3 percheros originales para tu dormitorio

23 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los percheros tienen la capacidad de ofrecer funcionalidad y decorativismo. La idea fundamental es alcanzar un concepto estético original.

Uno de los problemas más frecuentes en la decoración de las habitaciones es la dificultad de mantener todas nuestras pertenencias en orden. Esto se vuelve especialmente complicado cuando tenemos muchos complementos de ropa. Una forma eficaz de resolverlo sería con estos percheros originales para tu dormitorio.

El perchero es uno de los muebles del hogar más útil y práctico; su principal función es la de mantener los abrigos y complementos limpios y ordenados cuando no los usamos. No obstante, no solo es útil en los meses de invierno, sino que añade un gran atractivo visual a un espacio que a menudo se descuida.

Además, este elemento puede convertirse en un recurso decorativo muy versátil, ya que podemos usarlo como una elegante herramienta de almacenaje de abrigos o como expositor de cualquier otro complemento, al mismo tiempo que nos ayuda a descargar nuestro armario de ropa.

Los percheros transforman la decoración interior, creando espacios de vida más acogedores y bien organizados.

1. Percheros originales: un maniquí como perchero

Maniquíes de costura.

A menudo, asociamos a los maniquíes con escaparates de ropa o tiendas de bisutería; sin embargo, existen muchas maneras de usar una de estas figuras como elemento decorativo. Una forma favorita de incorporar el recurso a la decoración de nuestro hogar es utilizándolo a modo de perchero.

Los maniquíes son un elemento decorativo que aporta un matiz artístico y ecléctico inigualable. Gracias a sus originales formas, este recurso incorpora un elemento distintivo a la decoración de cualquier habitación, convirtiéndola en un espacio único.

A lo largo de la historia del diseño y de la moda, los maniquíes han ido evolucionando, dando lugar a todo un abanico de modelos y formas:

  • Uno de los maniquíes más utilizados en el mundo de la decoración es el de costura. Este modelo lo podemos encontrar casi en cualquier material, ya sea madera, piel o plástico.
  • Otra posibilidad es el que está forrado por bonitas telas, lo que nos ayuda a convertir a este elemento en un punto focal de la decoración del dormitorio.
  • A su vez, podemos incorporar a la decoración de nuestro hogar el de hierro forjado. Este recurso es perfecto para dormitorios de corte clásico, donde la elegancia y el romanticismo adquieren un especial protagonismo.

2. Reutilización de un palé

Perchero de palé a la mitad.
Perchero de palé / articulo.mercadolibre.com.mx

Teniendo en cuenta lo versátiles que son los palés de madera a la hora de hacer proyectos de bricolaje, no es de extrañar que haya tantas formas útiles para el hogar. Una idea original es la de convertirlo en un perchero personalizado.

Evidentemente, cualquier material puede ser convertido en un recurso decorativo. Por eso, es importante reciclar y darle una segunda vida a los materiales que aporten una estética determinada.

  • Se puede reutilizar un palé como perchero. Consiste en pintarlo y, a continuación, colocar algunos ganchos a diferentes alturas para abrigos, bolsos y bufandas. Puedes pintar cada tablero de un color diferente; de este modo, podrás crear infinitas combinaciones.
  • Otra forma de utilizar un palé es combinando la función de perchero con la de zapatero. Para ello, solo necesitas unir dos cajas de palés de diferentes tamaños para crear un espacio específico tanto para los complementos como para el calzado.

Dale a tu palé un diseño de arcoíris o, simplemente, aplica tus tonos favoritos

3. Percheros originales de palos de madera y cuerda

Perchero de madera y cuerda.
Perchero de madera / delikatissen.com

Si buscas la esencia minimalista y contemporánea para organizar tus complementos, la solución es un perchero de pie realizado con palos de madera. Esta tipología es un elegante recurso para habitaciones modernas, donde el orden es una prioridad.

Para llevar a cabo este fantástico proyecto, solo necesitaremos cuatro palos de madera y cuerda. Como vemos, su construcción es realmente fácil. Simplemente debemos atar los palos con la cuerda y, posteriormente, girarlos en posición de espiral para que se sostengan.

La única consideración que debemos tener sobre este perchero es que necesita extender sus patas para encontrar estabilidad. Esto implica que necesitamos un espacio lo suficientemente amplio para que no sature toda la estancia.

La simplicidad de la madera combinada con la cuerda convierten a este perchero en un modesto pero elegante elemento decorativo para el dormitorio. Es perfecto para ambientes de estilo nórdico, en los que la sencillez de los elementos adquieren un protagonismo especial.