Cómo pintar mesitas de noche con pintura de tiza

Yamila Papa · 27 marzo, 2019
Con pintura de tiza puedes darle una nueva vida a tus muebles, cambiar el estilo de los ambientes y disfrutar de las manualidades en casa sin demasiados materiales.

La pintura de tiza está cada vez más de moda, aunque se trate de un producto tan antiguo como la propia pintura que usamos en casa.

Su popularidad en los últimos tiempos se debe a que le da un acabado diferente y que es bastante versátil. En este artículo te contamos cómo pintar unas mesitas de noche utilizando esta pintura.

Qué saber sobre la pintura de tiza

Técnica chalk paint.

Antes que nada, es muy interesante aprender un poco sobre la pintura de tiza. Se trata de una pintura a base de tiza o yeso (sulfato de calcio), entre otros minerales. En la antigüedad, era lo que se usaba para pintar paredes y muebles, ya que solo le agregaban agua al yeso hecho polvo y lo mezclaban bien.

Si bien en la actualidad siguen con esa premisa al momento de fabricarla, lo cierto es que muchas marcas agregan acrílicos u otros aditivos para que la pintura de tiza rinda más o no se vaya con el paso del tiempo.

Sin embargo, es necesario prestar atención a la composición de la pintura antes de comprarla: cuanta más cantidad de yeso tenga, más auténtico será el acabado.

Otra cuestión a tener en cuenta es que en las tiendas encontramos pinturas efecto tiza o acabado tiza que solo imitan a la original.

Es bastante fácil aplicar la pintura de tiza, y lo mejor de todo es que logra una terminación suave y rústica, perfecta para las decoraciones de ese estilo. Y no solo eso, sino que también se emplea, por ejemplo, para hacer decapados en muebles y objetos de decoración.

Se dice que la pintura de tiza es apta para cualquier superficie y material debido a su buena adherencia. Por eso se emplea tanto en madera como en piedra, cristal, metal, plástico, melamina o tela. No se recomienda para exteriores ni para ambientes como el baño o la cocina, ya que no es resistente a la humedad.

Cómo pintar unas mesitas de noche con pintura de tiza

Uso del chalk paint.

Los amantes de la decoración, el bricolaje y el DIY son adeptos a la pintura de tiza debido a que da la posibilidad de darle una nueva vida a cualquier mueble u objeto. Si quieres que tu habitación luzca algo antigua o rústica, debes pintar con ella.

Quizás tienes unas mesitas de noche algo antiguas, esas que se compran en un mercadillo o que se heredan de padres o abuelos. Tal vez, los muebles de tu habitación son algo viejos y pasados de moda. Por eso, deseas darles una nueva cara.

Puedes ofrecerle una segunda oportunidad a tus muebles, como por ejemplo a las mesitas de noche, si usas la pintura de tiza, o también conocida como chalk paint. Para ello necesitas:

  • Pincel de brocha mediana y de buena calidad (que no suelte pelo)
  • Pintura a la tiza del color que desees
  • Pintura a la tiza de color blanco
  • Lija fina
  • Cera para el acabado

Pasos a seguir para restaurar una mesita de noche

Restaurar una mesilla.

  1. Quita todo tipo de suciedad o restos de productos químicos que puedan estar pegados a las mesitas de noche. Puedes usar un cepillo, un paño seco o una esponja.
  2. En el caso de que haya áreas que deban repararse, puedes utilizar una pasta para madera. Cubre agujeros o marcas.
  3. Dale una capa de pintura de color que hayas escogido. Deja que se seque bien.
  4. Repite el proceso, pero con la pintura de tiza blanca. Rebaja un 25 % de la misma con agua.
  5. Una vez que esté bien seca, pasa por toda la superficie la lija y decapa un poco para que se note más el color de abajo.
  6. Por último, pasa una capa de cera para darle un acabado un poco más brillante y, además, para que dure más tiempo la pintura de tiza.

Lo bueno de pintar ambas mesitas de noche es que mientras una se seca, puedes ir pintando la otra. Te recomendamos que uses guantes, papel de periódico para no manchar el suelo y que abras bien las ventanas.

Siguiendo estos mismos pasos puedes pintar cualquier mueble u objeto que tengas en casa. Es muy simple, no necesitas ser un artista para lograr cosas increíbles. ¡Dale una nueva vida a tus ambientes con la pintura de tiza!