El mejor cambiador para tu bebé

19 julio, 2018
Vamos a darte ideas para elegir el cambiador de tu bebé, para que optes por el que más se adapte a tus gustos, espacio de la habitación y su comodidad.

Cuando un bebé llega a la familia es necesario reestructurar el mobiliario y habilitar un espacio para las necesidades del más pequeño. Entre tanto mobiliario podemos volvernos locos. Aquí vamos a darte ideas para elegir un cambiador y que optes por el que más se adapta a tus gustos y al espacio de la habitación.

Cambiador convencional

Los cambiadores convencionales son aquellos que se han utilizado tradicionalmente. Están formados por un mueble que en la parte superior tienen un colchón o colchoneta para cambiar al bebé y en la inferior cajones.

Este tipo de cambiador es el más cómodo y amplio tanto para el bebé como para guardar cosas. El principal inconveniente es que ocupan mucho espacio y, a no ser que dispongamos de una habitación muy grande, será difícil que dispongamos de sitio suficiente. 

Cambiador de pared o esquinero

Si has empezado a amueblar la habitación de tu pequeño, seguro que has tenido problemas de espacio. La cuna, el cambiador, el armario, un sillón para darle el pecho, una estantería o cómoda… Es imposible meter todo en una habitación.

Un forma de ahorrar espacio y a la vez seguir teniendo una habitación amueblada al detalle es instalar un cambiador de pared. Este tipo de cambiadores se abren cuando se van a usar y quedan integrados en la pared cuando están cerrados. Son muy cómodos de usar y no ocupan nada de espacio, por lo que son una opción a tener en cuenta.

Si la falta de espacio no es tanta como para instalar un cambiador de pared, otra opción es instalar uno de tipo esquinero. Por lo general las esquinas suelen quedar desaprovechadas y de este modo se logra darles utilidad. 

Son cambiadores convencionales, pero fabricados en esquina. En la parte inferior cuentan con baldas o cajones que resultan perfectos para guardar todo lo necesario para cambiar al bebé.  Son una buena opción para cambiar cómodamente el pañal al bebé y aprovechar la estancia al máximo.

Cunas multifuncionales

Cada vez está más de moda el mobiliario multifuncional. Este tipo de muebles son perfectos para optimizar el espacio y poder disponer de todo lo necesario para el cuidado del bebé.

En la actualidad, muchas de las cunas multifuncionales que se encuentran en el mercado disponen también de cambiador. Es una manera muy cómoda de disponer de dos elementos integrados en uno. Además, estas cunas suelen tener cajones que harán que podamos guardar cerca todo lo necesario para cambiar al bebé.

Si estás interesado por este tipo de cunas, debes saber que hay algunas que cuentan hasta con cinco funciones diferentes. Una gran forma de aprovechar el espacio y de poder tener todos los elementos necesarios.

Cuna convertible de El Corte Inglés.
Cuna convertible / elcorteingles.es

Bañera cambiador

Las bañeras cambiador son otro ejemplo de muebles multifuncionales. En este caso, es un mismo mueble que combina las funciones de bañera y de cambiador.

Se pueden diferenciar varios tipos, desde un mueble que cuenta con las dos funciones hasta un cambiador portátil que se instala en la bañera de casa. Dependiendo de las necesidades, uso o comodidad serán más apropiadas unas u otras.

Dentro de este tipo de cambiadores hay una gran variedad de precios. Los que están integrados en un mueble son los más caros. En cambio, los que se montan sobre la bañera, por su estructura sencilla, tienen un precio más económico.

Cambiador con patas plegables y cambiador hinchable

Si sois una familia muy viajera, vuestra mejor opción es un cambiador con patas o un cambiador hinchable.  Si vas a estar de un lado para otro esta es la opción más cómoda porque se monta fácilmente y no ocupa espacio.

Los cambiadores hinchables están fabricados en plástico y se llenan de aire a través de una válvula. No ocupan nada de espacio y se hinchan fácilmente por lo que son los perfectos compañeros de viaje. Además, se limpian solo con pasar una toalla. La principal desventaja es que no son tan estables como un cambiador convencional, por lo que no lo recomendamos para uso diario.

Los cambiadores con patas plegables son otra buena opción. Se transportan en cualquier sitio y con solo desplegar las patas se puede hacer uso de ellos. Son muy estables y cómodos y están disponibles en varios tamaños dependiendo del tamaño del bebé.

Este tipo de cambiadores puede ser usado hasta en un baño público. Aunque cada vez más baños incorporan cambiadores, todavía son muchos los que no tienen este servicio.

Te puede gustar