¿Cómo elegir el estilo decorativo ideal para mi habitación?

Sofía Sangrador · 12 abril, 2018
Se podría decir que el dormitorio es la parte de la casa donde más vemos representada nuestra personalidad, nuestra forma de ser. Por eso, es muy importante encontrar el estilo decorativo más adecuado a nuestros gustos, características y necesidades.

Para elegir el estilo decorativo ideal para mi habitación lo primero de todo es tener en cuenta cómo es mi personalidad. En función de ello nos inclinaremos más hacia un estilo u otro.

Sin duda, elegir un solo estilo conlleva más de un quebradero de cabeza. Muchas veces nos gustan cosas tan diferentes que el resultado final es un auténtico popurrí. Por eso, siempre nos vemos obligados a desechar algunas cosas.

Cuando empieces a tantear qué estilo elegir, puedes hacer una lista con todo lo que te gusta, para ver si está todo dentro de un mismo estilo decorativo. 

Aunque no siempre se cumple esto, muchas veces los estilos se encuentran un poco asociados a nuestra personalidad. Puedes probar a hacer combinaciones entre estilos, obviamente mejor si son parecidos.

Es muy importante dar un toque personal a nuestro dormitorio, es la única manera de sentirnos realmente en casa.

Para crear esas combinaciones puedes inspirarte en catálogos (tanto en papel como en formato online) y páginas web de tiendas de decoración, y usar aplicaciones para visualizar mejor el resultado final.

A continuación, te dejamos varios estilos junto a las personalidades con las que vemos más similitudes. Obviamente esto no es algo que vaya a cuadrar en todos los casos, pero siempre viene bien a modo orientativo.

¿Eres una persona extrovertida?

Si la respuesta es sí seguro que te encanta mezclar muchos colores e incluso estilos. Tu habitación será un espacio vivo, alegre, desenfadado, dinámico y colorido. 

Para ello, quizás haya algunos estilos en los que puedas inspirarte, como el bohemio, el hippie o estilos más contemporáneos, como el pop. Recuerda que puedes combinarlos con un poco de criterio y buen gusto.

Si optas por el estilo bohemio o hippie es importante jugar con los textiles: en alfombras, cortinas, cojines… También puedes colocar una guirnalda de luces.

En cuanto al estilo pop, no olvides los estampados gráficos y el plástico como  material protagonista. Puedes inspirarte en el mundo del cómic o de la publicidad.

Dormitorio de colores vivos.

Para los viajeros y aventureros

Además de colgar en tu pared las típicas fotos de todos tus viajes, verás que hay muchas otras maneras de plasmar ese espíritu viajero en tu dormitorio. O también puedes decorar con mapas, en cualquier formato. Por ejemplo puedes colocar un mapamundi y señalar con chinchetas todos los lugares que has visitado.

Por otro lado, siempre puedes optar por una decoración étnica.  En esta tendencia, cada objeto, tela o mueble deberá formar parte de la artesanía propia de algún lugar. Lo más importante es esa mezcla de culturas. Así, conseguirás ambientes muy ricos y coloridos. Lo natural es la verdadera esencia de este tipo de decoración.

Otra opción es el estilo ecléctico, donde también se mezclan objetos y muebles  diversos. Tienes que reunir varias tendencias en una misma habitación, sin que el resultado final sea caótico.

Por último, si quieres dar un carácter más exótico, es fundamental colocar estatuas de divinidades hindúes, baúles, fibras naturales, lámparas de cristales de muchos colores, motivos animales, textiles variados… además de muchas plantas.

Cabecero de palés con un mapamundi para dormitorio.

Elegancia ante todo

En este caso, lo que estás buscando es un dormitorio sofisticado, elegante y simétrico. Para ello, una opción es el estilo clásico. Te aconsejamos que uses textiles bastante pesados y ricos y que la madera sea el principal material utilizado. También puedes plantearte usar papel para las paredes y dar importancia a los detalles florales.

Una variante del estilo clásico es el estilo colonial. En él, es indispensable decorar con objetos como candelabros, baúles o lámparas de forja. Para complementar escoge textiles y materiales naturales.

El estilo romántico también puede ser una buena opción. Predominarán los patrones florales, los muebles acolchados o tapizados, paredes con papel pintado y tonos claros, como los pastel.

También puedes basarte en el estilo Shabby Chic, que consiste en dar apariencia clásica y más moderna a muebles y objetos desgastados y envejecidos. Los colores claros y neutros son básicos, al igual que materiales como la madera y el hierro. Es frecuente que los muebles estén tratados con la técnica del decapado.

Dormitorio clásico.

¿Eres de los que huyen de los excesos?

Si eres una persona metódica y ordenada sin duda querrás una habitación simétrica y equilibrada. Buscas un espacio donde estar tranquilo.

Por ejemplo puedes basarte en las pautas del minimalismo, aunque todo se resume en la siguiente frase: menos es más. Recuerda escoger colores planos y muebles muy sencillos, con líneas rectas. Aunque puedes decorar las paredes, mejor que no sea en exceso.

Otra opción a tener en cuenta sería el estilo oriental. Tu habitación transmitirá mucha tranquilidad. Además de poner pocos muebles, estos tienen que ser bajitos, preferiblemente hechos con materiales totalmente naturales.

Dormitorio minimalista.

Para los partidarios de la tendencia natural

Cada vez hay más personas preocupadas por la preservación del medio ambiente. Por eso, para ser más ecológicos, muchos intentan tener pequeños rincones verdes dentro de casa, ya sea en forma de mini jardines o pequeños huertos.

En relación con todo esto están los que buscan muebles y objetos hechos con materiales naturales, como madera, corcho, lana, cristal o fibras (bambú, ratán…).

También puedes elegir estampados vegetales, además de colocar plantas, a modo decorativo pero también por las ventajas que esto conlleva para nuestra salud.

Por tanto, en este tipo de dormitorios hay que potenciar la luz natural, también hay que escoger colores claritos y colocar muchas plantas, con ellas podemos crear bonitas combinaciones. Si te gusta el estilo nórdico puedes basarte un poco en sus pautas.

Dormitorio con materiales naturales.

Conclusión

Esperamos que este breve recorrido por los principales estilos decorativos te haya servido de inspiración. Es muy importante tener en cuenta la edad de la persona que va a ocupar la habitación y cómo es el estilo decorativo del resto de la casa. También debemos pensar en el espacio disponible, para aprovecharlo al máximo, sin crear una atmósfera recargada y agobiante. Seguro que acertarás al elegir el estilo decorativo ideal para mi habitación.