fabricar tus propias lámparas. Te aseguramos que nadie diría que son producto del reciclado de objetos cuyo fin era otro completamente distinto.

Si te gusta trabajar con las manos, te encantará este artículo. Vamos a utilizar desde briks de zumo o leche hasta botellas de plástico.

Ninguno requiere herramientas especiales, y puede convertirse en una actividad divertida y de resultados asombrosos. En este primer artículo de lo que pretende ser la serie “Reciclar es cuidar el mundo”, además de reciclarlo, ¡vamos a iluminarlo!

Reciclando tetra briks: haz tus propias lámparas

Lámpara de techo hecha con tetra briks.
Lámpara de techo / facilisimo.com

Esta primera lámpara de techo nos encanta. El material que vamos a utilizar son cajas o tetra briks de zumo o leche. Las abrimos con unas tijeras hasta conseguir el cartón plano y nos aseguramos de limpiarlas cuidadosamente.

Una vez limpias y secas, cortaremos cada cartón en varias tiras. Cada tira va doblada sobre sí misma hasta formar una triángulo equilátero, dejando la parte metalizada del interior de brik a la vista.

Formaremos hexágonos, cada uno con seis de nuestros triángulos, y los uniremos por la pestaña que forma la última vuelta del triángulo.

Uniendo los hexágonos unos con otros, y sobre una base redonda (puede ser un globo), iremos formando la esfera. Una vez completada, pinchamos el globo del interior para poder retirarlo. Nos aseguraremos de dejar los huecos por donde instalar el cableado y cambiar la bombilla cuando sea necesario.

Lámpara con cucharas de plástico

Lámpara hecha con cucharas.
Lámpara cucharas / ecoinventos.com

Esta es tu lámpara ideal si eres una amante del estilo Mid Century y quieres hacer tus propias lámparas. Tan solo necesitamos un bidón de plástico de agua, vacío y limpio, un montón de cucharas de plástico desechables, un pegamento para plástico y un poco de maña.

Cortamos los mangos de las cucharas de manera que quede tan solo las formas cóncavas de cada una. Comenzando desde la parte inferior y ayudándonos del pegamento, vamos adhiriendo las cucharas al exterior del bidón de agua.

Lo haremos superponiendo unas a otras, a modo de hojas de una flor. Para rematar la parte superior de nuestro bidón, haremos un círculo con las cucharas, que en este caso van previamente pegadas unas a otras y luego a la boca del bidón de plástico.

Candelabro de techo con botellas de plástico o metal

Lámparas con latas de refrescos.
Lámparas / ideasnuevas.net

Esta es una de nuestras favoritas. Requiere materiales y técnicas muy sencillas, un poco de paciencia y algo de trabajo, pero darán a tus propias lámparas unos resultados espectaculares. Utilizaremos para este precioso candelabro de techo tantas botellas de agua o refrescos de plástico como nos sea posible.

La parte de cada botella que utilizaremos aquí es tan solo el fondo de cada una de ellas, que cortaremos y separaremos con un cúter y mucho cuidado.

Muchas de las botellas de plástico, de agua o de refrescos que desechamos cada día tienen fondos en forma de preciosas flores una vez que los separas de la botella. Realizamos cuatro agujeros en cada extremo de nuestras nuevas flores de plástico transparente. Podemos valernos para esto de un punzón.

Con hilo de nilón transparente iremos uniendo las flores, dejando algo de espacio entre ellas. De esta manera, formaremos guirnaldas completas y circulares que a su vez uniremos entre ellas. Lo haremos por capas hasta conseguir la forma y la altura deseada de nuestra lámpara.

Pantalla de lámpara forrada con anillas de refrescos

Lámparas con anillas de latas.
Lámparas / guiademanualidades.com

Otros materiales que pasan por nuestras manos casi a diario son las anillas de las latas de refrescos. Algo que parece inútil fuera de su función original, pero con las que podemos fabricar una pantalla de lámpara absolutamente original y muy llamativa.

Podemos usar una pantalla vieja de alguna lámpara de pie que tengamos por casa y haya quedado desfasada o en desuso. Retiramos la tela original de la pantalla, quedándonos tan solo con la estructura.

Ahora tomaremos cada anilla de refresco y la doblamos sobre sí misma, cubriendo la parte superior del soporte metálico de la estructura de nuestra lámpara.

Colgamos las anillas en todo el perímetro de la estructura metálica. A partir de esta primera línea de anillas metálicas haremos una segunda, ensamblando con las anillas de la primera fila ya colocadas.

Seguiremos colocando filas de anillas hasta cubrir completamente la estructura de la pantalla, pudiéndose volver a montar sin problemas sobre la lámpara original. Además del efecto metalizado que conseguimos, perfecto para cualquier ambiente de estilo industrial, esta pantalla proyecta una bellísimo patrón geométrico una vez encendida la luz.

Haz tus propias lámparas, ahora no hay excusa

Puedes elegir alguna de las ideas que te hemos dado aquí, o puedes intentarlas todas y combinarlas. Todas ellas requieren de una buena colección de elementos reciclados que puedes ir almacenando desde hoy mismo. Seguro que ahora te lo pensarás dos veces antes de desechar una anilla de refresco, un tetra brik, una cuchara o una botella de plástico.