Camas con dosel para niñas

María Pilar Gimeno Landa · 17 diciembre, 2018
Decora la habitación de tu hija con un dosel para hacerla sentir como una princesa.

¿Qué niña no ha soñado en alguna ocasión con ser una princesa? Tener una habitación en tonos rosas, con cantidad de muñecas con las que poder jugar y una cama acorde con la estancia. Si quieres sorprender a tu hija, y hacer que se sienta como una princesa, un elemento que no puede faltar en el dormitorio es el dosel. A continuación te explicamos todo lo que debes saber acerca del dosel para niñas.

Los doseles cambian por completo la imagen del dormitorio. Con tan solo instalar uno de ellos, el dormitorio se transforma y ofrece una imagen lujosa, romántica y muy especial. Lo más adecuado es que el resto de la habitación vaya acorde con este elemento, de este modo hay armonía en toda la estancia y el resultado es mucho más estético.

Acompaña el dosel con cojines, colcha, edredón y cortinas. Es decir, viste toda la habitación para que el dosel no sea el único elemento que llame la atención. Pese a ello, según el efecto que queramos conseguir, lo más apropiado será que el dosel sea el más visible de toda la decoración. De este modo, conseguiremos darle protagonismo y que sea el rey de la estancia.

Aspectos a tener en cuenta antes de instalar el dosel

Dosel rosa.
Dosel rosa / pinterest.es

Lo primero que debes tener en cuenta antes de instalar un dosel es cuáles son las medidas que debe tener. Para ello, debes medir las dimensiones de la cama y la altura del techo. Ten en cuenta también el espacio que queda libre alrededor de la cama para saber que volumen puede tener el dosel.

Una vez que hayas realizado todas las medidas, ya puedes comprar el modelo que desees. Si la cama no está pegada a la pared, puedes optar por un modelo de dosel con laterales desplegables para que esté la opción de que la cama quede parcialmente cubierta.

Si el techo es alto, una buena elección será un dosel circular. Ocupan bastante espacio, pero son muy estéticos y cambian totalmente la imagen del dormitorio.

Además, puedes comprar accesorios tales como lazos, cuerdas o telas para poder recoger el dosel de una forma más estética y que siga adornando la estancia.

Consejos para decorar una cama con dosel

Dosel blanco.
Dosel blanco / padres.facilisimo.com

El dosel es un elemento claramente decorativo que está llamado a ser el protagonista de la habitación. Para colocarlo correctamente, hay que tener en cuenta una serie de aspectos.

A continuación te damos una serie de consejos para que no cometas ningún error y tu dosel luzca lo máximo posible y, al mismo tiempo, no sea una molestia en tu día a día.

No coloques ningún objeto cerca del dosel

La mejor forma de que el dosel sea el protagonista de la estancia es que no quede oculto por ningún otro objeto. Es por ello que te recomendamos que guardes un margen a su alrededor y no coloques objetos muy próximos. Intenta que el cabecero de la cama no sea muy llamativo y que los cuadros estén a cierta distancia. De lo contrario, lo único que conseguirás será un ambiente recargado.

Elige un dosel semitransparente y voluminoso

Dosel cuadrado.
Dosel cuadrado / pinterest.es

En las tiendas de decoración puedes encontrar varios tipos de doseles. Nuestro consejo es que elijas aquellos cuya tela sea semitransparente y voluminosa. De este modo, a la hora de desplegarlo, será mucho más agradable estar en su interior y no habrá esa sensación de encerramiento.

Además, hay que tener en cuenta que el dosel va a estar recogido, o semirecogido, la mayor parte del tiempo. Lo más adecuado es optar por una tela voluminosa. El efecto será mucho más vistoso porque ocupará más espacio en la pared y será más estético.

Debes pensar que se trata de un dosel para una habitación infantil. Es inevitable que los niños jueguen con él, lo estiren, extiendan y recojan, y hasta que se cuelguen… Lo mejor será que compres uno que esté fabricado en una tela resistente y de calidad. Aunque el desembolso de dinero sea mayor, está claro que merece la pena.

Busca siempre la comodidad

En muchas ocasiones, vemos algún objeto en cualquier tienda y tenemos la necesidad de comprarlo. Antes de hacerlo, debes pensar en si además de tratarse de algo bonito, es cómodo. De nada sirve tener una habitación con una imagen propia de cualquier revista de decoración si después no es cómoda para el día a día.

Busca siempre el equilibrio entre confort y estética para tener un dormitorio bonito en el que tu hija pueda estudiar y descansar de forma cómoda.