¿Cómo hacer para que tu dormitorio no sea hortera?

Francisco · 8 noviembre, 2018
Es posible que estés viviendo en una casa donde el dormitorio es hortera. Cambia rotundamente y elige un estilo que se ajuste a tu personalidad.

Es posible que creas que tu casa está a la última moda, que has conseguido hacer un dormitorio elegante y formal, pero con el paso del tiempo te das cuenta de que es vulgar y ordinario. Por eso, ¿cómo hacer para que tu dormitorio no sea hortera?

Mucha gente acude a interioristas para que les decoren la casa. De esta manera, se consigue un buen resultado; sin embargo, no todo el mundo puede permitirse un decorador especializado y con formación en este campo.

Así, no queda más remedio que decorar la casa uno mismo. El resultado puede ser bueno igualmente, pero hay que tener ciertas nociones para que no se caiga en banalidades ni errores.

Decoración hortera de tu casa

Dormitorio con colores horteras.

Existen numerosos errores en los hogares que generan falta de armonía y descompensación de los recursos empleados, sin que se llegue a un diálogo adecuado entre la decoración.

Así ocurre cuando se tiene un dormitorio hortera. Se piensa que están bien distribuidos los muebles, que los colores son los adecuados y que los materiales escogidos son los mejores; en cambio, existe una clara dicotomía entre los recursos decorativos.

¿A qué se debe este problema? A la falta de experiencia en el mundo del interiorismo, a que se necesita formarse y ver en internet, revistas y tiendas otros dormitorios para conseguir inspiración; pero también se debe a la falta de estética.

– No hagas de tu casa una horterada de lugar y presume de decoración.-

Cómo saber si tu dormitorio es hortera

Hay ciertos rasgos que demuestran que un dormitorio es hortera. Para saberlo hay que atender a distintos aspectos de organización, colores, diseños, formatos, etc.

Dormitorio con diferentes estampados.

  • Los colores desentonan. Hay ocasiones en que se combinan tonos como el rosa y el verde, o se abusa mucho de un color como el amarillo, o simplemente se han juntado mucho colores y cada cual más intenso.
  • Desproporción de los muebles: no se ajustan correctamente al lugar y se produce un desorden de la forma y del conjunto.
  • Diseño aparentemente pasado de moda o que no encaja bien con los colores o el lugar. Por ejemplo, no pueden ponerse muebles clásicos con unas paredes rosas.
  • Abusar de motivos temáticos: si se utilizan estampados o diseños pictóricos en las paredes o a través de cuadros, es mejor no abusar en exceso. Por ejemplo, no llenar una pared solo de corazones, puede resultar muy empalagoso.

Pasos para lograr la armonía del dormitorio

Para no caer en una decoración ordinaria y vulgar, hay que tener en cuenta una serie de pasos antes de llevar a cabo la decoración. Solo así se conseguirá la armonía del conjunto.

  • No recargar el espacio: no es necesario hacer un recargamiento de recursos decorativos por la habitación; así solo se establece tensión interior y falta de diálogo.
  • Escoge la decoración de manera sensata: si se desea aplicar una temática al lugar, donde los colores y las formas juegan un papel primordial, es preferible escoger tan solo aquellos elementos que pueden aportar algo a la habitación.
  • La importancia del color: por supuesto, que no haya una amplia cantidad de colores, donde se hayan distribuido de manera irracional. Tanto la decoración como el color de las paredes deben estar en sintonía.
  • La cama: sin duda, este mueble obtiene el mayor protagonismo del espacio; por tanto, el tamaño de la cama debe ajustarse bien a la habitación y que no sea desproporcionada; además, la colcha debe complementarse con el resto de recursos del lugar.

Busca un único estilo

Dormitorio armónico.

Básicamente, lo que hace falta en el dormitorio es aplicarle un único estilo y no varios, ya que así se unifican los contenidos del lugar de una manera simple y eficaz.

Trata de encontrar un estilo que te guste, que encaje bien con tu personalidad; así, en el caso de que se quiera cambiar algún recurso no resultará difícil. En el fondo hay que simplificar y orientar la decoración hacia un mismo destino.

Finalmente, la elección del mobiliario y los colores de las paredes serán los principales puntos sobre los que trabajar la decoración. Es a partir de ahí donde se configura el estilo que defina tu casa y tu persona.

– Hay que tener estilo y saber qué hacer con la decoración de tu hogar.-

Lava Oliva, Rocío: Interiorismo, Vértice, 2008.