Habitación para el bebé: todo lo que debes incluir

Ivana Jerman 20 agosto, 2018
¿Tienes un niño en camino y no sabes cómo decorar su habitación? Presta atención a estos consejos e ideas para recibir a tu nuevo miembro de la familia.

Un nuevo miembro de la familia en camino revoluciona todos los aspectos dentro de una casa. Deberás tener en cuenta los colores a combinar, los materiales, la distribución de los muebles, la limpieza, la iluminación y por supuesto, la comodidad, en el momento de decorar la habitación para el bebé.

Tú y tu bebé deberán tener un espacio cómodo, cálido y confortable en todos sus aspectos. Por eso te contamos todo lo que debes incluir en la habitación para el bebé. Estos consejos te servirán si tienes tu primer niño en camino o si quieres remodelar la habitación de tu hijo ya nacido. Lo ideal es ir preparando el dormitorio antes de su llegada. 

Pinta con tonos claros

Los tonos claros y los pasteles son fundamentales y los más clásicos para la habitación para el bebé. Las paredes y muebles blancos proporcionarán más luminosidad al espacio. Además podrás combinar luego con los accesorios y darle un detalle colorido a la totalidad del dormitorio. Los tonos más utilizados son los pasteles como el rosa, el celeste, el verde y el amarillo.

habitación de bebé con mecedora

Puedes optar también por incorporar en una sola pared de la habitación un bello papel tapiz con patrones infantiles. Las nubes y los animales son una alternativa ideal para los más pequeños.

Cuando procedas a pintar la habitación ten cuidado con la pintura que utilices. Procura que sea una pintura no tóxica, especial para habitaciones infantiles. 

Cuna ideal en la habitación para el bebé

Existen infinitas variedades de cunas para bebés, de distintos tamaños, materiales, formas y colores. Lo más importante es que la cuna deberá ser cómoda, resistente y segura. Puedes optar por incorporar una cuna fija, con ruedas, o simplemente un bello moisés para el recién nacido. Existen cunas de mimbre, de madera o cunas evolutivas.

Las cunas evolutivas son, como lo indica la palabra, cunas que acompañan a la evolución y crecimiento del bebé. Puede regularse su altura y bajar la barra protectora para transformarla en una pequeña cama para cuando tu niño sea mayor.

Elige el rincón adecuado para ubicar la cuna. No deberá estar muy próximo a las ventanas o a corrientes de aire muy fuertes. No ubiques la cuna debajo de ventiladores o aires acondicionados, esto podrá afectar a la respiración del pequeño y puede ser peligroso.

Tampoco ubiques la cuna debajo de estanterías con elementos que podrían caerse y golpear al niño.

Incorpora muebles prácticos y seguros

Elige un bello cambiador

El cambiador, por ejemplo es un mueble muy práctico para vestir y cambiar a tu bebé. Por lo general, los cambiadores poseen un sistema de almacenamiento para guardar todos los elementos que necesitarás al momento de cambiar a tu hijo. Deberán ser muebles compactos, de superficies lisas y esquinas redondeadas. Evita todo tipo de muebles con esquinas puntiagudas.

Cuna convertible de El Corte Inglés.
Cuna convertible / elcorteingles.es

Añade una mesa con sillas

La pequeña mesa infantil con sus respectivas sillas es una opción muy bonita que no puede faltar en la habitación para el bebé. Si bien el pequeño no las utilizará en sus primeros meses de vida, será una gran alternativa para comenzar a realizar sus primeros garabatos cuando sea mayor.

También recuerda y ten cuidado: no adquieras mesas y sillas con esquinas puntiagudas. Por lo general, todos los muebles destinados para los niños o bebés, están diseñados con esquinas redondeadas. Al momento de elegirlos, presta especial atención a las esquinas.

Textiles suaves y coloridos

Los tejidos son los elementos más presente en todas las habitaciones. Para decorar la habitación para el bebé deberás incorporar tejidos suaves, en tonos claros y colores pastel. Incorpora frazadas y alfombras bien suaves y mullidas. 

Cojines

Puedes colocar en la cuna del bebé varios cojines pequeños y suaves. Algunos rectangulares y otros con figuras. Acompáñalos con peluches y bellos animales mullidos. También puedes colocar un chato cojín en el suelo creando un espacio de juego para tu bebé. Incorpora también algunos cojines de menor tamaño y varios muñecos.

Sacos de tela

Los sacos de tela son ideales para colgar en el espacio o poner en el suelo. Podrás almacenar los juguetes de tu bebé.

Móviles colgantes, no podrán faltar

Los móviles colgantes son objetos muy importantes que deben estar presentes en la habitación del bebé. Los hay de varias formas, tamaños y materiales. Puedes colgar un móvil en el techo de la habitación o en la cuna de tu niño.

Algunos móviles poseen melodías tranquilas para que tu bebé escuche y duerma placenteramente. Otros poseen distintos materiales y formas que cuelgan que ayudarán a incentivar su estimulación sensorial de a poco. Puedes también colgar algunos móviles en otros rincones del dormitorio donde pases tiempo con tu niño.

Decorar la habitación de bebé no es una tarea sencilla. Los bebés son extremadamente sensibles a los ruidos, el polvo y los objetos duros. Por eso, deberás tomar las precauciones necesarias y analizar el espacio y los objetos al momento de decorar este espacio tan especial para el nuevo integrante de la familia.

Te puede gustar