Cunas para bebé: diseños y formas

Ivana Jerman · 27 septiembre, 2018
Si estás buscando la cuna ideal para tu bebé, aquí te mostramos algunos diseños originales.

Las cunas para bebé son el principal elemento que deberás adquirir antes de traer a un pequeño al mundo. La cuna será la pequeña cama de tu niño y deberá ser cómoda, resistente y bella. Será ideal que puedas adaptar el diseño y el color de la cuna a la estética del dormitorio infantil. De esta manera estarás creando un espacio cálido y agradable para ti y tu bebé.

En la actualidad existen cada vez más diseños interesantes de cunas para bebé. Podrás encontrar cunas de distintos tamaños, alturas, formas y colores. De un solo color o con motivos infantiles. De diseños clásicos, modernos, vintage o con formas determinadas. A continuación te presentaremos algunos diseños de cunas para bebé muy novedosos.

Diseños de cunas para bebé

Te presentamos algunos diseños de cunas para bebé, sus materiales y formas que puedes elegir para el nuevo integrante de la familia.

Cuna clásica.

Cunas clásicas

Por lo general los clásicos diseños de cunas son estructuras de madera fijas y con barrotes. Este estilo de diseño es el más adquirido y buscado debido a su practicidad y sencillez. Además, este tipo de cunas son de tamaños estándar lo que te permitirá ubicarlas en espacios reducidos. Puedes encontrar cunas de madera sin pintar o ya intervenidas. Si deseas decorar tu cuna, adquiere una cuna de diseño clásico en madera, y píntala a tu gusto.

Cuna-cama

Este estilo de cunas para bebé son similares a las cunas clásicas. La diferencia es la posibilidad de transformarlas en cama una vez que tu pequeño ya haya cumplido la edad para dormir en ella. Este estilo de cunas poseen barrotes que se pueden extraer y un regulador de altura. De esta manera, podrás utilizarla por varios años hasta que tu pequeño haya crecido.

Cuna cama.

Cuna con ruedas

Existen diseños de cunas para bebé con ruedas en la base inferior. Esto te permitirá trasladar la cuna al espacio del dormitorio que desees. O incluso trasladarla a tu habitación de ser necesario alguna noche. Es sumamente importante que las ruedas de la cuna posean un tope de seguridad. Así, evitarás que la misma se desplace innecesariamente.

Cuna con dosel

Existen también diseños de cunas con dosel incorporado. Por lo general, se combinan los colores de la cuna con el dosel para darle más protagonismo y belleza estética a la cuna. El dosel deberá estar compuesto por una cortina de tejido suave, traslúcido y caída ligera. Esto ayudará a resguardar a tu bebé de luces, sonidos o temperaturas fuertes. Procura jamás cerrar la cortina en su totalidad, puede resultar peligroso.

Cuna con dosel.

Cuna con cajonera

Las cunas con cajoneras y cambiador incorporado a la estructura también son muy prácticas. Ya que estarás combinando dos muebles en uno. Te ahorrarás espacio si el dormitorio de tu bebé es de tamaño reducido, y a su vez tendrás a mano los elementos que necesites. Existen diseños de cunas con cajoneras en el extremo inferior de la misma y en la cabecera. Por lo general poseen un pequeño cambiador en la superficie de la cajonera.

Este estilo de cunas son prácticos ya que puedes almacenar todos los elementos de tu bebé. Ya sea, indumentaria, sábanas y frazadas, talcos, pañales y mucho más. Quedará realmente muy bonito si pintas la cuna de blanco y los cajones en algún tono pastel. Los colores pastel son protagonistas en las habitaciones infantiles. Además, le puedes incorporar a los cajones de la cuna, tiradores con formas infantiles.

Cuna con formas

Existen varias cunas con formas divertidas e interesantes. Puedes encontrar cunas en forma de luna, de carroza de princesa, de oso y muchas figuras más. Por lo general el diseño se centra en la cabecera y en las patas de la misma. Los colores y la superficie pintada con detalles quedará muy bonita en este mobiliario infantil.

Colores de las cunas

Como ya te hemos mencionado en los apartados anteriores, el color de la cuna será fundamental en tus espacios. Deberá combinar perfectamente con los demás elementos del dormitorio de tu bebé. Los colores más utilizados y elegidos para las cunas son: el blanco, el rosa pastel, verde pastel, celeste pastel, beige y gris claro.

Elige la cuna ideal para el más pequeño de la casa. Ahorra espacio, combina los materiales y colores y prioriza siempre, la calidad de la misma. Así, tu pequeño podrá disfrutar y descansar tranquilo en sus primeros años de vida.