¿Cómo decorar el dormitorio principal?

Este artículo ha sido escrito y verificado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Quieres cambiar la imagen de tu dormitorio principal? Muebles, colores, telas y complementos te ayudarán a conseguirlo. ¡Ánimo!
 

Al decorar el dormitorio principal deberás tener en cuenta que todo influye a la hora de crear un ambiente envolvente y relajante que te ayude a conciliar el sueño.

Por ese motivo, es imprescindible que, antes de poner manos a la obra, determines cómo vas a distribuir la habitación, qué muebles utilizarás y qué colores eligirás, entre otros factores.

Decorar el dormitorio principal, lo que debes saber

Seguro que, al principio, te surgirán un montón de preguntas, pero no te preocupes porque a continuación encontrarás algunos consejos que pueden sacarte de dudas.

¿Cómo lo distribuyo?

Cama con canapé en forma de cajones.

La cama es la pieza principal sobre la que gira toda la decoración de esta estancia. Sin embargo, antes de lanzarte a su compra, calcula el espacio que te quedará para colocar el resto del mobiliario.

Si el dormitorio es grande, puedes añadir una banqueta a los pies de la cama para utilizarla como descalzadora o, también, un bonito baúl para guardar sábanas, mantas…

En cuanto a la orientación, procura situar el cabecero a un lado de la ventana, nunca detrás ni de frente; de esta forma, la luz no te molestará y la energía de la habitación fluirá mejor.

 

Dormitorio principal con colores suaves

Dormitorio con tonos amarillos.

El color es fundamental en la decoración del dormitorio principal; su elección debe estar al servicio del descanso. Así que, a la hora de pintar las paredes, elige tonos claros, suaves y cálidos.

¿Por qué no un beige, un crema, un amarillo pajizo o, incluso, si eres más atrevida, un salmón? También, resultan envolventes los grises cálidos, los verdes agua y los turquesas. ¡Prueba el que más te guste!

Elegir el cabecero

Cabecero de forja.
Cabecero de forja / lauraashley.es

Puedes elegirlo alto y recto, aunque te recomendamos no abusar de la altura (intenta no sobrepasar los 130 cm). También, es buena idea forrarlo con cuero o con telas coordinadas con las cortinas.

Si prefieres una opción más atemporal, un clásico cabecero de rejilla o de madera lacada dará, además, un toque vintage. ¿Quieres más opciones? Elige un cabecero de pocos centímetros integrado en un mueble modular con mesillas incluidas.

Otra alternativa son los cabeceros multifuncionales. Por ejemplo, una hornacina en la pared sobre la cama puede servirte de estantería, además de delimitar la zona de descanso.

 

Otra posibilidad muy vistosa, si tienes espacio suficiente, es jugar con un tabique a media altura a modo de cabecero; puedes hacerlo de DM pintado o lacado. ¡Verás qué bien te quedará!

Dormitorio principal con zona de vestidor y tocador

Silla para un tocador.

El confort de un dormitorio está asegurado si cuenta con un buen armario para guardar la ropa con comodidad. Los de pared a pared son los más prácticos, sobre todo si cuentan con altillos en la parte superior.

Si tienes espacio, contempla la opción de situarlo tras un tabique para tener más intimidad. También, puedes integrarlo en el baño, si es grande. Para ello, cierra la zona de sanitarios y ducha y abre el resto a la habitación.

El tocador pondrá el toque femenino y personal a tu dormitorio. Si eliges una mesa o un buró antiguo, una silla de estilo y un espejo, crearás un rincón muy práctico y bonito.

La mejor iluminación

Aplicar el color rojo en el dormitorio
Imagen: bedroomtori.myblogika.ru

Para planificar la iluminación artificial de esta estancia hay que plantearse tres tipos básicos. Deberás tenerlos muy en cuenta para que tengas una buena visión y no haya deslumbramientos.

 

Un punto de luz en el techo es perfecto para iluminar con rapidez la habitación. Por otro lado, y para crear una atmósfera más intimista, puedes utilizar en las mesillas de noche luces indirectas, como las lámparas con pantalla o de retroiluminación con fluorescentes cálidos.

Si quieres leer sin molestar al que duerme, hay lámparas individuales con luz muy tenue a base de leds con brazos flexible. Te las recomendamos porque, además, ahorrarás en bombillas.

Luego, está la iluminación extra, como instalar luces dentro de los armarios, unas halógenas para destacar algún cuadro, la señalización en el suelo de camino al baño…

La ropa de cama más confortable

Decorar el dormitorio principal

La ropa de cama es la responsable, en gran medida, de garantizar un descanso reparador. Si combinas una funda nórdica con una colcha o un cubrecama con tonos o motivos a juego conseguirás una cama mullida y apetecible.

En cuanto a las sábanas, elígelas mejor de 100% algodón y no te olvides de otros detalles como los cojines: ponlos de diferentes tamaños y verás qué bien te quedarán.

¿Te gustan las mantas plaid? Le darán a tu cama un toque acogedor y de calidez. Piensa siempre en combinarlas con el resto de los textiles de la habitación.

 

¿Qué te parecen estas ideas? Sin lugar a dudas, al combinar estas opciones crearás un dormitorio confortable y a tu medida.