6 consejos para colocar un columpio en la decoración del dormitorio

Yamila Papa · 10 marzo, 2019
Colocar un columpio en la decoración del dormitorio no es solo cosa de niños. Podemos rememorar nuestra infancia instalando uno que se use como mueble o, incluso, que te permita columpiarte en tus ratos libres.

¿Te gustaría tener un columpio dentro de casa? Ya sea en la habitación de los niños, como en la tuya… ¡o incluso en el salón! En el siguiente artículo te damos algunos consejos para que puedas colocar un columpio en la decoración del dormitorio. Queda muy bonito y, sobre todo, original.

Tips para colocar un columpio en el dormitorio

Quizás pienses que porque eres adulto ya no puedes divertirte como cuando eras niño… nada más lejos de la realidad. Incluso, puedes colocar un columpio como objeto decorativo y recordar esas épocas en las que pasabas horas en el parque.

Lo mejor de todo es que para colocar un columpio no necesitas muchos materiales, aunque sí ten en cuenta que no es lo mismo sujetar al techo aquel que se usará para apoyar cosas, que uno al que te subirás para columpiarte. Presta atención a los siguientes consejos.

1. En habitaciones grandes, como juego

Columpio de fibras naturales.
Columpio / isabellestyle.com

Si vives en una casa de buen tamaño y el dormitorio tiene una superficie considerable, no hay problema de colocar un columpio para usarlo como diversión. Por ejemplo: cuando regresas del trabajo y quieres distenderte un poco.

Debes tener en cuenta el espacio que necesita el columpio para no chocar con nada ni golpearte con los muebles o demás objetos.

2. En habitaciones pequeñas, mejor utilitario

Estantería a modo de balda con cuerdas colgando, a modo de columpio.

Pero en el caso de que tu vivienda no sea tan espaciosa como desearías, siempre puedes colocar un columpio como reemplazo de otro mueble. Por ejemplo: la mesilla de noche o una silla donde poner los cojines y mantas cuando te vas a dormir.

3. Al lado de la ventana o pared, como sofá

Columpio sofá en dormitorio.
Columpio sofá / pinterest.es

Esta idea de colocar un columpio puede usarse tanto para la habitación (si es grande,) como para el salón. Dale un toque original a tus ambientes con un sofá para una o dos personas, según desees, colocado contra una ventana o una pared.

Lo malo de esta idea es que no podrás columpiarte demasiado, ya que tendrás ese obstáculo detrás. Pero para disfrutar un rato de la tranquilidad, leer un libro, amamantar a tu bebé o dormir la siesta puede ser excelente.

4. Con objetos reciclados

Columpio como mesilla.
Columpio / rouzgc.com

Si quieres colocar un columpio en tu decoración y no puedes, o no deseas, gastar demasiado dinero, tienes la opción de hacerlo tú mismo con lo que tienes en casa, o conseguirlo por muy poco. Algunas personas los construyen con neumáticos, otros con maderas de palés o, incluso, con alguna tabla antigua.

5. Opciones para adultos

Hamaca a modo de columpio

Si te parece que colocar un columpio en tu habitación no es para alguien adulto o maduro, tienes otra alternativa: elegir modelos más serios, como puede ser una hamaca nido que lleva cojines en el interior y tiene una estructura cerrada.

Otra idea es que coloques una hamaca como las que se ven en las playas paradisíacas, hechas con telas o lanas de colores. Hay para acostarse o sentarse, para una o dos personas, para colgar del techo o de las paredes, etc.

6. No escatimes en sujeción

Sujeción del columpio.

Una vez que hayas elegido qué tipo de columpio quieres para tu dormitorio, el siguiente paso es instalarlo. La calidad de los materiales que compres puede marcar la diferencia entre una hamaca que se puede usar, y una que te da temor caerte (más allá del movimiento oscilante del objeto).

Por supuesto que no es lo mismo poner un columpio para sostener unos libros, que para columpiarte tus hijos o tú. Existen diferentes maneras de sujetarlo, aunque lo más recomendable es que sea desde el techo.

Se pueden comprar unos ganchos especiales para columpios y colocar con tornillos muy fuertes. Y no te olvides de conseguir una buena cuerda, que resista el peso que le quieras dar al columpio. Según el diseño, lleva una cuerda de cada lado o una sola en el centro, así tiene el equilibrio necesario.

¿Te gusta la idea de colocar un columpio en la decoración de tu dormitorio? ¿O quieres ponerlo en otro sitio de la casa? ¡Son cada vez más usados en el interior de los hogares modernos!

Y lo mejor de todo es que le dan amplitud y ligereza a los ambientes en comparación con los sofás, las sillas o las mesas de noche convencionales.